Archivo de la etiqueta: Barricada

12 canciones sobre coches

Quizá sea un tema demasiado obvio, o no, el de la carretera, los coches, las motos en el glosario de roquero. Hay músicos que, además, compiten en sus ratos libres; otros se aficionan a coleccionarlos; muchos añoran poder comprarse ese fantástico carro de sus sueños. Infinidad de canciones tratan el tema de manera más o menos directa y nosotros hemos querido hacer una pequeña selección de aquellas canciones dedicadas a los coches (y a su buen y mal uso).

Dale al play…

Steve Miller Band – Mercury blues

“Had my money, I tell you what I’d do/I would go downtown, Buy a Mercury or two/Cause I’m crazy ‘bout a Mercury”. Steve Miller clama su devoción por “los Mercury” hasta el punto de robar uno (según la canción). Coches de capricho desde 1938 hasta 2011 que sobreviven en los sueños clásicos de algunos fanáticos.  Cover de una composición de KC Douglas y Robert Geddins grabada por pimera vez en 1948, aparece, en la voz de Miller, en un documental (Revolution) de 1967.

Bruque – Velocidad

Corría el año 1988 cuando Pedro Bruque grabó esta canción con la voz de Domingo Gallardo y la flauta de Jose Carlos Molina (Ñu). “No sabes como acabarás/tampoco a qué lugar llegarás/te ciega la velocidad” y tanto correr acaba en un accidente donde “la gente observa con horror/después te contarán tu accidente/sin saber qué sucedió”. Una llamada de atención a los excesos de confianza al volante hace más de treinta años. Parte del álbum En mitad del camino.

Metallica – Fuel

Y con la misma temática se marcaron Metallica este corte en Reload (1997): “Oh, no I burn,/Fuel is pumping engines,/Burning hard, loose and clean”. La adicción es un tema clave en las letras de Hetfield; en esta ocasión la necesidad de pisar el acelerador a fondo hasta quemarse, literalmente.

Chuck Berry – Maybellene

El rey negro del rock mezcla motor, velocidad y flirteo en una persecución hot-rod de un hombre con su ocho cilindros tras una chica a bordo de un Cadillac. ¿Acoso en la autopista? Elvis Presley se marcó una versión de este tema. Berry lo editó como single en 1958.

Barricada – Písale

“Los barri” tienen prisa por llegar a casa : “nervio en la carretera, corre, corre/cómete las señales, pisa más, corre/estamos llegando a mi barrio, corre, corre”. Uno los imagina llegando a las tantas después de un concierto (“la ciudad dormida tiene algo especial”). Corto pero intenso, lo escuchamos en el No hay tregua de 1986.

Lonnie Mack – Me and my car

Un tipo curioso. Tras saborear cierto éxito comercial en los sesenta, desapareció casi veinte años hasta que a mitad de los ochenta reanudó su discografía animado, entre otros, por Steve Ray Vaughan. El segundo de esta segunda época, titulado con acierto Second sight (1987), comenzaba con esta oda a su amor siempre fiel por su coche: nada puede interponerse entre ellos.

Pearl Jam – MFC

Eddie Vedder (cantante) realizó una escapada vital por Europa durante, más o menos, un año hasta acabar viviendo en Roma. De sus viajes en un pequeño coche por Italia surgió la melodía y la idea de este tema, cuyo título significa Mini Fast Car. La protagonista huye en un coche dejando atrás una vida que ya no quiere mantener, buscando el horizonte. La historia acabó formando parte del álbum Yield de 1998. “This wheel will be turning right, then straight/Off in the sunset she’ll ride”.

Obús – Autopista

“Voy quemando gasolina/la autopista me pone a cien”. Las autopistas como símbolo del (mal) progreso, de las prisas, de la necesidad de recorrer kilómetros en coche “a toda velocidad”, cayendo en “su trampa” hasta que “me domina la autopista”. Del álbum de 1984 El que más.

Quiet Riot – Slick black Cadillac

Cuando aún no habían saltado a la fama metalera y dormían en pisos de amigos o en apartamentos okupados, Kevin DuBrow (cantante) y Randy Rhoads (guitarrista) compusieron esta oda a uno de sus mayores deseos: un precioso Cadillac negro “you know I got a fully-equipped rock ‘n’ roll machine/at speeds that take me high, high, high” con el que “I’m gonna drive all night/spin my wheels all night”. Abría el álbum Quiet Riot II (1979). La regrabaron para el multiplatino Metal health cuatro años después.

Deep Purple – Highway star

Qué más se puede decir: “I love it and I need it”. Pasión verdadera por el propio coche, máquina para convertirse en el rey de la autopista. “It’s a killing machine/it’s got everything/like a driving power big fat tires”. Tema veloz, con dos fantásticos solos de Richie Blackmore a la guitarra y Jon Lord a los teclados (ambos de inspiración clásica). Imprescindible y eterna canción del álbum Machine head (1972).

Banzai – Coche rápido en la noche

“Si se mosquean voy a acelerar” con mis veinte años mal tratados por la sociedad. El coche es la herramienta para distinguirse, para huir de la policía o para, simplemente, escapar de los tiempos “actuales”. La escuchamos en el disco imprescindible Banzai de 1983.

Sangre Azul – Velocidad

Y la misma inspiración para esta canción de Sangre Azul, pero en esta ocasión desde un punto de vista más amoroso y festivo: “compartimos el placer de libertad/en la noche juntos recorriendo la ciudad”. El coche como compañero de aventuras, su juego como símbolo de fuerza y libertad. Aparece en su debut Obsesión, allá por 1987.

Golden Earring – Radar love

Y para cerrar esta colección, una de las más famosas y, a la vez, curiosas. Escrita desde el punto de vista del conductor que viaja a casa de su novia, con la que tiene un sistema de comunicación único: el radar del amor. Cuando ella le llama, él acude: “I’ve been drivin’ all night, my hand’s wet on the wheel/there’s a voice in my head that drives my heel” para acabar al amanecer en su casa “No more speed, I’m almost there/(…)/last car to pass, here I go”. Protagonista absoluto del álbum Moontan (1973)

Por supuesto, hay muchas más. ¿Cuál de tus favoritas hemos dejado fuera?

Las mejores colaboraciones de El Drogas

No creo que haya un personaje tan carismático como Enrique Villarreal, alias El Drogas, alma y catalizador musical de Barricada y mosca cojonera en cualquier proyecto que se precie. Los suyos propios: La Venganza de la Abuela, Txarrena o su aventura como El Drogas. O los de otros: incontables. Y lo he intentado. Pero quién se resiste a invitar a uno de los grandes a cantar a su lado, a tocar a su lado, a subirse al escenario o a arrimarse al estudio.

Nuestra pequeña selección de los temas más apetitosos de El Drogas en los discos y las composiciones de todos los demás.

Hortaleza – Porretas y El Drogas

Del disco 20 y serenos (2011). “Ahí Dios se echó la siesta pero no pudo dormir” Qué curioso oír a un tipo tan de su Iruña cantar a un barrio de Madrid, el “barrio de la juerga”. Rocanrol sin concesiones.

Desahuciando el miedo – Ingravitö y El Drogas

Por aquí tenemos debilidad por Ingravitö y no podía faltar su colaboración con Enrique: “porque el Estado vendió hace ya tiempo a los mercaderes tu derecho a un techo”. Un intento de reconstruir nuestra propia voz en contra del desahucio. Del imperdible Sentirnos vivos por encima de nuestras posibilidades (2018).

A la espera – Forraje y El Drogas

Entre acústicas canta “arrancas de mañana y recorres ninguna parte, andas nada piensas poco, a punto de explotar”. Una canción con el consumidor de heroína como protagonista. Lo que duele es controlar. En Estoy que muerdo (2003).

Zorra cruel – Lilith y El Drogas

En el segundo largo de Lilith, madame genuina del rock, titulado Sal si puedes (2009), nuestro colega hace sus pinitos en los coros y en las estrofas centrales.

Y es que tú – Estrago y El Drogas

Lo de Estrago y las colaboraciones da para un capítulo aparte. En este caso, una adorable y terrible canción sobre la prostituta que “recorre la ciudad gritando guapo” y llenando su bolso de dinero y “ganas de llorar” cada noche. Del álbum Cabeza loca (2004).

Los carniceros – Poncho K y El Drogas

Una declaración de intenciones “todos los cuentos me metían miedo”. Una clara reivindicación a renegar de la falsa herencia. A pachas con Poncho K en su 11 palos (2017). Enrique no pudo grabar el vídeo, parece ser.

Duelo de titanes – Dinero y El Drogas

En su autohomenaje A 10 años luz (2018) celebrando su década en los escenarios, la banda Dinero contaron con Enrique para dar un aire nuevo a esta canción. Fantástica.

El perro verde – Marea y El Drogas

Las querencias de Kutxi Romero y Los Marea con El Drogas y sus Barricada son más que evidentes. Una muestra de la adoración común la encontramos, entre otros, en esta canción de Revolcón (2000).

La fiesta en paz – Iratxo y El Drogas

El cantautor madrileño contó con nuestro protagonista para darle caña a este temazo. Un estribillo pegajoso y callejero que debió merecer mejor suerte. Del álbum Amor y otras guerras (2014).

Sembrar la verdad – Insolenzia y El Drogas

Qué sencilla realidad: “en cada silencio hay un muerto y en cada lamento hay un vendaval”. Hermosa reflexión. Aparece en La boca del volcán (2010).

El charco – Karkoma y El Drogas

Una joya oculta, un desconocido tema recogido en A cuatro patas (2014). Dale al play y disfruta.

Baja por diversión – La Fuga y El Drogas

Qué ociosa posibilidad, una baja por diversión. En su álbum de 2005 Negociando gasolina los de Reinosa contaron con la voz de nuestro protagonista para reclamar un poco de fiesta cuando sea necesario.

Que corra el aire – Ciclonautas y El Drogas

“Cansado de la burla y de tanta potestad que acá los mismos culos vuelven a sangrar” y así seguimos. Reivindicando “que corra el aire” y que sufran otros en el álbum de 2014 Qué tal?

Cervecita y caldouva – Sínkope y El Drogas

“No seremos nunca mansos” clama El Drogas en esta canción. Reflexión sobre los que aprenden de los libros y de la vida para mejorar su vida y saber estar. Hay que ser valiente para compartir micrófono con Vito y sus complejas letras. En Museo de rejas limadas (2015).

Otra luz – Cero a la izquierda y El Drogas

En el más que recomendable No ha dejado de llover (2015) encontramos esta tonada: “y no quiero canciones tampoco poesías, todo lo que quedaba murió en la travesía”. Nada de sucedáneos.

Siete pecados – 4 de copas y El Drogas

Y también del 2015 este descarado texto sobre la pecaminosa vida que nos gastamos, siete pecados que “me llevan hacia ti”. Cambiar el alma con el del tridente para disfrutar de un calvario lleno de pecaminosas tentaciones. Del álbum El cuento se acabó.

Nunca dudes en llamar a El Drogas si tienes una buena canción y algo que decir. Que dure muchos años.

Sexo en el Rock (17): caliente como un volcán

 En ocasiones nos sentimos excitados, nerviosos, inquietos, emocionados, insatisfechos. Nos sube la temperatura desde algún sitio interior ocupando todos los pensamientos. Lujuria, fuego, carne. Nos sentimos calientes. Muy calientes. Como un volcán a punto de estallar. Fiebre ardiente.

Y rebuscando canciones sobre el tema he descubierto que los años ochenta debieron ser muy “calurosos” y “febriles”. La selección de hoy se centra exclusivamente en el mal de amores de esa década. Así que acomódate en tu sitio y descubre qué artistas se ponen verriondos, tórridos, flamígeros.

Van Halen – Hot for teacher

El primero no podía ser otro que el más provocador y gigoló de toda la década de los ochenta. David Lee Roth se siente atraído por su nueva profesora, se pregunta porqué perdió tantas clases. Ahora quiere clases extras: “I brought my pencil/Gimme something to write on”. Está calentito y preparado para su lección… Del archifamoso 1984 del mismo año.

Burning – Una noche sin tí

Hasta los hombres más viriles tienen sus momentos de soledad y deseo.  “No puedo hablar con nadie y que se yo, si estoy tan solo, necesito tu amor”. Ni siquiera la música consigue traer el sueño. Del álbum Noches de rock&roll de 1984 (qué casualidad).

Bruce Springsteen – I’m on fire

Incluso el Boss sufre de calenturas hasta el punto de empapar sus sábanas blancas. “At night I wake up with the sheets soaking wet/(…)/only you can cool my desire/I’m on fire”. Corría el año 1984 (¿otra vez?) y el disco se titulaba Born in the U.S.A.

Foreigner – Urgent

Esta vez viajamos a 1981 (vaya con los ochenta) para escuchar del álbum 4 su primer single en estado emergencia: “I’m not looking for a love that will last/ I know what I need and I need it fast”. Si de calor y necesidad se trata, no hay nadie como Lou Gramm.

Sangre Azul – Sediento de sangre

Estos no se cortan. “Salvaje (salvaje) en la noche (en la noche)/Sediento (de sangre) Buscaré…/Mi víctima en la noche, un cuerpo de mujer”.  Si hay fiebre, hay que buscar la medicina. Parte de su debut, Obsesión, allá por 1987.

Judas Priest – Fever

Ni los más duros se escapan. El Metal God está solo en su cuarto, nervioso, porque siente un calor que no aplaca la noche. “Fever. You set my soul on fire/Fever. You fill me with desire”. Una fiebre llena de deseo y necesidad. Parte del álbum de 1982 Screaming for vengeance.

Mudhoney – Touch me I’m sick

La banda inspiradora de la generación grunge también pasó sus necesidades: “Wow! I won’t live long/And I’m full of rot/I’m gonna give you, girl/Everything I got”. Pasean con su calentura por el año 1988 en el primer single que grabaron para SubPop.

Twisted Sister – I’m so hot for you

No hace falta disimular, quererte igual no, pero te voy a dar todo lo que tengo: “Say I’m in love, babe, it’s much too soon/But you know I’d give you everything that I have”. Dee Snider no puede aguantar sus ganas, no te resistas, nena “I got to have you, girl, you know you’re driving me mad”. Del último coletazo de la banda, Love is for suckers, de 1987.

Barricada – Tan fácil

Abriendo su Pasión por el ruido de 1989, “El Drogas” confiesa su necesidad calenturienta tras una noche de consumos excesivos: “Echo en falta llegar detrás/agarrar tus tetas sin avisar/notar ese culo junto a mí/dejar caer mi lengua por tu espalda/¡Cómo me enseñaste a amar el vicio!”. A quién no le ha pasado.

Blue Oyster Cult – Burning for you

Aunque a veces las canciones admiten muchos significados, para mí es claro el de esta tonada del Fire of unknown origin de 1981, me quemo por tu culpa: “I’m burning for you(…)/Burn out the day/Burn out the night/I can’t see no reason to put up a fight/I’m living for giving the devil his due”.

 

Y aún hay más. De esta década y de cualquier época. Porque el rock es lo que tiene: a veces se gana, a veces se pierde. Pero siempre se cuenta (o se canta más bien). ¿Alguna sugerencia?

Por cierto, quizá estas fiebres se curen con estos doctores del amor y sus medicinas.

 

 

Rock around the crown: canciones sobre reyes, reinas y coronas.

hopsin-crown-meAprovechando que se celebra en el mundo cristiano el día de los Reyes Magos y que, además, casualidad, coincide con el cumpleaños del rey emérito de España, 80 añazos, Majestad, nos hemos currado una colección de variopintas canciones sobre la monarquía. Lejos de intentar hacer apología de nada o defender ninguna postura, ya sabéis cómo está la censura últimamente, nos limitamos a exponer el trabajo de diferentes artistas y sus opiniones son solo suyas.  Canciones sobre los monarcas de España y Reino Unido, últimos países grandes con coronas en Europa y América. Por algo será. La foto que ilustra este texto está sacada de la edición digital de Crown me (Hospin), que todo hay que decirlo.

Saludos majestuosos y a darle a la rosca o al roscón de reyes con chocolate, atole, café o un buen orujo.

Ska-P – Simpático holgazán (Eurosis 1998)

La Raíz – Rueda la corona (Entre poetas y presos 2016)

Manic Street Preachers – Repeat (Generation terrorist, 1992)

El Drogas – Come elefantes (Demasiado tonto en la corteza 2013)

Los DelTonos – Majestad (Fuego 2019)

The Smiths – The queen is dead (The queen is dead 1986)

La Polla – Hoy vamos a explicar la palabra feo (El último de La Polla 2003)

Rat-Zinger – Dios salve al rey (Crónicas de la destrucción 2013)

The Stone Roses – Elizabeth my dear (The stone roses 1989)

La gran orquesta republicana – La huida ( 1999)

Y no podía faltar…

The Sex Pistols – God save the queen (Never mind the bollocks. Here’s the Sex Pistols 1977)

Y de regalo, este temita de despedida al rey… allá por los tiempos de la República.

Canciones de guerra (en nuestro idioma): guerrock.

revolucion-musica

Es inabarcable el cancionero sobre la guerra y sus derivados. Desde las canciones protesta hasta las canciones sobre batallas épicas, pasando por los temas dedicados a soldados y armas o las consecuencias de los conflictos bélicos en la sociedad civil. Alguien debería hacer un tratado recopilando y clasificando todas esas canciones. Y no seremos nosotros, más de discutir de nuevo con un par de cervezas quién es el mejor cantante de AC/DC que de sentarnos a hacer una reflexión inteligente y rebuscar en los forros cerebrales o históricos. Sin embargo, nos hemos permitido bautizar Guerrock al género en español (o castellano o argentino o el idioma del Quijote y García Márquez).

descarga (1)

Y por si os apetece comenzar a investigar en el asunto, y como regalo, y porque nos da la gana dedicar una entrada a las canciones de guerra en nuestro idioma, aquí os dejamos una pequeña recopilación alrededor de la guerra y sus consecuencias. Como siempre, es nuestro gusto personal y te invitamos a proponer cualquiera que te guste, sea del género que sea.

Allá vamos…

Barón Rojo – Hiroshima

Incluida en uno de los mejores discos del heavy patrio, Metalmorfosis de 1983, los barones recuerdan el desgraciado episodio de la explosión atómica de Hiroshima: “un genocidio en nombre de la paz/ grosera farsa infernal”.

 

Medina Azahara – El soldado

Grabada para el histórico Caravana española de 1987, nos relata los pensamientos de un soldado que “nunca quiso ser soldado” y al que “solo le queda soñar”.

 

Ska-P – El niño soldado

Y hablando de soldados, Ska-P dedican este tema a los niños obligados a disparar. Apareció en su álbum ¡¡Que corra la voz!! del 2002.

 

Barricada – Invitación a la pesadilla (obligada)

También sobre soldados y “qué hago yo aquí metido en medio de este rebaño” trata este tema de Barricada: “matar o morir”. El original debutó en Pasión por el ruido de 1989. Aquí el vídeo en directo.

 

El Ultimo Ke Zierre – ¡Ay, Carmela!

Otro subgénero del Guerrock sería el dedicado a la Guerra Civil. En este caso, EUKZ hace una versión de un tema de la época, el popular ¡Ay, Carmela!, que se cantaba en las filas republicanas durante la batalla del Ebro. De su álbum Que se repartan el mundo de 1993.

 

A Palo Seko – Makis guerrilleros

Dentro del mismo subgénero, los hay que componen canciones originales sobre el tema, como A Palo Seko y su homenaje a los makis guerrilleros de la contienda. Aparece en El disko rojo de A Palo Seko de 2010.

 

Almafuerte – El visitante

Emparentado con esto de las consecuencias de los derrotados se creó otro subgénero en Argentina tras la guerra de Malvinas, sobre todo por la desprotección y el aislamiento que sufrieron los excombatientes al volver a casa. Sirva este tema de Almafuerte y su letra tremenda: “Olvidar yo sé bien que no podés/ cómo la sociedad olvida que fuiste obligado a marchar en su defensa”. En el álbum A fondo blanco de 1999. Aquí la versión acústica.

 

Rata Blanca – Gente del sur

Y siguiendo con las Malvinas y sus consecuencias, Walter Giardino compuso este corte para el debut de Rata Blanca en 1988. Habla del dolor de la guerra: “madres de hoy lloran sus hijos/en una plaza de la ciudad/y el gran imperio bebió la sangre/del que pedía su libertad”.

 

Rosendo – Go home!

Y a medio camino entre las canciones de guerra y las canciones protesta, Rosendo compuso Go home! sobre las invasiones yanquis en países latinoamericanos que con mayor o menor disimulo fueron comunes den los setenta y los ochenta. Del álbum Deja que les diga que no! aparecido allá por 1991.

 

Celtas Cortos – Haz turismo

Y del mismo tema, con su rock ská y su mala leche en las letras, Celtas Cortos invitan a hacer turismo invadiendo un país: “es barato y te pagan la estancia”. Se hicieron famosos aquel año 1990 con el álbum Gente impresentable.

 

Legion – Mili KK

Y para los más viejos del lugar, el subgénero Guerrock añorado: “la Mili”, es decir, el servicio militar obligatorio. Allá por los años setenta y ochenta ningún joven barón se libraba de pasar una temporada por el ejército. Y se creó una oleada de temas en contra de “la Mili”. Uno de los más contundentes, este de Legion de su Lethal liberty. Corría el año 1989.

 

Esturión – La guerra

Y con más sensibilidad y menos caña, los madrileños Esturión protestaban por “perder un año de mi vida” cuando “yo solo tengo un arma/ y un único uniforme/mi guitarra es mi fusil/mis baqueros voy a vestir”. Aparece en su debut de 1989 titulado Vicio.

 

Pues para ser unos vagos y no querer hacer un tocho enciclopédico ya nos hemos currado una interesante introducción al tema. Faltan muchos y esperamos que te animes y nos recomiendes tu tema favorito. Como regalo, una canción para orejas sensibleras. Si de guerras hablamos y sus consecuencias, no puedo dejar de lado la letra de Querida milagros de El último de la fila (“no estaría de más que alguien me explicara/qué tiene esto que ver contigo y conmigo”).

 

 

 

 

 

 

 

Rock y emigración: canciones para atravesar fronteras.

guitarra_rota

Rock y emigración: diez canciones para atravesar fronteras.

Aprovechando el vídeo que ilustra el nuevo tema de Robe Iniesta, el primero de esta lista, hemos hecho una pequeña reflexión sobre le tema de las migraciones en el rock. Al final, de manera justa o injusta, han caído estas diez. Hay de todo: el drama del que se va, el fracaso, el que regresa a casa tras años de exilio… Una mirada diversa al mundo de la migración obligada.

Robe Iniesta – Por encima del bien y del mal

Excelente vídeo de Robe con el telón de fondo de los refugiados y las migraciones del Mediterráneo; aunque la letra sea algo ambigua al respecto, las imágenes no dejan duda: “todo lo que escucho, todo lo que leo, todo lo que veo me queda tan lejos que puedo andar por encima del mal”

 

M-Clan – Inmigrante

En su álbum de 2009 Memorias de un espantapájaros hacen una reflexión sobre el que vuelve a casa tras años de exilio forzado y no reconoce su hogar: “vuelvo a ser un recién llegado más, todo ha cambiado y yo no me encuentro (…) hoy soy aquí un extranjero más, un inmigrante del desaliento”.

 

Enrique Búnbury – El extranjero

No es una canción específica sobre las migraciones, pero sí refleja, a su manera, la idea del que se marcha a otro país (“me marcho y no pienso en la vuelta, tampoco me apena lo que dejo atrás”)  y el sentimiento del extraño permanente (“donde quiera que voy, me llaman el extranjero”).

 

Barricada – Víctima

“El sol no calienta por igual en todas las cabezas, y si no, que pregunte al que está bajo nuestros pies”. Así comienza esta reivindicativa canción del álbum Acción Directa. Una de las muchas que “los barri” dedicaron al tema. “el único fin llegar a la playa de pie o tumbao”.

 

Reincidentes – Paisa (la canción del estrecho)

Otro grupo que ha dedicado varias canciones al tema de esta recopilación. El grupo nos recuerdan que “nuestros viejos han emigrado” siempre “con un sueño en la cabeza” y los que “nos hemos quedado no debemos olvidar”. Corría el año 1993 y así seguimos.

 

Claroscuro – Unámonos

Descubrí esta canción en la banda sonora de la serie Sons of Anarchy. Muy clara la letra: “unámonos los mexicanos, somos hermanos, con una sola voz”  y “venimos a esta tierra a trabajar con nuestras manos”. Una protesta contra los que ponen leyes racistas que llama a la rebelión del inmigrante.

 

La Fuga – Vientos del sur

Rulo y su gente se marcaron con cierta candidez este tema de ritmo sincopado y buena letra: “vivo en el parque, duermo en el suelo, todos me llaman extranjero”. Recuerdo a quienes son explotados, a quienes mueren en el intento, a los que fracasa y a los que lo logran.

 

Huecco – Inmigrante Boy

Africanos, latinos, gitanos, todos caben en la canción de Huecco: “nunca me miraste, nunca me besaste, nunca me abrazaste, siempre me ignoraste”. Inmigrantes, discriminación y mixturas musicales.

 

Gritando en Silencio – Lágrimas de un paria

Con la uña puesta en los que cruzan mares, fronteras, alambradas, túneles, “los Gritando” se ponen en la voz de los que buscan una vida mejor. “Que las olas se han llevado/a muchos de mis compañeros/pero no más que las bombas/o la falta de dinero”. Una pesadilla al lado de nuestra casa de la que cada vez somos más responsables.

Molotov – El frijolero

Sin morderse la lengua, como de costumbre, reflejan el conflicto constante de “ser un mexicano cruzando la frontera” y dando caña a los que están al otro lado, a quienes empuñan las armas y desprecian a quien busca una vida mejor saltando barreras, alambradas y océanos.

 

Kaxta – Jícaras de chocolate

Original arreglo para un tema dedicado a la doble moral de lapidar al que cruza las fronteras (“el agua está llenita de pateras por culpa de las putas banderas”), pero comprar los productos ilegales que traen consigo, esas jícaras de chocolate (“qué contente se pone la gente cuando escucha la canción del inmigrante”).

 

 

descarga (1).jpg

 

Canciones que odio y vosotr@s amáis.

Lo30_lovehate

No me malinterprete nadie. Todas estas canciones son excelentes, algunas verdaderos imprescindibles del rock. Pero soy incapaz de pincharlas por mi propia voluntad. Alguna ha sonado hasta la saciedad en cierta época de mi vida, igual que si me hubiera alimentado de solomillos con patatas durante meses, les he cogido tirria. Otras han sido “disneyzadas”: son bandas sonoras del falso rock (death to false metal!), canciones apijadas, aceptadas socialmente que lo mismo te pillan en un ascensor que en el supermercado. Y alguna otra simplemente la odio, sin más razón. Una de ellas la amé hasta que lo nuestro fue imposible, una ex…

En fin, colegas, aquí está mi pequeña lista de esas canciones que, por el momento, vosotros y vosotras amáis.

Deep Purple – Smoke on the water

Nirvana – Smells like teen spirit

Miguel Ríos – Himno a la alegría

Queen – Bohemian rhapsody

U2 – With or without you

Extremoduro – El día de la bestia

The Clash – Should I stay or should I go

Barricada – Okupación

Kiss – I was made for lovin’ you

Dire Straits – Money for nothing

Las mejores canciones de Barricada… en el siglo XXI

Barricada siglo XXI

Barricada en el siglo XXI… Sus mejores canciones.

En el año 2000 Barricada fichó por la compañía DRO y editó un fenomenal Acción Directa. Desde entonces, cinco álbumes en estudio, más de sesenta canciones de las que seleccionamos estas quince, nuestra muestra de lo mejorcito que “los Barri” ha creado en este siglo.

Víctima (Acción directa)

 

La marea (Bésame)

 

Por la libertad (La tierra está sorda)

 

Sean bienvenidos (Hombre mate hombre)

 

Pétalos (La tierra está sorda)

 

Voy muriendo (Bésame)

 

Sin poderlo controlar (Acción directa)

 

Bésame (Bésame)

 

Suela de alpargata (La tierra está sorda)

 

El trompo (Bésame)

 

Acción directa (Acción directa)

 

El sapo del cuento (Hombre mate hombre)

 

Donde se rompe (Hombre mate hombre)

 

Es una carta (La tierra está sorda)

 

Sofokao (Hombre mate hombre)

Algunos discos de AQUÍ que cumplen 30 años (2)

descarga

Algunos discos en español que cumplen 30 años (2)

Si en la anterior entrega de esta serie en la que recordamos algunos discos que llevan treinta años entre nosotros nos centrábamos en el heavy (pincha aquí para verla), hoy buscamos otra cara del dado roquero, la del rock más clásico, el rock urbano, el rock de influencias donde lo mismo escuchábamos un deje blues, que un toque cantautor, que una guitarra rolling, que un guitarrazo punkarra. De ese saco gigantesco, escogemos cuatro obras dispares pero con cierta relación entre sí. A disfrutar…

 

descarga

Barricada – Barrio conflictivo

Segundo álbum de los navarros, disco de gran cambio y clave en su trayectoria futura. La muerte de Mikel Astraín y la marcha de Sergio Osés dejó a Javier Hernández “Boni” (voz y guitarra) y a Enrique Villarreal “El Drogas” (voz y bajo) la tarea de tirar para adelante. Reclutaron a Alfredo Piedrafita (guitarra y voz) y a Fernando Coronado (batería) y grabaron Barrio conflictivo a las órdenes de Rosendo. Poco más de media hora y diez cortes completan un trabajo de tránsito donde destacan Callejón sin salida, clasicazo con enormes guitarras, la blusera Nacido en un tobogán o la imprescindible Pon esa música de nuevo, homenaje a su amigo caído. El tema del ama de casa decepcionada, a veces maltratada, reincidente en sus letras posteriores, aparece en Mañana será igual. La canción Lentejuelas (dicen las malas lenguas) está dedicada a Ramoncín. No de sus mejores obras pero un recuerdo interesante, un retazo de rock urbano de época.

 

 

Ramoncín – Como el fuego Ramoncín - Como el fuego

El álbum anterior al éxito masivo. Sexto disco en estudio de Ramoncín, grabado en los estudios británicos Ridge Farm, de los que hemos hablado aquí, con una producción bastante compacta que se aleja de la crudeza de los anteriores trabajos, buscando, quizá, un público más amplio. Contiene, sin embargo, temas roqueros como La cita, con un buen estribillo y un piano molón, o Tormenta en la carretera, sobre la constante rutina del artista (es curioso enfrentar la letra de esta canción a la (supuesta) dedicatoria de Barricada en Lentejuelas). Interesante historia de drogas titulada Polvo blanco. Junto con En el espejo o Ella es perversa, a rescatar de su discografía. Con Ramoncín sonaban Antonio Molina y Julio Strombaker a las guitarras, Cristóbal Delgado a los teclados, Miguel Sarrazín a la batería y Basilio Montes al bajo.


Burning - Hazme gritarBurning – Hazme gritar

La banda madrileña se despachó con un disco cargado de sus propios clichés, es decir, canciones de rock and roll con letras sobre chichas y fiesta mezcladas con baladas sobre desamor y abandono. No hay que despreciar el álbum, que, aunque flojo en su conjunto, en especial el sonido final, contiene joyas como No pares de gritar o Dieron las diez. Rock bailón en Déjate llevar o Entre tus brazos. Un poco de reflexión en Tiempo atrás (pocas bandas pueden presumir de hacer baladas tan sencillas y tan bien acabadas al mismo tiempo). Johnny Cifuentes, voz inconfundible, teclista, y el nunca suficientemente valorado Pepe Risi a las guitarras se lo montan junto a Miguel Slingluff al saxo, Esteban Cabezos al bajo y Arturo Terriza a la batería.

 

 

Rosendo – Loco por incordiar Rosendo loco por incordiar

El primero en solitario del maestro Rosendo, tal vez su mejor obra, quizá la más famosa. En cualquier caso, re-escribió las normas del rock urbano del que había sido adalid, tratándolo con mimo, introduciendo cuidados arreglos, jugando con el protagonismo de los teclados y currándose una elaborada producción en Alemania a cargo de Carlos Narcea. Curioso que no comandara su propio álbum mientras sí lo hizo con Barricada. Junto a Sergio Castillo a la batería, Tato Gómez al bajo y Andreas Schmidgen a los teclados, Rosendo graba algunos de sus imprescindibles, aún hoy, en directo, como Agradecido, Callejones, Loco por incordiar o Pan de higo. Me gustan, particularmente, ¡…y dale! o Corazón. Como anécdota, que une definitivamente a los protagonistas de hoy, Ramoncín colabora en la composición de dos temas. Todo queda en casa.

 

Las mejores colaboraciones de Aurora Beltrán

Aurora Beltran

Las mejores colaboraciones de Aurora Beltrán

Musa transgeneracional, admirada por su voz, por su entrega, por la forma en la que entiende la música, Aurora Beltrán ha sido inspiración y apoyo para una bandada de músicos variopintos. Desde famosillos de postín hasta desconocidos de barrio. Todos queremos a Aurora. Por su voz particular. Por su presencia firme.

Una pequeña dedicatoria con esta selección de canciones, algunas de sus mejores colaboraciones con tunantes, artistas y genios locos que siguen dedicándose, con pasión, a la música.

Enrique Búnbury – Silencio (2008)

En su álbum Clases de Baile se marcó algunas colaboraciones buenas, como esta con Enrique Búnbury (Héroes del Silencio).

 

Desalojo – Bajo la piel (2014 )

Hermosa letra, arreglos muy trabajados y la voz personal de Aurora. Gran tema.

 

Lilith – Todo es nada (2009) 

Del álbum Sal si puedes, con Iker Piedrafita a la guitarra. Lo bien empastadas que están dos voces tan diferentes como la de Aurora y Lilith. Estupendo vídeo.

 

Estrago – Algún día (2004) 

En el mejor disco de Estrago, Aurora colaboró en un tema de letra muy dura pero acertada. Buen uso de las acústicas.

 

La Fuga – La balada del despertador (2001) 

De estas colaboraciones que os muestro, de mis favoritas. Sencilla, ebria de esperanza y angustia. Aurora no tiene un papel principal, pero su voz le da un toque mágico al tema.

 

Básico – Canciones (2009)

Lejos de las baladas y las canciones lentas a las que habitualmente se invita a Aurora, Básico la metió en un rock sobre la composición y el artista anónimo, con guitarras agudizadas y buen trabajo rítmico.

 

Rosendo y Barricada – Otra noche sin dormir (2008)

La colaboración máxima: canción, gira y discoDVD con Rosendo y Barricada. Una joyita el concierto. Aquí el tema que grabaron para la ocasión entre todos.