Archivo de la etiqueta: The White Buffalo

Pistolas y robos: Canciones sobre atracos y atracadores.

Desde el violento atracador que arma en mano entra en el banco, hasta el cerebro que organiza el atraco del siglo; desde el fugitivo que atraviesa el desierto de pueblo en pueblo, hasta el ladrón de la tienda del barrio. Incluso el que hurta ropa interior. Todos tienen su canción. Y aquí, entre pistolas, rejas y fajos de billetes, repasamos unas cuantas de nuestras canciones favoritas sobre atracos y robos.

…dale al play.

Burning – Esto es un atraco

Con su chupa de cuero y sus gafas de rock y la “recortá” sale a la calle a cometer un atraco. “Esto es un atraco nena/ya no ocurrirá jamás/si este sale me retiro”. Pero suenan las sirenas de la policía… Inolvidable tema del Noches de Rock’n’roll de 1984.

The White Buffalo – Robbery

Con los colegas, una 44 y mucha prisa: “Get your ass on the floor, boy/this is a motherfucking robbery”. El atraco iba bien hasta que un poli os ve huyendo. Velocidad, olor a goma quemada y un balazo reventando una rueda. Correr, correr, pero “there ain’t nowhere to hide, son, you are surrounded”. Con su particular estilo, Jake Smith (el búfalo blanco) narra esta odisea moderna a punta de pistola en su Darkest Darks, Lightest Lights de 2017.

The Steve Miller Band – Take the money and run

En una historia muy Bonnie and Clyde, Mr. Miller canta “Billy Joe shot a man while robbing his castle/ Bobbie Sue took the money and run”. Pero el detective Mack va tras la pista de los ladrones. Excelente y pegadizo estribillo para una joyita del Fly like an eagle de 1976.

Ramoncín – Atracador

“Ojos duros, gesto sin compasión/en un instante todo puede cambiar”. Las balas que buscan el corazón están presentes en este atraco de (aparente) final sangriento. Nunca hay un último golpe, salvo que la vida se acabe. Ramoncín lo canta en La vida al filo (1986).

Genesis – Robbery, assault and battery

Con una intrincada estructura y el protagonismo de los teclados, la banda británica narra un robo de diamantes que salió regular: “the alarm had been sounded, he was completely surrounded/ but he had some more tricks up his sleeve”. Muy teatral, aparece en el álbum de 1976 A trick of the tail.

Johnny Cash – One piece at a time

Pero no todos los atracadores cargan el revolver o se lanzan a un cara a cara contra la policía. Cash narra en esta canción de 1976 cómo puede construirse un “psycho-billy Cadillac” robando pieza a pieza de la misma fábrica: “one day I devised myself a plan/that should be the envy of most any man”. La paciencia del protagonista le permitió construir el coche más raro de la historia a lo largo de veinte años de saqueo; un aspecto pintoresco debía tener el auto, desde luego.

Lenny Kravitz – Bank robber man

Con un riff goloso y repetitivo, Kravitz cuenta el día que le detuvo la policía creyendo que había atracado un banco: “Just then the officer at hand said/I don’t give a damn that you are in a rock and roll band”. Suenan las sirenas, ¡aquí todas las unidades! Tengo al atracador… ¿equivocado? Entretenido y veloz tema del sexto álbum del guitarrista, titulado Lenny (2001).

Joaquín Sabina – Pacto entre caballeros

Basado, según su autor, en hechos reales, compuso Sabina este rock para su Hotel dulce Hotel (1987) recordando a los tres chicos que le reconocieron cuando intentaban quitarle el reloj y la cartera. “Este encuentro hay que mojarlo con jarabe de litrona”. Y se lo llevaron de fiesta a una barra americana y le presentaron a “Maruja la cachonda”. Una historia con final feliz.

Alabama 3 – Have you seen Bruce Richards Reynolds

Pocos atracadores tan famosos como este, cerebro del famoso robo al tren de Glasgow. ¿Has visto a Bruce Richards Reynolds? Estamos buscándole pero “He’s a mastermind you know/Just walking through the walls of jails and letting his firm go”. Imposible no elegir esta canción entre todas las inspiradas en el tema, porque el propio Bruce Reynolds tiene un papel estelar. No en vano, su hijo forma parte de Alabama 3. Del álbum de 2005 Outlaw.

The Clash – Bankrobber

Con su característico estilo, Joe Strummer nos cuenta que su padre fue un ladrón de bancos ” but he never hurt nobody/he just loved to live that way/and he loved to steal your money “. Orgulloso del oficio. Grabada como single en 1980 y titulada Bankrobber, aparece en el recopilatorio de rarezas y caras B titulado Black market clash con su propia versión dub de título Bankrobber/robber dub.

Jane’s Addiction – Been caugh steeling

El lujo de reconocer el hábito del robo y sentirse orgulloso por ello de nuevo: “I enjoy stealing/It’s just as simple as that”. Y no lo hace solo, porque su novia también se anima: “my girl, she’s one too/she’ll go and get her a shirt/stick it under her skirt”. En 1990 estos tipos lo grabaron en el polémico e irreverente Ritual de lo habitual.

Gabinete Caligari – Lo mejor de ti

Y para terminar esta colección, una copla de robos raros. “Con lo mejor de ti/un mundo nuevo me construí/a fuerza de reunir/objetos que robé de ti.” Aunque la historia terminó, “la mejor de tus prendas/guardo en un altar” y con esa prenda “juego a recordar”. La vida obsesionada de Jaime Urrutia a través de las posesiones robadas a una persona ¿amada? y perdida. Del álbum Cien mil vueltas, publicado en 1991.

Y la lista es interminable… ¿Cuál hemos dejado fuera?

12 Canciones sobre el suicidio.

Siembra la polémica y muchas veces, incluso, resulta un tema tabú. Quitarse la vida. Por soledad, por una enfermedad incurable, por depresión, por desesperación. El dolor del que se queda, preguntando si pudo hacer algo. El sufrimiento del que está a punto de saltar por una ventana, de dispararse en la sien. Hemos seleccionado un puñado de canciones sobre el suicidio, sus consecuencias y algunas pequeñas reflexiones. Por cierto, tema no ajeno a nuestros músicos y a los que dedicamos ya un post que puedes leer en este enlace.

Dale al play…

Metallica – Fade to black

Una de sus mejores canciones incluida en Ride the lightning (1984). Narrada en primera persona por un suicida: “I have lost the will to live/Simply nothing more to give”. Sin esperanza, solo, decide que no merece la pena “Death greets me warm/Now I will just say goodbye”.

Pearl Jam – Jeremy

Para su debut (Ten, 1991) Eddie Vedder compuso esta letra impresionado por una historia real, la de Jeremy, el niño que se suicidó delante de sus compañeros de instituto. La forma en que Vedder interpreta el tema y canta el estribillo dota de cierto dolor mórbido a la música.

Ramoncín – Putney Bridge

El suicidio del “último punk” desde Putney Bridge: “su cuero negro lleva el nombre de los Clash/se ha tirado sin mirar atrás”. Porque si muere el punk y vuelve el pop “es que algo anda mal”. Del iniciático e imprescindible Arañando la ciudad (1980).

Uriah Heep – Suicidal man

La reflexión de un hombre asomado a la ventana, pensando qué hacer con su vida, preguntando “Why won’t you help me/Or give me hand/’cause I’m close to becoming”. Una canción entre la esperanza de una oportunidad, de alguien que acuda a evitar el suicidio y la pena por haber llegado hasta ahí. Formó parte del álbum de 1974 titulado Wonderworld.

Manic Street Preachers – 3 ways to see despair

Parte del álbum Rewind the film (2013), una canción sobre la desesperación y la falta de oportunidades, la incapacidad para enfrentarse con el dolor: “There are three ways to see despair/I’ve seen them all, I’m scared to say/…/The fourth way is coming, so prepare for the fall”. ¿Puedes salvar este alma oscura de las profundidades? Sería tan bello…

Gritando en Silencio – Con dos copas de más

Los sevillanos cantan en su debut Contratiempo (2009) al amigo muerto el día de su funeral: “el corazón, es lo único que se ha roto/y has dejado caras tristes/observando un pie de foto”. Las penas se llevan de otra manera con dos copas de más…

The White Buffalo & The Forest Rangers – Come join the murder

Un pájaro negro al otro lado de la ventana llamando a unirse a la muerte. “Come join the murder/Come fly with black/We’ll give you freedom/From the human trap”. La liberación en sus alas para eliminar el sufrimiento. Formó parte de la banda sonora de la serie Sons of Anarchy, adornando la escena final del último capítulo.

La Polla Records – El suicida

Con su irónica manera de contar la realidad, Evaristo y los suyos presentan al suicida como espectáculo, un rato de telediario directamente al salón de muestra casa: “en el suelo quedan restos
sangre seca y el olvido”. Una forma de afrontar la indiferencia en la que vivimos. Incluida en el disco de 1990 Ellos dicen mierda nosotros amén.

Slipknot – Everything ends

“What the hell am I doing?/…/Where the hell am I going?/Do I even need a reason to hide?/I am only betrayed/I am only conditioned to die” clama Corey Taylor desesperado. Parte de Iowa (2001), la solución de la no solución y la perspectiva de la muerte como esperanza para acabar con la soledad.

Ozzy Osbourne – Suicide solution

Un clásico. Ozzy Osbourne denunciado por que un chaval se pegó un tiro en la cabeza, supuestamente, por esta canción. Ozzy, siempre tan atento, lo primero que respondió al enterarse fue:  “¿Cree que quiero que mis fans se suiciden?¿Y cómo coño cree que voy a seguir vendiendo discos?”. La canción en sí, parte de su debut Blizzard of Oz de 1980, habla de beber hasta morir; la “solución suicida” a los problemas es beber sin límite y la canción, irónicamente, trata de prevenir contra ello. Viniendo de Ozzy resulta un tanto hipócrita.

The Answer – Why’d you change your mind

La letra está inspirada en la historia de un amigo del guitarrista Paul Mahon, una reflexión intentando entender qué pasa por la cabeza de una persona que se quita la vida: “Honey can you tell me, why’d you change your mind?/So you walked the other way/I saw you walk the other way/Now you’ll never tell me”. Grabada para su segundo álbum Everyday demons (2009).

Queen – Don’t try suicide

“You need help/Look at yourself, you need help/You need life/So don’t hang yourself”. Freddy Mercury suplica a alguien que no intente suicidarse, que no lo haga ni para llamar la atención ni para solucionar sus problemas, que él se encargará de estar ahí. Un canto que escuchamos en The game (1980).

Música moderna: abril 2018

 

Qué vamos a hacer. Músicos de siempre y nuevos talentos haciendo lo que mejor saben: cantar, tocar, bailar y alegrarnos los corazones. Una pequeña selección, con tufillo a clásicos por doquier, de algunos trabajos que nos han llenado las orejas.

Dale al play…

The White Buffalo – Darkest darks, lightest lights

Jake Smith, alias The White Buffalo, fue uno de los varios descubrimientos musicales que hice viendo (y escuchando) la serie Son of Anarchy y su increíble banda sonora. El nuevo trabajo de este personaje ahonda en “más de lo mismo”. Pero de qué manera. Rock, country y blues de guitarras y piano en Hide and seek, la fantástica Avalon y su historia de desesperanza (“this ain’t living it’s waiting around to die”), los malos tipos de la tremenda Nightstalker blues (a mover el culo con pistolas y cuchillos, tremenda armónica), el rollo bailable (palmas incluidas) en The heart and soul of the night o la narración de un atraco en Robbery. La producción de Ryan Dorn y Bruce Witkin destaca la voz sobre el resto, da fuerza a las historias y al sentimiento. Pelos de punta en las baladas If I lost my eyes y The observatory. Un disco completo, personalísimo, que le encumbra como el gran compositor y cantante que es.

Tako – Hilo de cobre 

Lo de estos tipos es impresionante. No tienen álbum malo. Y a estas alturas de la Historia que sigan fabricando canciones tan potentes como Sopa de perro, Hierro negro (“con el alma envuelta en papel de arroz y a veces en plata pura”) o Mala fe resulta hasta sobrecogedor. Fieles a su estilo, pero siempre con una vuelta de tuerca, armonías logradas, estribillos deliciosos y gran trabajo de batería para adornar y soportar canciones tan bien hechas como Prohibido fingir (“cuanta vida sin vivir/cuanta muerte sin morir/(…)/la falsa moralidad”), el toque punk de Resilencia (“hacer un fuego cada noche/por si alguien lo ve”) o El desván de mi raíz. Hay también momentos para la reflexión calmada, como en La flor de la sinceridad (y su rescate emocional), La niebla o el baile pegado de Hilo de cobre (“yo que también tengo cuerdas/ando buscando un buen lutier/que me de un cuartillo de vuelta/me quite el mal roce y el desafinar”). Canciones que hablan de lo que sientes.

 Ultraligeros – Ella elige

Lo hemos dicho muchas veces por aquí. Parece fácil hacer un disco con sonidos clásicos y no sonar una mera copia. Pero no lo es. Y Ultraligeros han conseguido con este Ella elige emular a lo mejor de Burning, Loquillo y sus Trogloditas, Tequila o Barricada incluso. Breves, directas composiciones con ritmos marcados, riffs cortantes, armonías a doble guitarra, algunos pasajes sonoras especialmente brillantes, letras de canallas, amores y protestas personales y, al final, grandes canciones. A destacar: Pesadilla, El tiempo se detieneSoy de acero, Ella elige, A quemarropa y la versión de Alarma!!! titulada Preparado para el rocanrol. Una sorpresa.

Heaven & Earth – Hard to kill 

Más Blackmore que el mismo Blackmore, más Coverdale, más Dio, más Cozy Powell, más Jon Lord que nunca, este Hard to kill rescata lo que más me gusta del Universo compuesto e interpretado por estos artistas a través de un viaje atemporal. No hay aquí un simple homenaje, si no una reconstrucción en toda regla del legado de algunos imprescindibles del hard rock. Joe Retta a la voz y Stuart Smith a las guitarras han fabricado otro clasicazo. Y con Kenny Aronoff a la batería nada menos. Directos en Hard to kill, Hellfire (armónica incluida) o Walk away (excelente armonía y teclados),  más pausados en Bleed me dry o Bad man y hasta comerciales (se eso es posible) en Anthem y la rítmica Monster. Todos los músicos cumplen a la perfección su papel, con huecos para su lucimiento. Muy ameno, bien hecho, sonido perfecto.

Black Stone Cherry - Family tree Black Stone Cherry – Family tree

Por fin Black Stone Cherry han completado un disco a la altura de sus dos primeras obras. Duro y melódico a la vez, con la voz de Chris Robertson en plena forma (canta de diez en My last breath), riffs de guitarra gordos y un trabajo armónico muy fresco y pegadizo (escucha el tema título Family tree). Mucho rollo southern con una variada influencia de estilos. Grandes momentos en Bad Habit, Burnin’ o Southern fried friday night (talkbox ochentero incluido), un toque de piano y soul en New kinda feeling, un poco de blues con Carry me on down the road o Dancin’ in the rain y momentos “mueveculos” en Ain’t nobody o James Brown.

Las canciones de John Teller y Sons Of Anarchy

sons-of-anarchy

Las mejores canciones de Sons of Anarchy.

Hoy hace 23 años que murió John Teller tras un “accidente” de moto. Para todos aquellos que habéis disfrutado de las siete temporadas de Sons Of Anarchy (SOA) no necesito decir más. La banda sonora está llena de deliciosos momentos musicales, tanto más significativos en cuanto conforman un todo complementario con las imágenes, con la historia que sostienen. Algunas canciones, quizá, ganen por ello, pero, en fin, de eso se trata, de conseguir emocionar, transmitir. Por cierto, muchas canciones están interpretadas por la banda residente de la serie, The Forest Rangers.

Para quienes no conozcáis Sons Of Anarchy es un buen momento para descubrir particulares versiones, excelentes originales y algún cameo famoso.

Aquí está mi pequeña selección de los mejores temas de Sons Of Anarchy. Si os interesa la colección completa, probad en este enlace.

 

Anvil and Franky Perez – Slip kid

 

Battleme – Hey, hey, my, my

Five Horse Johnson – Fly back home

Alison Mosshart and The Forest Rangers – Trying to believe you’re mine

 

The Black Keys – Hard row

Noah Gundersen and The Forest Rangers – Day is gone

Marc Ford – Future too

Attika 7 – Crackerman

Ryan Horne – Terrible Tommy

Ed Sheeran – Make it rain

Paul Brady and The Forest Rangers – Gimme shelter

Bruce Springsteen – Adam raised a Cain

The White Buffalo and The Forest Rangers – House of the rising sun

Audra Mae and The Forest Rangers – Forever young

Billy Valentine and The Fores Rangers – All along the watchtower

Curtis Stiger and The Forest Rangers – This Life