Archivo de la etiqueta: Uli Jon Roth

La música clásica en clave de rock y heavy metal.

Ya lo cantaban Barón Rojo allá por 1985: «el gran Beethoven hoy tocaría rock». Y es que la relación entre la música sinfónica, la música orquestal, con el rock y, sobre todo, el metal ha sido descrita y avalada en numerosas ocasiones. Lejos de hacer un tratado sobre ello, nos apetecía acercarnos a esas influencias a través de las recreaciones que algunos artistas de diverso pelaje han realizado a lo largo de la Historia de nuestro rollo. La lista es interminable, por cierto, en especial si nos zambullimos en el mundo del virtuosismo guitarrero.

Como de costumbre, dale al play y disfruta.

Emerson, Lake & Palmer – Nutrocker

Una de las bandas que más veces y mejor ha introducido composiciones clásicas en sus discos y directos. Como ejemplo, la actualización de «Cuadros de una exposición» del ruso Músorgski o este Nutrocker, un favorito de los conciertos que editaron como single en 1972, a su vez deudor de B. Bumble and the Stingers (quienes la grabaron diez años antes). Versión de la marcha de «El Cascanueces» (Nutcracker) de Tchaikovsky.

Mekong Delta – Pictures at an exhibition

Y como reflejo maligno de la anterior, también inspirada en Mussorgsky y sus «Cuadros en una exposición», por aquí dejamos un fragmento del trabajo de esta banda de thrash metal alemana formada en los ochenta. Aparece en su disco de 1996 del mismo título.

Cozy Powell – Over the top

Esta canción, que cierra el álbum de igual título publicado en 1979, viene firmada por el propio batería (Cozy), el teclista Don Airey y, claro, un tal Tchaikovsky. En ella se intercalan un largo solo de Airey, otro de Powell y el final fantasioso se lo ceden a una versión de la «Obertura solemne 1812» del amigo Piotr.

Dark Moor – Swan Lake

Y del mismo compositor no podía faltar una recreación de «El lago de los cisnes». Curioso que Tchaikovsky sea, junto a Beethoven, uno de los más habituales en esto del rock y el metal. Qué mejor que esta sorprendente versión que grabaron los madrileños Dark Moor para su Autumnal del 2009. La banda bucea a lo largo de su discografía en otros compositores clásicos, por cierto, como en la excelente Vivaldi’s winter.

Manfred Mann’s Earth Band – Starbird

En el álbum de 1976 The roaring silence escogen un tema del ballet El pájaro de fuego de Igor Stravinsky para este corte, Starbird. Fenomenal adaptación de unos tipos bregados en esto de las versiones.

Los Relámpagos – Danza del fuego

La banda madrileña se especializó en musicar con instrumentos modernos melodías añejas, clásicas o populares, haciendo de ello un estilo característico en mitad de la década de los sesenta. Valga esta muestra, un single que versionea Danza ritual del fuego de Manuel de Falla.

Lanny Cordola – Marriage of Figaro (sort of…)

El guitarrista Lanny Cordola, tras abandonar House of Lords, se lanzó a un álbum ecléctico y extraño en la que incluía este instrumental con un homenaje a «Las bodas de Fígaro» de Wolfgang Amadeus Mozart. El disco se tituló Electric warrior, acoustic soul y se editó en 1991.

Rage – Fugue No. 5 in D major

Arreglada por Victor Smolsky, los alemanes recrean esta pieza de Johan Sebastian Bach, un clásico habitual en las inspiraciones metaleras. Lo grabaron durante las sesiones de Soundchaser (2003) y apareció como extra en la edición japonesa.

Jethro Tull – Bourée

Ian Anderson recreó para el segundo Lp de su grupo, Stand up, de 1969, esta versión del «Bourée in E minor» de Bach. A pesar de la obvia copia u homenaje, sin duda el arreglo y la interpretación del flautista dan un toque muy personal al tema.

Sinfonity – Toccata & Fugue in Dm

Y siguiendo con el barroco de Bach, una versión de esta particular banda madrileña que presume de ser la única orquesta del mundo compuesta exclusivamente por guitarras eléctricas. La experiencia en directo es increíble.

Manowar – Sting of the bumblebee

En su álbum de 1988 Kings of metal grabaron esta versión del interludio «Flight of the bumblebee» (El vuelo del abejorro) que Rimsky-Korsakov compusiera para su ópera «El cuento del zar Saltan». La originalidad de este corte reside en que está interpretada al bajo por Joey DeMaio.

The Great Kat – Funeral March

Todo un personaje esta tipa. De formación clásica al violín se pasó a la guitarra eléctrica y dio una lección de velocidad y preciosismo en sus discos y directos. La imagen de agresividad y dominación seguramente le alejó del gran público, pero, sin duda, una bestia a las seis cuerdas. Entre sus muchas recreaciones de clásicos escogemos esta marcha sacada del disco Beethoven on speed (1990) que recrea la «Sonaba en B Menor para piano» del propio Beethoven.

Rainbow – Difficult to cure (Beethoven’s nine)

Claro, no podía faltar. Es inevitable acordarse de la recreación de Rainbow para el álbum del mismo título, allá por 1981. Sobre la partitura clásica Ritchie Blackmore, Roger Glover y Don Airey crean una canción que encaja en el imaginario sonoro roquero de la banda.

Miguel Ríos – Himno a la alegría

Para terminar el ciclo homenaje a Beethoven, de nuevo tiramos de la «novena» en esta versión de Waldo de los Ríos y Amado Regueiro que de manera preciosista cantó Miguel Ríos en su segundo disco, Despierta, de 1970. Un exitazo en Europa y Estados Unidos.

Uli Jon Roth & Sky Orchestra – Venga la primavera

Y si de relación entre «lo clásico» y «lo moderno» hablamos quién mejor que Uli Jon Roth, uno de los guitarristas que mejor ha introducido arreglos y estructuras orquestales en el rock. En 2003 editó Metamorphosis of Vivaldi’s four seasons con una orquesta de quince músicos y su guitarra como protagonista. La primera parte de este trabajo es una recreación de «Las cuatro estaciones» de Vivaldi.

Los Canarios – Ciclos

Y del mismo compositor y la misma obra, Los Canarios hicieron una asombrosa revisión en 1974. Arreglos e interpretación colocan este Ciclos en la cumbre musical progresiva de cualquier época para unos y en un ejercicio de nada para otros. Sea como fuere, el álbum original, doble, incluía una estación en cada cara y no se puede negar la ambición de Teddy Bautista y los suyos.

Sky – La danza

Curiosa esta adaptación del grupo australiano Sky en su debut. Escogieron una composición del español Antonio Ruiz-Pipó, virtuoso pianista, para rehacerla con un toque muy particular. La versión de Sky fue grabada en 1979.

Therion – O Fortuna

Otro compositor habitual de las recreaciones metaleras es Carl Orff y su «Carmina Burana», y entre todas, cómo no traer a Therion, banda que mezcla death y thrash metal con influencias operísticas y sinfónicas, haciendo el fragmento más famoso de la cantata de Orff. Grabado en el año 2000 para su álbum Deggial.

 
 
 
 
 
 
Anuncio publicitario

Música Moderna: enero de 2017

enero17

¿Qué se cuece por el mundo musical de hoy en día? ¿Qué me llevo a las orejas de buena mañana? Nunca está de más traer por aquí la música que pasa por mi cerebro, recomendaciones que otros buenos oyentes me han hecho o que, directamente, he robado de páginas amigas. No dudéis en acercaros a cualquiera de estas propuestas, hoy centradas en las guitarras duras y afiladas en sus distintas vertientes. Será que he comenzado el año bien heavy… Dale al play.

Sunburst – Fragments of creation (2016) 

sunburst-artwork-500x500

No han caído en mis manos hasta hace pocas semanas pero me tienen flipado. De los mejores discos de heavy melódico que he escuchado en mucho tiempo. Buenas guitarras de riff extraordinarios, composiciones armadas con fiereza, un batería descomunal, un cantante más que correcto y, por supuesto, melodías gloriosas. Escucha la épica Remedy of my heart, la directa Out of this world o Dementia. Sería perfecto si la producción no fuera tan ¿moderna? Un poco de Chris Tsangarides o Martin Birch lo harían de diez. Por cierto, son griegos y este es su debut.

Zenobia – Alma de fuego II (2016) alma-de-fuego-ii

Tras más de diez años haciendo ruido, ocho después de Alma de fuego, estos riojanos han grabado su mejor obra, para mi gusto. Juegan en la liga de Saratoga, Azrael o Alberto Rionda, por si no los conoces. Mezclan muy bien guitarras y teclados en los arreglos melódicos y elaboran un conjunto equilibrado, con varios temas que apetece escuchar una y otra vez. A mí me enganchan Ángel negro (clásicos punteos y estribillo), el riff pesado de El pacto, el toque power de Militia est vita o las voces de Corazón de hielo. Adolece de sorpresas pero tampoco se echan en falta. A subir el volumen.

cover Uli Jon Roth – Tokyo Tapes Revisited – Live in Japan (2016) 

El viejo guitarrista rindió un homenaje en febrero de 2015 a su etapa con Scorpions grabando este directo en el mismo escenario donde los germanos grabaran su célebre Tokyo Tapes (1978). Como aquí adoramos aquellos años de Uli Jon Roth con Scorpions no podía faltar una escucha a este álbum. Publicado apenas hace unos meses, Uli demuestra estar en gran forma, la producción es estupenda y la banda cumple con creces. Nathan James mantiene el tipo a las voces, por cierto. No esperéis «el mismo» concierto, pues han elegido canciones «más Uli» y un par de versiones. Pincha directamente los 15 minutos de Dark Lady, la veloz Virgin killer, Longing for fire, la mágia de We’ll burn the sky o una de mis favoritas, In trance. Un (no)guitar hero imprescindible.

Doble Esfera – Rock and roll del siglo XXI (2016) 14570471_1234067823322891_3207901082016572682_n_zpsh3cremfg

En este EP los murcianos lo explican muy claro: son malos tiempos para el rock and roll. Pero cantan esperanzados y con «fuerza y honor» se cargan las pilas contra los tiempos oscuros de este inicio del siglo XXI. Y estos son de los que demuestran con hechos. Menuda caña en cinco temas de corte hard rock clásico en la composición con arreglos metaleros, sonido desnudo, crudo, directo, pero arreglado con cierta elegancia. Lo mejor: Doble Esfera ha desarrollado su propio estilo, suenan a ellos mismos. Las guitarras son un valor seguro, desde luego, en Rebelión o la propia Rock duro del siglo XXI. El final con Sangre y sudor, un tema de corte progresivo y más de siete minutos, deja ganas de más. Buenas letras, por cierto. Sería la bomba que pudieran sentarse con tiempo y dinero a grabar un álbum largo. Salud y rocanrol.

Y de regalo algunos vídeos…

Guerra de Décadas (7): Scorpions

Scorpions

Guerra de décadas (7): Scorpions, los años setenta contra los años ochenta.

No cabe ninguna duda. Scorpions es una de las bandas de hard&heavy más famosas. Todo el mundo les conoce. Esta popularidad se debe, sobre todo, a sus álbumes de la década de los ochenta: Animal magnetism (80), Blackout (82) y, sobre todo, Love at first sting (84).  La época dorada continuó con Savage amusement (88) y un directo clásico, World wilde live (85). En conjunto, más de 25 millones de discos despachados en todo el mundo y canciones emblema del grupo y del rock de estadios con una formación clásica: Klaus Meine a la voz, Rudolf Schenker y Matthias Jabb a las guitarras, Herman Rarebell a la batería y Francis Buchholz al bajo

Sin embargo, en los setenta desarrollaron un estilo fabuloso en torno a la guitarra de Uli Jon Roth, mezcla de hard rock de la época, un poco de psicodelia y mucho arte. Junto con Klaus Meine y Rudolf Schenker compusieron y desarrollaron una increíble discografía (que repasamos en este enlace). La década, sin embargo, comenzó con el debut Lonesome crow (73), aún sin Uli pero con Michael Schenker en la banda. Poco después entró Uli a sustituir a Michael y grabaron cuatro largos: Fly to the rainbow (74), In trance (75), Virgin Killer (76) y Taken by force (77). La publicación del directo Tokyo Tapes (78) acabó con Uli fuera de la banda y la incorporación de Matthias Jabb. Con él acabaron los setenta con el enorme Lovedrive (78).

¿Qué década fue mejor? ¿Cuál prefieres? Por aquí te dejamos una pequeña muestra…

 Scorpions – 70s

Catch your train

Dark Lady

Another piece of meat

Scorpions – 80s

The zoo

No one like you

Still loving you

Lo mejor de Scorpions con Uli Jon Roth

ScorpionsUli

Scorpions – Lo mejor con Uli Jon Roth (1974-1978)

En 1973, después de un álbum iniciático, Scorpions reclutó al guitarrista Uli Jon Roth. En apenas cuatro años de trabajo, ayudó a crear un legado que aún hoy sorprende por su originalidad y nivel musical con su Stratocaster enchufada a un Marshall.

El primer álbum con su nueva banda, Fly to the rainbow, abría con Speedy’s coming, un pelotazo donde ya pone de manifiesto sus cualidades. El tercer tema lo compuso y cantó Uli, Drifting sun: la psicodelia rock toma el poder y su voz mitad Dylan mitad Hendrix juega con la melodía de guitarra creando un poema eléctrico. En el disco encontramos otras joyas como Fly to the rainbow, compuesta por Michael Schenker y el propio Uli, o They need a million.

Scorpions – Speedy’s coming

Junto a Uli Jon Roth destacaban los líderes naturales de la banda, Klaus Meine (cantante) y Rudolf Schenker (guitarra). Entre los tres componían las canciones, pero raramente juntos. Uli aportaba su vena más experimental, con una mezcla de rock, progresivo y clasicismo, frente a las tendencias mas hard rock y melódicas de Klaus y Rudolf. Esta dualidad permitió, por un lado, crear un Universo musical bicéfalo pero, por otro, acabó con Uli fuera de la banda unos años más tarde.

En 1975, tras una exitosa gira por Europa, publicaron In trance. Colección fabulosa de canciones, encontramos la propia In trance, Dark Lady, Robot man o la instrumental Night lights, 100% Uli Jon Roth. De echo, nuestro protagonista compuso seis de los diez cortes, incluyendo uno a medias con Rudolf, Life’s like a river. En pocos álbumes encontramos un equilibrio tan sorprendente entre la calidad técnica y el sentimiento interpretativo.

 

Scorpions – In trance

El cuarto álbum de la banda, tercero con Uli Jon Roth, se tituló Virgin Killers, y su polémica portada llamó la atención más aún que la música que contiene. Las canciones mantienen y extienden lo que ya venían haciendo pero intentan dulcificar el resultado final a pesar de sonar realmente heavies. La propia Virgin killer, Yellow raven, Pictured life o In your park son buenos ejemplos de lo grandes que Scorpions comenzaban a ser. Como curiosidad, Uli compuso el tema título pensando en Paul Stanley (KISS) tras realizar con ellos una gira por Europa.

Scorpions – Catch your train

El último trabajo en estudio de Uli Jon Roth con Scorpions coincidió con la entrada de Herman Rarebell (batería) en la banda. Taken by force alarga la distancia entre los riffs más hard&heavy de Rudolf y las elaboraciones de Uli. Esta diferencia también se reflejaba en el día a día de una banda que recorría miles de kilómetros cada año. La relación personal y musical se rompió. Si embargo, aún hubo tiempo para temazos como I’ve got to be free (referencia a la mala relación dentro de la banda), You light, He’s a woman she’s a man o Steamrock fever.

Scorpions – I’ve got to be free

El final de la relación de Uli Jon Roth con Scorpions coincidió con el de la propia banda con su compañía de discos y todo el ciclo se cerró con el primer directo de la banda, el imprescindible Tokyo Tapes, buen ejemplo de qué eran capaces de hacer estos tipos justo antes de vender millones de discos por todo el planeta.

ScorpionsUli2