Archivo de la etiqueta: Type O Negative

Sexo en el Rock (16): amor con la novia cadáver.

Necrofilia. ¿Mito o realidad?

Durante muchos años creí que era un mito, algo de cuentos de terror, una leyenda nacida de la ignorancia que había traspasado los siglos por su morbo y el rollo macabro. Pero no, gente. La necrofilia lejos de ser una rareza oculta es una realidad, vicio oculto que sucede en más ocasiones de las que creemos. Ignoro si alguien por aquí practica este hobby.

En cualquier caso, muchos de nuestros artistas favoritos han dedicado alguna canción a la temática, supongo que más por llamar la atención, provocar o cierto sentido macabro del humor que, de verdad, por ejercer el amor frío. Como de costumbre, aquí seleccionamos unas cuantas: historias de sexo, rock y… necrofilia.

Dale al play.

Alice Cooper – I love the dead

El pervertido de Alice grabó unas cuantas canciones sobre el tema: Refrigerator heaven, Cold ethyl y esta I love the dead. No en vano, Cooper y sus chicos crearon el shock rock. Los directos de aquella gira debieron ser épicos. Del inmenso Billion dollar babies de 1973.

Tom Petty – Mary Jane last dance

Para el recopilatorio de 1993 que terminaba su contrato con MCA compuso esta joyita de letra ambigua pero vídeo explícito. Kim Basinger en el papel de novia muerta siendo atendida por su chico como si estuviera aún caliente. ¿Cuál será el último baile de Mary Jane? “Last dance with Mary Jane/One more time to kill the pain”.

Savatage – Necrophilia

Si nos tomamos de manera literal esta tonada de 1985, aparecida en Power of the night, la banda de Jon Oliva lo tiene claro: “Necrofilia/Velas negras ardiendo/en su altar de hielo/Ella no lucha/Doncella de metal/en su camino a través de la noche/aléjate/Tus manos están frías/Ojos de cadaver/Almas malditas”

Lujuria – Levántate y anda

“El sexo levanta a un muerto/ahora sé que es realidad”. El vicioso abusador de cadáveres se llevó una sorpresa al resucitar a una muerta mientras se la beneficiaba. Del disco El poder del deseo y supuestamente basada en una historia real.

Avenged Sevenfold – A little piece of heaven

Lo normal. Tu novia no quiere casarse contigo, la matas y convives con ella como si tal cosa. “Cause I really always knew that my little crime/Would be cold that’s why I got a heater for your thighs/(…)/Now an angry soul comes back from beyond the grave/To repossess a body with which I’d misbehaved”. Aparece en el álbum homónimo de 2007.

Parálisis Permanente – Adictos a la lujuria

Ni muerto le dejan a uno en paz. “Llevo treinta días sin luz/encerrado en este ataúd” y miran con deseo “mi piel fría y morbosa”. Y es que las mentes sucias amigas de la obscenidad encuentran dónde saciarse en quien no puede escapar. Del único álbum de la banda, El acto, publicado en 1982.

The 69 Eyes – Dead girls are easy

Si tienes dudas, si te cuesta encontrar tema, si no sabes ya qué hacer para tener sexo, escucha los consejos de estos finlandeses: cuando la noche llega, todo lo que quieren hacer las chicas muertas es “roquear”. Una forma de ligue fácil, vaya, porque las muertas nunca dicen que no. A tumba abierta.

Type O Negative – All hallow’s eve

Canción inspirada en el cuento Ligeia, de Edgar Allan Poe, donde se describe un acontecimiento amoroso que sucede puntualmente el día previo a Halloween de manera reiterativa. Y es que “ella viste la muerte maravillosamente/más impresionante ahora que en su vida/en una cama de hojas de otoño”. Aparece en el World coming down de 1999.

Lobos Humanos – Johnny el nekrofíliko

Los murcianos Lobos Humanos cuentan la historia verídica (o no) de Johnny, apodado el nekrofíliko, por su vicio de visitar los cementerios, vamos, “el don Juan del ataúd” nada menos. Y es que el mundo de ultratumba es más generoso para este tipo marginal: “para mí ir al cementerio es como ir al puticlub”. No apta para orejas sensibles, desde luego.

Slayer – Necrophiliac

Como todas las letras de Slayer (o muchas de ellas), no debe interpretarse a modo de experiencia real. Pero en el brutal Hell awaits de 1985 comparten la necesidad de desenterrar cadáveres impuros: “siento el impulso de la creciente necesidad/para follar este cadáver pecaminoso”. Amigos de Satán.

 

Y según en qué lado del espectro de los vivos y los muertos te encuentres, a veces la necrofilia es genial. O la única solución. Una sonrisa cadáver.

Sexo en el rock (2): donde comen dos comen tres (tríos y rock)

Trios y rock

Sexo entre tres y rock: menage a trois a ritmo de rock and roll

Una fantasía recurrente en nuestra sociedad rock es la de los tríos o menage a trois, que dicen los plurilingües. Cualquier combinación es posible: dos machos más una hembra, dos hembras más un macho, tres machos o tres hembras… hasta canciones con perro he encontrado, que me permitiréis no incluir porque ya escapa a mi buen/mal gusto.

He aquí mi pequeña selección de canciones donde hombres y mujeres se dan al vicio o al placer de la compañía múltiple en la cama. Disfrutadlo solos… ¡o en multitud!

Warrant – Love in stereo

No se creía la suerte que tuvo Janie Lane la primera vez que fue a California… dos chicas, una noche… amor estereofónico.

 

Jane’s Addiction – 3 days

La escuchamos en el fabuloso Ritual de lo habitual, la historia verídica de Perry Farrell con su novia y una amiga durante tres días de sexo y drogas. Imperdible temazo.

Jefferson Airplane – Triad

Canción originaria de David Crosby en la versión de los Jefferson, la historia ambigua de un hombre coqueteando con dos mujeres en una habitación…

Type O Negative – My girlfriend’s girlfriend

Nadie puede discutirle a Peter Steele su afirmación: la novia de mi novia también es mi novia… así que, ¡donde comen dos comen tres! Una letra sin malas interpretaciones…

Motley Crüe – Same old situation

Los reyes de lo excesivo y el sexo explícito no podían faltar aquí. Qué no habrán hecho estos… Una historia de amor donde una amiga te presenta a otra amiga vestida en látex… una cosa llevó a la otra.

The Rolling Stones – Stray cat blues

Mike está en la habitación con su nueva novia y le sugiere que se suba a una amiga… nada explícito en realidad, pero si tú quieres…