La música clásica en clave de rock y heavy metal.

Ya lo cantaban Barón Rojo allá por 1985: “el gran Beethoven hoy tocaría rock”. Y es que la relación entre la música sinfónica, la música orquestal, con el rock y, sobre todo, el metal ha sido descrita y avalada en numerosas ocasiones. Lejos de hacer un tratado sobre ello, nos apetecía acercarnos a esas influencias a través de las recreaciones que algunos artistas de diverso pelaje han realizado a lo largo de la Historia de nuestro rollo. La lista es interminable, por cierto, en especial si nos zambullimos en el mundo del virtuosismo guitarrero.

Como de costumbre, dale al play y disfruta.

Emerson, Lake & Palmer – Nutrocker 

Una de las bandas que más veces y mejor ha introducido composiciones clásicas en sus discos y directos. Como ejemplo, la actualización de  “Cuadros de una exposición” del ruso Músorgski o este Nutrocker, un favorito de los conciertos que editaron como single en 1972, a su vez deudor de B. Bumble and the Stingers (quienes la grabaron diez años antes). Versión de la marcha de “El Cascanueces” (Nutcracker) de Tchaikovsky.

Dark Moor – Swan Lake

Y del mismo compositor no podía faltar una recreación de “El lago de los cisnes”. Curioso que Tchaikovsky sea, junto a Beethoven, uno de los más habituales en esto del rock y el metal. Qué mejor que esta sorprendente versión que grabaron los madrileños Dark Moor para su Autumnal del 2009. La banda bucea a lo largo de su discografía en otros compositores clásicos, por cierto, como en la excelente Vivaldi’s winter.

Mekong Delta – Pictures at an exhibition

Y como antes hemos hablado de Mussorgsky y sus “Cuadros en una exposición”, por aquí dejamos un fragmento del trabajo de esta banda de thrash metal alemana formada en los ochenta. Aparece en su disco de 1996  del mismo título.

Jethro Tull – Bourée 

Ian Anderson recreó para el segundo Lp de su grupo, Stand up, de 1969, esta versión del “Bourée in E minor” de Bach. A pesar de la obvia copia u homenaje, sin duda el arreglo y la interpretación del flautista dan un toque muy personal al tema.

Sinfonity – Toccata & Fugue in Dm

Y siguiendo con el barroco de Bach, una versión de esta particular banda madrileña que presume de ser la única orquesta del mundo compuesta exclusivamente por guitarras eléctricas. La experiencia en directo es increíble.

Manowar – Sting of the bumblebee

En su álbum de 1988 Kings of metal grabaron esta versión del interludio “Flight of the bumblebee” (El vuelo del abejorro) que Rimsky-Korsakov compusiera para su ópera “El cuento del zar Saltan”. La originalidad de este corte reside en que está interpretada al bajo por Joey DeMaio.

The Great Kat – Funeral March

Todo un personaje esta tipa. De formación clásica al violín se pasó a la guitarra eléctrica y dio una lección de velocidad y preciosismo en sus discos y directos. La imagen de agresividad y dominación seguramente le alejó del gran público, pero, sin duda, una bestia a las seis cuerdas. Entre sus muchas recreaciones de clásicos escogemos esta marcha sacada del disco Beethoven on speed (1990) que recrea la “Sonaba en B Menor para piano” del propio Beethoven.

Rainbow – Difficult to cure (Beethoven’s nine)

Claro, no podía faltar. Es inevitable acordarse de la recreación de Rainbow para el álbum del mismo título, allá por 1981. Sobre la partitura clásica Ritchie Blackmore, Roger Glover y Don Airey crean una canción que encaja en el imaginario sonoro roquero de la banda.

Miguel Ríos – Himno a la alegría

Para terminar el ciclo homenaje a Beethoven, de nuevo tiramos de la “novena” en esta versión de Waldo de los Ríos y Amado Regueiro que de manera preciosista cantó Miguel Ríos en su segundo disco, Despierta, de 1970. Un exitazo en Europa y Estados Unidos.

Uli Jon Roth & Sky Orchestra – Venga la primavera

Y si de relación entre “lo clásico” y “lo moderno” hablamos quién mejor que Uli Jon Roth, uno de los guitarristas que mejor ha introducido arreglos y estructuras orquestales en el rock. En 2003 editó Metamorphosis of Vivaldi’s four seasons con una orquesta de quince músicos y su guitarra como protagonista. La primera parte de este trabajo es una recreación de “Las cuatro estaciones” de Vivaldi.

Los Canarios – Ciclos

Y del mismo compositor y la misma obra, Los Canarios hicieron una asombrosa revisión en 1974. Arreglos e interpretación colocan este Ciclos en la cumbre musical progresiva de cualquier época para unos y en un ejercicio de nada para otros. Sea como fuere, el álbum original, doble, incluía una estación en cada cara y no se puede negar la ambición de Teddy Bautista y los suyos.

Therion – O Fortuna

Otro compositor habitual de las recreaciones metaleras es Carl Orff y su “Carmina Burana”, y entre todas, cómo no traer a Therion, banda que mezcla death y thrash metal con influencias operísticas y sinfónicas, haciendo el fragmento más famoso de la cantata de Orff. Grabado en el año 2000 para su álbum Deggial.

 

Anuncios

12 comentarios en “La música clásica en clave de rock y heavy metal.”

  1. Qué entrada más interesante. De las que has puesto solo conocía la del himno a la alegría -quién no- y Bourée de Jethro Tull (sigue siendo tan buena como cuando la escuché por primera vez).
    También me he quedado sorprendido de lo buena que es es la versión del Vivaldi’ Winter de Dark Moor.
    Te recomiendo también la adaptación que hizo el grupo Seree Lee de la danza húngara de Brahms

    .

  2. Una entrada muy interesante, me ha alegrado mucho ver a los Canarios, yo soy de los que piensa que es uno de los grandes álbumes del rock progresivo español. Por cierto, en este estilo hay muchas referencias a la música clásica, sobre todo cuando comenzó este género, no en vano lo llamábamos rock sinfónico (yo siempre lo he llamado así hasta que apareció el término de rock progresivo); en este sentido, hay bandas que utilizaban orquesta sinfónica, como Barclay James Harvest, The Moody Blues, etc. o que metían “samples” de temas clásicos, como Beggar’s Opera (de éstos tengo ya preparado un post …) Dejo un tema de Deep Purple, una maravilla escondida en su discografía, en la que se utilizó, en la parte central de la suite, una orquesta sinfónica. Un abrazo

    https://laguitarradelasmusas.com/2014/06/27/deep-purple-april/

    1. Muchas gracias por los aportes, que aquí quedan. Preparando este post encontré muchas canciones, en especial de los años 60 y 70, con referencias, homenajes, partes de composiciones clásicas. Así de golpe, Whiter shade of pale por ejemplo. Siempre me ha parecido un acierto. Grupos de heavy metal como Judas Priest o Accept también lo han hecho en ocasiones, o el mismo Jimmy Page en directo. Además, dentro de eso del rock sinfónico, bien dices, gente como Rick Wakeman (Journey to the center of the Earth) o Alan Parsons (Tales of mystery and imagination) componen auténticas suites que podrían formar parte de un repertorio orquestal. No esos refritos de “meto una orquesta con unos arreglos y esto es la décima sinfonía” de Metallica, Kiss o Scorpions, por ejemplo. Hay mucha tela que cortar y varios post que escribir sobre este tema, ya ves. Abrazo de vuelta.

  3. Seguro que vendrán el part. 2 y el part. 3.
    Lo primero que se me ha venido a la cabeza al leer la entrada ha sido, por supuesto, Yngwie Malmsteen, cuando aún estaba centrado, y el maravilloso “Icarus’ Dream Suite Op.4” del Rising Force, basado en el Adagio de Albinoni.
    Clasica/Metal, primos hermanos.

    1. He dejado fuera bastantes canciones, entre ellas alguna de Malmsteen. La relación entre elementos o melodías clásicas o la toma de canciones completas es inmensa, y da para mucho. Preparando este post he aprendido que el miso Chuck Berry compuso su famoso Roll over Beethoven basándose en el ritmo y la melodía de una composición de este último, y transformándola en un rock. Quizá haga segunda parte, material hay. Un saludaco.

  4. En más de una ocasión he escuchado que el heavy metal es música clásica sin electricidad, algo que también creo. En tu entrada comprobamos que el enunciado sigue siendo cierto en dirección contraria. Uno de mis pasatiempos es buscar canciones de música clásica interpretadas como heavy metal y hasta ahora son las versiones de Las Cuatro Estaciones de Vivaldi las que más me han impactado y gustado, pero, como has demostrado, ese es solo el principio y el potencial que hay en este inusual movimiento es inmesurable. ¡Saludos!

    1. Gracias por comentar. Es cierto que buceando en este post he descubierto muchas conexiones y creo que hay cabida a más canciones. Hay muchos guitarristas que se inspiraron en composiciones de orquesta, sinfónicas, barrocas y demás en sus propias obras. Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s