Archivo de la etiqueta: WASP

Sexo en el Rock (15): la canción del pene.

peruvian-torch-cactus-zaden-trichocereus-peruvianus-2-1Había pensado titular este post algo así como “rock around the cock” emulando la iniciática canción de Bill Halley titulada Rock around the clock. Después le di vueltas a poner un nombre onomatopéyico, mal sonante, pero por aquí venís gentes de muy diversos lugares del mundo y ¿cuál era el adecuado?: falo, verga, bálano, polla, chimbo, garrote, huasca, callampa, chafarote, grifo, pichula, bimbín, churra, rabo, garomba, picha. ¿Cómo se llama en tu ciudad? Al final me he decidido por el término más científico. A lo peor me censuran en la red que ahora hay mucho miramiento con esto del bienquedar, el buenismo y el aparentar.

Pues sabed que nuestros roqueros hacen gala de un extenso vocabulario para referirse a sus miembros viriles o a los de sus allegados. Aquí os pego una selección que, como decimos por aquí, es la polla. Salud y rocanrol.

KISS – Love gun

“Tú pulsas el gatillo de mi pistola del amor”, no se puede ser más romántico que Paul Stanley en este tema del álbum que en 1977 editó la banda con el mismo título.

P J Harvey – Long snake moan

En esta oda a la largura, P J Harvey pide “trae, amor, todo tu poder”. Así está el tema. Del álbum de 1995 titulado To bring you my love.

Alice Cooper – Feed my Frankstein

Nunca había oído llamar al propio miembro viril con un nombre tan monstruoso, pero Alice Cooper lo hace en su Hey stoopid de 1992. Steve Vai y Joe Satriani comparten las guitarras, por cierto. El monstruo que viene…

Lujuria – Esta noche manda mi polla

“Un nuevo Cid Campeador” en busca de fiesta: esta noche mando yo, dice la personalísma letra de Lujuria para el EP del mismo título editado en 2015.

Peter Gabriel – Sledgehammer

Quisiera yo saber si Gabriel compuso un superhit a su miembro por una apuesta o por circunstancias poéticas. Un “sledgehammer” es una especie de mazo alargado para romper rocas, que en nuestro idioma se traduce como “almádena” o “macho”. El caso es que en 1986 copó las listas de medio mundo y se hartó de recoger reconocimientos con este tema de su álbum So. Déjame tu martillo pilón…

ZZ Top – Tube snake boogie

La historia de los barbudos más marchosos del rock sobre una vecina que adoraba marcarse un boogie con su serpiente-trompa apareció en el álbum de 1981 El loco.

Mago de Oz – Polla dura no cree en dios

Tal cual nos explican, cuando la sangre se concentra entre las piernas uno ya no sabe ni en qué cree, así está el tema. Mago de Oz en su aclamado Finisterra lo dejan claro: iba para señorito pero… ¡a vivir!

WASP – L.O.V.E. machine

No podía faltar en esta colección Blackie Lawless: “todo lo que necesito es mi máquina del A.M.O.R. esta noche” cariño, ¿no soy tu sueño más húmedo? Del imprescindible debut de la banda allá por 1984.

Lou Reed – My red joystick

Curiosa canción de Lou Reed suplicando que, al menos, le dejen su “pequeño joystick rojo”. Repleto de referencias bíblicas y dedicado a alguien que se marcha, Reed lo grabó en 1984 para su álbum New sensations.

 

Así queda la lista, pero hay muchas más. El tema no tiene fin en un mundo tan “macho” como este del rock. De regalo, y para compartir una sonrisa, os pego este vídeo que ilustra muy bien la diversidad de vocabulario, formas e inspiraciones del pene.

 

 

Sexo en el rock (11): infidelidades y otras mentiras.

infidelidad.jpg

Sexo en el rock (11): infidelidades y otras mentiras.

La mentira del amor o el amor cambiante, una noche de sexo o una historia duradera, una nueva experiencia o un clásico de la noche después del concierto. Casi nadie reconoce sus infidelidades, las esconde en hoteles, asientos de coche y mensajes de móvil. Nuestros roqueros no son ajenos a todo esto, unas veces como víctimas engañadas o como consentidores, otras como jugadores en pareja ajena de la mentira del sexo a escondidas.

Nuestra pequeña selección de infidelidades y otras mentiras en pareja.

 

Led Zeppelin – Your time is gonna come

Además de su excepcional solo y ese inolvidable comienzo con órgano casi de iglesia, Led Zeppelin nos brindaron en su debut de 1969 esta queja de un marido acerca de una mujer que se acuesta con cualquiera que se le cruce… entre las piernas “Lying, cheating, hurting, that’s all you seem to do. Messing around with every guy in town”

 

Gov’t mule – Time to confess

Excelente canción sobre el hombre que decide contar la mentira, iluminar el oscuro secreto. Más de ocho minutos de sentimiento y fuego en esta versión en directo.

 

Warrant – I saw red

Y nos queda “la pillada”. Nuestro protagonista llega a casa, abre la puerta del dormitorio y… lo ve claro. Triste melodía y gran interpretación de un enamorado Lane. Melosa balada de guitarras suaves del multiplatino Cherry pie aparecido en 1990.

 

Supertramp – Another man’s woman

Otra historia de corazones divididos. Rick Davies clama a su amada que decida dónde está su verdadero amor. Porque ahora mismo es la mujer de otro y eso él no lo soporta. Del cuarto redondo de la banda, Crisis? What crisis? de 1978. Me encanta el piano.

 

Alanis Morisette – You oughta know

Si antes era la queja del que está fuera, del que espera, ahora es la historia cargada de rabia y celos de la amante despechada. Impresionante. Primer single y mega-éxito de su debut de 1994 Jagged little pill.

 

Eagles – Lying eyes

Dura historia de una infidelidad consentida. Ella se va a pasar la tarde con un hombre rico creyendo que su pareja no lo sabe. Él sufre en silencio porque sabe las razones por las que ella visita a este tipo. Tus ojos no pueden esconder la mentira… Apareció en el cuarto disco de la banda, One of these nights, de 1975 y alcanzó, como single, el número 2 en Estados Unidos.

 

Skunk Anansie – Infidelity (only you)

O cómo una infidelidad es una auténtica relación de amor. En el álbum Stoosh de 1996 Skin desata su amor hacia la persona que ama en secreto “Lost infidelity (…) only you can be the one”. Deliciosa.

 

WASP – Wild child

El salvaje Blacke Lawless no podía tener otro papel en una infidelidad: el chico malo y salvaje que tienta a la chica de otro “he’ll never ever touch you like I do, so look in my eyes and burn alive the truth”. Sin piedad, abrió el segundo largo de WASP, The last command, allá por 1985.

 

Theory of a Dead Man – Bad girlfriend

Quizá crees que acostarse por ahí con otras mujeres no le importa a tu novia… si no se entera. ¿Cómo te sentaría descubrir que ella hace lo mismo? Tyler Connolly (cantante) te lo cuenta en este tema que apareció en su Scars & souvenirs de 2008.

 

Jimi Hendrix – Hey Joe

Clásico eterno, una historia de rabia, de venganza: “woman has done undesirable things/ Woman must now die”. Un hombre que asesina a su mujer y huye. Fue el debut como single de Hendrix en 1966.

 

 

W.A.S.P. – The headless children – 1989

WASP headless children

W.A.S.P. – The headless children – 1989

A finales de los ochenta, Blackie Lawless, cantante, compositor principal y guitarrista de W.A.S.P., harto de la censura comercial, de las presiones discográficas, de las críticas burlonas hacia su música y su espectáculo, se propuso dar un cambio para el cuarto trabajo del grupo. The headless children representó un esfuerzo por su parte de entregar un álbum serio, que tocase la fibra social, lleno de buenas composiciones y arreglos, sin perder la esencia de los discos anteriores, pero dando un paso adelante en la composición. Las letras tratan temas de actualidad: se cuela el presidente yanqui Ronald Reagan, la bomba atómica, la depresión, la soledad, la adicción o la muerte.

Comenzar un trabajo con la ambición de The heretic (the lost WASPchild) y sus siete minutos de caña, cambios, arreglos y armonías lo pone claro. Desde la intro, con un excelente arreglo del teclista Ken Hensley hasta el final está diciendo: somos un gran grupo y esto os lo coméis. El tema título, The headless children, comienza también con el teclado de Hensley, se suman las guitarras llenas de textura, buen estribillo y puente y un trabajo de instrumental muy bueno.

Los tres singles, sin embargo, fueron las canciones más directas. El primero, The real me, una estupenda cover de The Who, con una interpretación muy lograda, metida de lleno en el Universo Blackie y con un aporte extra por parte del bajista Johnny Rod y el batería Frankie Banali; en la preparación del disco también grabaron una de Jethro Tull (Locomotive breath), y es que W.A.S.P. cuidaban mucho las versiones. El siguiente, la roquera Mean Man, sobre la vida libertina del guitarrista Chris Holmes, lleva un riff estupendo, rápido, y un adictivo estribillo. La última canción en editarse como sencillo, la gran balada de WASP, Forever free, trata sobre la muerte y la libertad del espíritu, comienza con un arpegio sencillo, sigue sobre una melodía suave y se va enredando capa a capa hasta el grande finale.

Thunderhead tiene un fraseado melódico muy bueno, un estribillo grueso, un riff Iommi y casi siete minutos de heavy de época; Blackie hace una de sus mejores interpretaciones, con rabia, con intensidad, pero sin perder la melodía. De igual agresividad y contundencia, The neutron bomber, una joyita.  Cierra el álbum Rebel in the F.D.G., en la que, de nuevo, Blackie se entrega reivindicándose como el tocapelotas que era.

Un álbum genial que, sin embargo, marcó un punto final a una época en la banda. Poco después Lawless se desprendió de Holmes y Rod y se lanzó a un álbum conceptual. Pero esa historia será otro día. Hoy toca disfrutar de The headless children.

W.A.S.P. – The headless childen 

Versioneando: las mejores versiones de WASP

wasp

 Las mejores versiones de WASP

Muchas bandas publican versiones muy interesantes de sus ídolos en los primeros años y luego abandonan el buen vicio en favor de sus temas propios. Blackie Lawless, dueño absoluto de W.A.S.P., comenzó metiendo temas ajenos en aquellos primeros discos. Esa costumbre la ha retomado últimamente y nosotros vamos a disfrutar ahora mismo de ello. W.A.S.P. en estado puro… más o menos.

Paint it black

Lo encontramos en la redición del primero de la banda. Cover de la mítica canción de los Rolling Stones, editada en 1966 como single.

I don’t need no doctor

Apareció en el Inside the Electric Circus del 86 y se llevó su correspondiente vídeo. La original pertenece a Ray Charles, quien la editó en 1966. Famosa es la versión que Humble Pie hizo del tema.

Easy leaving

En el mismo álbum se marcaron esta de Uriah Heep, famosa canción del álbum Demons & Wizards (1972).

The real me

Quizá mi favorita, estupenda recreación con sonido Lawless del temazo de Quadrophenia (1973).

Burn

Blackie se atreve con todo, y en esta versión de Deep Purple (1974) lo demuestra. Del álbum Babylon.