Archivo de la etiqueta: Kiss

El arte del plagio (en el rock)

Y el título no es un error: el arte es un plagio y el plagio es un arte. También en el rock. La Historia de la música ha evolucionado mediante el copieteo, el reciclaje, la revisión de métodos y estructuras anteriores y, claro, la creación absolutamente original. El plagio surgió con la propiedad privada y los derechos de autor. Dicho esto, hay algunos “homenajes” casuales, otros “robados” y la mayoría indiscretos, cuando menos. Pero ¿qué es plagio? dices mientras clavas en mi pupila tu pupila azul… plagio ¡eres tú!

En fin, como listas de plagios hay muchas yo aquí he seleccionado algunos curiosos, raros o tan indisimulados que dan hasta pena. ¿Qué hace un roquero de pro copiando a un cantante brasileiro? ¿Y un grupo de moda adolescente fusilando un éxito masivo de los ochenta? Espero que te lleves alguna sorpresa. Primero pongo el vídeo copiado y luego el copiador.

Agrega en los comentarios tus plagios preferidos del rock.

Y recuerda: robar está muy feo.

Metallica contra Excel 

Las similitudes entre el mega-éxito Enter sadman y le tema Tapping into the emotional void de una banda undergruound como Excel llaman mucho la atención: riff principal, entrada y parte del puente.

Rod Stewart contra Jorge Ben

Que el bueno de Rod se apoderara de la melodía vocal de un tema desconocido de un cantante brasileño de título Taj Mahal hubiera quedado en una fruslería si la canción no se hubiera conocido en todo el mundo. Si comparáis la de Jorge Ben a partir del segundo 50 queda todo dicho.

One Direction contra Def Leppard

En la búsqueda de plagios raros o poco conocidos he encontrado que la banda pop de moda One Direction está a la cabeza de los últimos homenajes no autorizados. Me quedo con este, donde fusilan de manera poco disimulada el éxito Pour some sugar on me de los también británicos Def Leppard en su canción Midnight memories. Si hasta el vídeo le da un homenaje…

Tom Petty contra Red Hot Chili Peppers

Si la copia se toma con humor y se arregla con unos eurillos fuera de las cámaras y las redes sociales, tanto mejor. El bueno de Dani California se inspiró en Mary Jane’s last dance. Aunque intentaron arreglarlo, la melodía y el ritmo se parecen mucho, mucho.

Buckcherry contra KISS

Para qué componer un riff bueno para Lit up si podemos copiarlo. Descarado homenaje a la guitarra de Ace Frehley en Shock me.

Green Day contra The Kinks

Si coges el ritmo y el riff de Picture book y le cambias la letra y la melodía vocal compones un tema nuevo, por ejemplo Warning. Casi da risa. A veces el problema está en la poca oreja y en la cada vez más lamentable incultura musical. Del oyente, digo.

Coldplay contra Joe Satriani

De verdad, en todos lados hay donde rascar. Se libran pocos grupos. Los archi-admirados Coldplay se sacaron de la manga un single de título Viva la vida que se pega a la melodía y al ritmo de If I could fly de Joe Satriani. Vaya, que le han puesto letra al instrumental del virtuoso guitarrista.

Jet contra Iggy Pop

Esta no iba a ponerla por que resulta muy conocida pero me ayudó a ganar una apuesta. Iggy Pop renacido en Trainspotting no se olvida fácilmente. El riff y parte de la estrofa coinciden, además del descaro del ritmo inicial y la línea de bajo. Inspiración.

Led Zeppelin contra el mundo

Una de las bandas siempre bajo sospecha, llena de pleitos por sus continuos homenajes. Algunos temas han cambiado de autores tras las decisiones de los jueces, otras no. La (quizá) banda más grande del rock pasa por ser la gran plagiadora (por ahí anda Oasis midiéndose de igual a igual). Os dejo este pequeño vídeo que explica bien la diferencia entre plagiar sin arte y el arte del plagio.

Canciones que odio y vosotr@s amáis.

30_lovehate

No me malinterprete nadie. Todas estas canciones son excelentes, algunas verdaderos imprescindibles del rock. Pero soy incapaz de pincharlas por mi propia voluntad. Alguna ha sonado hasta la saciedad en cierta época de mi vida, igual que si me hubiera alimentado de solomillos con patatas durante meses, les he cogido tirria. Otras han sido “disneyzadas”: son bandas sonoras del falso rock (death to false metal!), canciones apijadas, aceptadas socialmente que lo mismo te pillan en un ascensor que en el supermercado. Y alguna otra simplemente la odio, sin más razón. Una de ellas la amé hasta que lo nuestro fue imposible, una ex…

En fin, colegas, aquí está mi pequeña lista de esas canciones que, en fin, vosotros y vosotras amáis.

 

Deep Purple – Smoke on the water

 

Nirvana – Smells like teen spirit

 

Miguel Ríos – Himno a la alegría

 

Queen – Bohemian rhapsody

 

U2 – With or without you

 

Extremoduro – El día de la bestia

 

The Clash – Should I stay or should I go

 

Barricada – Okupación

 

Kiss – I was made for lovin’ you

 

Dire Straits – Money for nothing

 

13 canciones rock de padres a hijos

descarga

Canciones de padres roqueros a sus hijos e hijas

En estos días se celebra en algunos países cristianos el Día del Padre y eso da pie a que recordemos que nuestras estrellas del rock y el metal también tienen su corazón familiar. A veces hablan del recién nacido, otras del hijo perdido o del que se hace mayor y abandona el hogar. Un buen puñado de canciones llenas de amor por los hijos.

Neil Young – Here for you

 

La Renga – Cuando estés acá

 

Bruce Springsteen – Living proof

 

John Lennon – Beautiful boy (darling boy)

 

Kiss – I will be there

 

Muse – Follow me

 

Los Fabulosos Cadillacs – Vos sabes

 

Led Zeppelin – All my love

 

Thin Lizzy – Sarah

 

La Fuga – Gigante

 

Eric Clapton – Tears in heaven

 

Queen – Father to son

 

Vince Neil – Skylar’s song

 

No olvides buscar con cualquier pretexto a tu padre y comparte una canción…

images

Sexo en el rock (9): amor adolescente (teenage sex machine)

corazón

Sexo en el rock (9): ¿amor? adolescente… 

Siempre ha sido un tema complejo para nuestra moral la práctica sexual entre adolescentes y con adolescentes. Sin ánimo de ofender y con la sana intención de compartir un poco de música, os dejo cinco canciones que relatan diversos episodios sobre el amor, el sexo, la diferencia de edad y lo prohibido. Aún hay más…

Rick Derringer – Teenage love affair – 1973

El gran Rick nos cuenta porqué le gustan las adolescentes… Un antiguo rollo adolescente le dejó marcado y ahora prefiere a chicas jóvenes. No es lo que parece. O sí. Porque no deja claro si habla de lo que se acuerda o de lo que le pasa. Grabada por Derringer en su disco debut.

 

M-Clan – Carolina – 2001

Me gusta imaginar a Carlos Tarque (cantante) en la tesitura de echar a Carolina de su casa, pues “no tiene edad para hacer el amor”. Y aunque “su madre la estará buscando” al final no va a poder evitar caer. Lo grabaron en el directo Sin enchufe, abrió el álbum y se convirtió en uno de sus temas más populares.

 

Frank Zappa and the Mothers – The mud shark – 1971

Zappa recrea en este número de vodevil el famoso “incidente del tiburón” que miembros de Led Zeppelin y Vanilla Fudge protagonizaron un par de años antes. The mud shark es una improvisación narrada sobre cómo ciertas personas pescaron una cría de tiburón y la utilizaron para ¿jugar? con una groopie adolescente en un hotel… En el vídeo una versión en directo del Fillmore.

 

Kiss – Domino – 1992

En la discografía de KISS se comparten multitud de encuentros y relaciones sexuales, entre ellos varios con adolescentes. En Domino, aparecida en el disco Revenge, Gene Simmons nos cuenta que resulta problemático “si ella no tiene suficiente edad para votar”. Incorregible lengua larga.

 

Los Rodríguez – Hace calor

“Dulce como el vino, salada como el mar” nuestros muchachos no se corta en reconocer que “podrían acusarme, ella es menor de edad”. Ahí dejan su historia de sexo cómplice…

 

PKM – Teenage sex machine – 1986

Una banda desconocida de Carolina del Norte (Estados Unidos) grabó un estupendo álbum de hard rock melódico en 1986 de título homónimo. La canción, que abría el disco, loaba las capacidades sexuales de una adolescente. Las guitarras de Michael Gardner juguetean con la voz lacerante de Pee Wee Watson. Ahí está.

¿Y si… Eddie Van Halen se hubiera unido a KISS?

Kiss_rumors

The KISS Halen Band

Ocurrió de algún modo en los primeros días de 1982, con diferentes versiones según cada uno de los protagonistas. Si hacemos caso a la versión de Gene Simmons (cantante y bajista de KISS), Eddie Van Halen (¿necesita presentación?) se acercó al estudio donde estaban grabando su siguiente álbum los Carapintada, el que llevaría por título Creatures of the night, coincidiendo con el guitarrista Vinnie Vincent. Por entonces KISS era un despelote: Paul Stanley (cantante y guitarrista) y Gene apenas se hablaban; Ace Frehley (guitarrista) llevaba meses sin dar señales de vida; grababan cada día con un guitarrista distinto: Bob Kulick, Robben Ford, el propio Vinnie, Steve Ferris. Eddie intentó un par de solos (dicen que parte de la guitarra del tema I still love you es suya), trasteó por aquí y por allá, les tocó la base de lo que sería el megaéxito Jump y luego fue a cenar con Simmons. En esa cena le contó que estaba cansado de las continuas peleas con David Lee Roth (cantante de Van Halen), que necesitaba un cambio, que sabía de la necesidad de KISS por un nuevo guitarrista y que estaba dispuesto a enrolarse en la banda. Según Gene Simmons, él mismo le animó a perseverar con Van Halen y le negó el acceso al grupo.

Si hacemos caso a la versión de Paul Stanley, eso nunca sucedió… O, al menos, a él nadie le contó nada. Teniendo en cuenta que no coincidía con su colega en el estudio y que solo hablaban por teléfono, resulta de dudosa fiabilidad. Sin embargo, si hacemos caso a el propio Eddie Van Halen… no se acuerda… Aunque dice que de haber ocurrido se acordaría.

La relación de Gene Simmons y Eddie Van Halen comienza muchos años antes, en 1976, cuando en una de sus estancias en genesimmons_edLos Ángeles el bajista recluta a los hermanos Van Halen (Eddie a la guitarra y Alex a la batería) para grabar una maqueta de tres canciones: Christine Sixteen y Got love for sale acabarían en el siguiente largo de KISS (Love gun) y Tunnel of love en el disco en solitario de Simmons el año siguiente. Gene financió la primera maqueta del grupo, con David Lee Roth en la banda. Vamos, que Simmons siempre adoró al pequeño Eddie.

Cualquier parecido con la realidad será coincidencia, pero hubiera sido un pelotazo haber mezclado a Paul Stanley, Gene Simmons y Eddie Van Halen (quizá con su hermano Alex a la batería) en un grupo: The KISS Halen Band. Lo siguiente de Kiss se tituló Lick it up y lo de Van Halen fue el megaéxito 1984. Imaginar a Paul cantando en Jump o a Simmons en Hot for teacher, a Eddie metiendo teclas y uno de sus solos en Lick it up En fin, a ambos les fue muy bien en los ochenta (millones de dólares en ventas de discos y entradas de conciertos), pero la mezcla quizá hubiera dado un álbum histórico…

Quién sabe. Quizá solo son rumores…

Os dejo un enlace a la maqueta de 1976 de Van Halen con Gene Simmons a los mandos y un curiosa (y horrible) versión del tema Rock and roll all nite de KISS a cargo de unos iniciáticos Van Halen.

 

Discos que cumplen 40 años (1)

40 f

 Discos que cumplen 40 años (1)

Ya por aquella época decían que el rock estaba muerto y el punk y la música disco por poco lo consiguen unos años después. Sin embargo, hace 40 años se editaron algunos clásicos que no pueden faltar en tu discografía. En Rockologia.com hacemos una selección muy nuestra de esta cosecha que alcanza la crisis de los cuarenta.

bad_company_bad_company

 Bad Company – Bad Company

No tengo duda en señalar a Paul Rodgers como uno de los cantantes favoritos del blog. El primer álbum de Bad Company se fraguó en otoño de 1973 y vio la luz en el verano de 1974. Paul Rodgers se juntó con Mick Ralphs (guitarrista), Boz Burrell (bajista) y Simon Kirke (batería). Alcanzó el número uno en Estados Unidos y despachó un millón de copias. Contiene dos single de éxito imprescindibles, Can’t get enough y Movin on, y temazos como Rock Steady o Seagull.

Kiss hotter than tell

KISS – Hotter than hell 

Era una época en la que los grupos tenían la constante presión de editar dos y hasta tres discos en doce meses. Tras el debut incendiario de KISS en febrero, la banda se metió de nuevo al estudio en otoño para grabar estas diez canciones urgentes, sucias, roqueras, compuestas y tocadas con virulencia. Algunos momentos fabulosos como la propia Hotter than hell, el riff incendiario de Parasite, la delicadeza de Goin’ blind o Comin’ home o la rompedora Let me go rock’n’roll. Peter Criss a la batería, Paul Stanley a la guitarra junto al cada vez más genial Ace Frehley y Gene Simmons al bajo. Y todos a las voces. Un inolvidable en apenas treinta minutos.

EricClapton461OceanBoulevar

 Eric Clapton – 461 Ocean Boulevard

Eric Clapton había andado perdido por el mundo de la heroína varios años y decidió volver al estudio con unos amigos y el productor Tom Dowd. Eligió Miami, eligió probar cosas nuevas, buscar cosas viejas y juntarlo todo en uno de sus mejores trabajos. Contiene su primer número 1, la versión de I shot the sheriff de Bob Marley. Otros temas geniales como Let it grow, Motherless children o Get ready. Clapton se luce y da su particular toque al I can’t hold out de Elmore James. A partir de este disco, la carrera de Clapton despegó hacia el estrellato.

Aerosmith_-_Get_Your_Wings

Aerosmith – Get your wings 

Antes de alcanzar la fama, antes de entrar en las listas de ventas y de las orgías en coches de lujo, Aerosmith editaron su segundo álbum, el primero producido por Jack Douglas, mago de sus años mágicos, este mismo. Aunque no vendió demasiado, contiene varios clásicos de los Toxic Twins, como Same old song and dance o la versión de Train Kept A-Rollin. La banda la formaban Steven Tyler (voceras), Joey Kramer (batería), Tom Hamilton (bajo), Joe Perry y Brad Whitford (guitarras). Justo unos meses después se hicieron un hueco en la historia del rock con Toys in the attic.

Sexo en el rock (4): por detrás te gusta más (sexo anal y rock)

Metal Ass

 

Sexo anal y rock: la otra vía del amor.

El lado oscuro del amor, el lado equivocado, fruto prohibido, prácticas de pervertidos, en fin, todo un mundo mítico alrededor de la penetración anal en el sexo. Nuestros muchachos de la música no le hacen ascos a nada y han dedicado muchas canciones al tema. Aquí seleccionamos unas cuantas. Pero hay muchas más… ¿de cuál te acuerdas?

Kiss – Nothing to lose

En su debut de 1974 intentaron perturbar las mentes con esta clara petición hacia su chica: prueba el otro camino, no tienes nada que perder. ¿Al final la chica se dejaría?

 

The Doors – Back door man

Qué directo comienza Jim Morrison: “soy el hombre de la puerta de atrás, los hombres no lo entienden pero las mujeres sí”.

 

Burning – No es extraño que estés loca por mí

La referencia es bastante explícita: “de rodillas ante mí, es como te gusta a ti; de rodillas por detrás es como te gusta más”.

 

Guns N’Roses – Anything goes 

Literalmente, el título se traduce como “todo vale”. Axl quiere probar: con los pantis por las rodillas, tu culo en ruinas, apretando y empujando. Un gran tema con una letra censurable…

 

Little Richards – Tutti Frutti

Increíble pero cierto. En 1955 Little Richards coló esta canción en todas las radios de los Estados Unidos con su extraña letra. Años después confesó que hablaba de sus relaciones con otros hombres y mujeres y su experiencia del sexo anal con ellos: retorció la letra para hacerla aceptable en la época. Un caso icónico.

 

Rolling Stones – Sparks will fly

En el álbum Voodoo Lounge colaron este tema en el que Mick afirma: “las chispas volarán cuando me ponga detrás de ti, te lo vas a encontrar, vas a gritar”.

 

Portadas rock con periódicos y cómics

hardrockheroes-1264106023

 Periódicos y cómics en las portadas de álbumes rock.

La relación entre el cómic y la música rock está muy arraigada en ambas direcciones: tanto héroes de nuestro rollo han aparecido en tebeos como invitados o protagonizando sus propias historias, como el cómic ha servido de escusa para ilustrar las portadas de algunos grandes discos. ¿Y qué decir de los periódicos? ¿Acaso no han ocupado cientos de noticias nuestros escandalosos artistas? Motivo suficiente para protagonizar sus propios diarios en algunas célebres portadas.

He aquí una breve selección de algunas de las portadas de rock con periódicos o cómics que más nos gustan.

Cheap Thrills – Big Brother & The Holding Company – 1968

Una de las más célebres y celebradas, a cargo del genial Robert Crumb

cheapthrills-1264106067

Guns’n’Roses – Lies – 1988

Los ‘roses se marcaron un periódico con noticias controvertidas donde leemos los títulos de las canciones del álbum (EP más bien). Fueron tachados de machistas, misóginos y xenófobos.

GNR Lies

KISS – Unmasked – 1980

Dibujada por Vitor Stabin, representaba la persecución de un periodista a los miembros de la banda intentando conseguir una instantánea de sus “verdaderos” rostros.

Kiss_Unmasked_Album_Cover

 

Joe Satriani – Surfing with the alien – 1987

Como si el gran Jack Kirby fuera fan de la música de Joe Satriani… aunque es al revés. Tanto el título como la canción Ice 9 están inspiradas en la iconografía del personaje Estela Plateada.

surfingwiththealien-1264106188

 

Jethro Tull – Thick as a brick – 1972

Quizá la más famosa, contenía un periódico con noticias acerca del protagonista, siguiendo el guión de la historia musical. Mucha gente creyó que todo era cierto. Impagable.

Jethro Tull - Thick as a Brick

 

Retornos sonados del rock.

Cuernos

Retornos sonados del rock: ¿segundas partes siempre son buenas?

La mayoría de las veces dicen volver por amor, o sea, que se echan de menos o que tenían ganas de trabajar juntos de nuevo o que ahora ha surgido la chispa adecuada. Pero, casi siempre, el dinero ronda por todas estas reuniones más o menos genuinas, más o menos insinceras. ¿A nosotros, aficionados, oyentes, acaso nos importan las razones? Que nos saquen el dinero haciendo buenos discos y ruidosos conciertos. Si luego se aman o se odian, para ellos queda. Aunque en ocasiones segundas (y hasta terceras) partes no solo no son buenas, casi indeseables.

He aquí una selección de las muchas vueltas y revueltas en el universo sonoro del rock y el metal. Tú dirás qué te parecen.

1. El retorno clásico

La banda se cerró. No hubo más discos, ni más conciertos. Pero un buen día se reúnen. Tal vez para un evento concreto, quizá coinciden en una fiesta o, simplemente, murió la razón del odio. Retornos clásicos hay donde elegir. Algunos se curran uno o varios discos juntos; sirvan de ejemplo los de Deep Purple (el Mark II de 1984) o Europe (2003). Otros hacen caja con una gira y “adiós muy buenas”, como Héroes del Silencio (2007).

 

2. El retorno temporal

Esta variedad de retorno se da cuando una banda más o menos conocida mantiene su actividad de conciertos y álbumes perdiendo eso que llamamos “miembros originales”. Pasados unos años, y cuando la situación lo permite, el line-up considerado original se reúne y nos deleita con una gira o alguna grabación. Tras el arrebato inicial o el llenado de caja esos miembros reciben de nuevo la patada y la banda continúa contratando en su lugar a otros músicos. Ejemplos de este retorno, el de Barón Rojo (2011) y el de Kiss (1996). Barón Rojo reunió la formación de sus primeros álbumes para una gira y una película documental durante varios meses; después Sherpa (bajista) y Hermes Calabria (batería) no fueron invitados a continuar en el grupo y los hermanos de Castro (Armando y Carlos) llamaron a otros músicos. En el caso de Kiss, tras varias giras y un álbum de estudio, los miembros originales Ace Frehley (guitarra) y Peter Criss (batería) fueron expulsados y sustituidos por otros músicos (y hasta hoy).

 

3. El retorno del hijo pródigo

Por alguna razón uno de los miembros principales del grupo se larga o es expulsado. Pasados unos años, tras el fracaso de ambos por separado, se produce el regreso. A veces vuelven a romper, otras continúan con más o menos amor y éxito (inseparables). Yo propongo como ejemplos el retorno de Rob Halford a Judas Priest (2003), el de Joey Belladona a Anthrax (dos veces, que ya tiene mérito, en 2005 y 2010) o el doble regreso de Bruce Dickinson y Adrian Smith a Iron Maiden (1999).

 

4. El retorno con muerto

Uno de los retornos más difíciles: uno de los miembros está muerto. ¿Qué hacemos? Hay dos variedades: sustituimos al muerto por otro músico o usamos un fantasma. Grupos que han regresado sustituyendo al desparecido hay varios, entre otros Led Zeppelin (en un par de ocasiones, la última en 2007 con Jason Bonham en la batería) o Alice in Chains (William Du Vall ocupó el puesto de Layne Staley en 2005 y hasta hoy). El retorno con fantasma más famoso lo protagonizaron The Beatles con su ficticia reunión de 1995: Paul McCartney (bajista), Ringo Starr (batería) y George Harrison (guitarra) grabaron una “nueva” canción con John Lennon (cantante para la ocasión y asesinado quince años antes) utilizando una maqueta de este último. Y no olvidemos a los Thin Lizzy sin Phil Lynott, tela.

 

5. El retorno sin nombre

Una formación se reúne tras varios años pero ¡oh, sorpresa! no pueden usar su antiguo nombre. El ejemplo arquetípico lo ofrecen Heaven&Hell: los miembros de Black Sabbath entre 1980 y 1982  no pudieron utilizar el nombre de la banda en su reunión de 2006, por lo que utilizaron el de su álbum más famoso.

KISS – Animalize – 1984

Kiss Animalize

KISS – Animalize – 1984

En plena efervescencia del heavy metal en las listas de ventas, en conciertos masivos y giras millonarias a ambos lados del Atlántico, Kiss construyeron su Animalize en la senda de sonido duro y acerado que comenzó con su anterior Lick it up.

La intrahistoria de este álbum de Kiss es tan interesante como su contenido. En julio de 1984 los líderes del combo, Paul Stanley (voz y guitarra) y Gene Simmons (voz y bajo), junto con el batera Eric Carr, entraron en los estudios Right Track de Nueva York. No tenían productor, apenas tenían terminadas las canciones y aún no habían decidido quien sería el cuarto miembro, el guitarrista principal.

Ante este panorama, y con la situación a punto de explotar, Simmons decide largarse a terminar el álbum WOW de Wendy O. Williams para su propio sello. Pasó fugazmente por el estudio para grabar sus partes de bajo y las voces de sus temas y continuó hasta Vancouver para co-protagonizar la cinta (qué vieja palabra) Runaway.
KISS – Heaven’s on fire

Paul decidió hacerse con las riendas de la producción, entre tanto, y desechó la mayoría de las partes grabadas por Gene (excepto en cuatro temas), lo que le obligó a reclutar a un bajista. El elegido fue Jean Beauvoir, de Plasmatics (banda en la que militaba Wendy, todo queda en casa). Además de rehacer las partes de bajo contribuyó a la composición y los arreglos. Paul se apoyó en Michael James Jackson para la producción y grabación de las partes de batería. Además, los hermanos Kulick (Bob y el pequeño Bruce) metieron guitarras y se soltaron por el estudio algún solo y Mitch Weissman, quien compone en tres temas, colaboró con bajos y guitarras.Kiss Animalize band 2
Por primera vez en la historia de la banda en varios de los temas aparece un solo miembro original de la banda tocando en ellos (una curiosidad sin más). Paul Stanley se cargó con la responsabilidad de sacar adelante la banda y elegir al nuevo guitarra. Tras muchas vueltas y ofertas varias, se decidió por Mark St. John (de verdadero nombre Mark Norton), profesor de guitarra que presentó el mismo Grover Jackson (de las guitarras Jackson).
Kiss Animlize band 1El álbum debutó con éxito en las listas en octubre de aquel año, aupado por el single Heaven’s on fire, y se convirtió en el más vendido desde el Dynasty (1979). Este tema, uno de sus imprescindibles, compuesto con Desmond Child, sigue la senda de tema roquero de riff sencillo, letra sexual y estribillo pegajoso que ya probaran con el tema Lick it up. La verdad es que el álbum lo salva Paul. El comienzo con I’ve had enough (into the fire) resulta demoledor: un riff heavy, buenas armonías y un estribillo a pleno pulmón, con Eric a tope. En Get all you can take las estrofas recuerdan a Led Zeppelin, por el riff de guitarra y la forma de entonar de Paul, un puente largo y un estribillo en el que el coro contesta a la voz principal, redondeado de un buen solo. La más cañera Under the gun se desboca, quizá demasiado rápida y con Stanley algo chillón, pero funciona bien. Y el medio tiempo (aquí falta la megabalada) Thrills in the night tiene una sencilla estructura y un buen estribillo, por lo que entra bien y se queda tarareando en la cabeza.
KISS – Lonely is the hunter

Los temas de Gene, por contra, adolecen de cierta dedicación, tanto en la parte compositiva como en el trabajo vocal del lengua larga. Bien es cierto que Burn bitch burn resulta muy acertada, con un estribillo correcto, buenísima batería y un guitarra de nivel (aunque Gene suena algo forzado). Después, Lonely is the hunter recuerda a los Kiss de años anteriores (no en vano la rescató de sus viejas maquetas), con Simmons cantando en su tono y uno de los mejores solos (curiosamente, metido por Bruce Kulick). Pero quizá  While the city sleeps Murder in high heels suenan algo desafortunadas, por debajo del nivel del resto.
En resumen, un álbum de la época que salió adelante con algunos buenos momentos y que merece la pena rescatar de vez en cuando.