Archivo de la etiqueta: The Darkness

Band of brothers (2): los Robinson, las Wilson y los Hawkins.

Un repaso a la curiosa relación de hermanos musicales a lo largo de la larga Historia del Rock.

Los Robinson

Muy populares últimamente por su (aparente) reencuentro y vuelta a los escenarios, Chris (el mayor) y Rich Robinson formaron a mitad de los ochenta una banda que acabó debutando en 1990 con el álbum Shake your money maker bajo el nombre de The Black Crowes. Uno de los últimas clásicos. A lo largo de poco más de una década consiguieron dinero, fama y muchas aventuras. Tras siete discos de estudio, con el nuevo siglo, decidieron dejar de aguantarse y vivir otras historias. Rich grabó en solitario, se enroló en Bad Company una temporada y formó The Magpie Salute. Chris, por su parte, grabó en solitario (The magnificient distance), formó Chris Robinson Brotherhood y acabó haciendo versiones de sí mismo con As the Crow Flies. Una primera reunión en 2005, otra en 2010 y una tercera en el 2019. Se quieren y se odian, pero lo cierto es que juntos han logrado más éxito y dinero que por separado. Igual por eso están condenados a entenderse. Larga vida a las reuniones navideñas de los hermanos Robinson.

Las Wilson

Pocas historias tan épicas en la formación y el éxito de una banda como la de estas hermanas. Ann y Nancy han compuesto y grabado todos los discos de Heart desde el debut de 1975, titulado Dreamboat Annie, hasta el último Beautiful broken (2016). Sus primeros pasos fueron tortuosos: emparejadas con los hermanos Fisher (Mike, batería, y Roger, guitarrista), acabaron exiliadas en Vancouver, Canadá. Desde allí comenzaron a tocar en locales diversos hasta que Mike Flicker y Howard Leese grabaron su primera maqueta. Al poco tenían un disco, una llave que abrió las puertas del mercado estadounidense. En un año pasaron de malvivir de sus conciertos a tener un número 3 en las listas de singles y despachar un millón de copias de su debut. Flicker produjo sus cinco primeros discos y Leese se convirtió en miembro del grupo durante más de veinte años. Desde aquel debut, han grabado dieciseis largos juntas que han sido éxito de ventas en los setenta, los ochenta y los noventa. Hasta en el Rock and Roll Hall of Fame las adoran. Nancy se casó con el cineasta Cameron Crow y colaboró en la composición musical de algunos de sus films (Almost famous, Jerry Maguire); se aficionó al cine y fue habitual de bandas sonoras a finales de los noventa (Vanilla Sky, Elisabethtown). Ann, por su parte, sufrió muchos problemas de alimentación y sus vicios con la cocaína y el alcohol arrastraron buena parte de su vida, que se tornó inestable. Más allá de Heart, editó dos discos en solitario (Hope & glory, 2007; Immortal, 2018). Las dos hermanas tuvieron una banda paralela llamada The Lovemongers: grabaron para la banda sonora de Singles y editaron el álbum Whirlygig. Debaneos a parte, escucha su arte en Little queen (1977), Heart (1985) o Brigade (1990), por escoger uno de cada época.

Los Hawkins

Otra pareja de hermanos condenada a entenderse. Juntos formaron The Darkness a comienzos del milenio: Justin se encargaba de la voz principal y de las guitarras y Dan le acompañaba a las voces y como guitarrista de apoyo. Su ascensión fue meteórica: en 2003 publicaban su debut (Permission to land) y se hicieron de platino, los chicos de moda, con más de un millón de discos vendidos en el Reino Unido. Giras y un segundo largo (One way ticket to hell… and back, 2005) que pudo catapultarles a lo más alto del Olimpo roquero. Pero Justin no podía más, dejó la banda y se esforzó en limpiarse de su dependencia, cocaína y alcohol principalmente. Sin su genio compositivo, ni la voz, Dan montó Stone Gods con el resto de los miembros de The Darkness, editaron un disco (Silver spoons & broken bones, 2008) y estuvieron de gira, pero no consiguieron dar el salto. Por su parte, Justin, ya rehabilitado, lo intentó por su cuenta con Hot Legs, editó un álbum (Red light fever, 2008), con cierto éxito, pero, igual que su hermano, acabó cerrando el quiosco. Así, en 2011 decidieron probar suerte juntos girando ese verano; el asunto funcionó y, hasta hoy, han editado cuatro discos más, siguen girando y, parece, limpios y amistosos.

Anuncio publicitario

Heavy Metal Christmas (3): Navidad jevi again

Ho, ho, ho, ya está  aquí la Navidad. ¿La odias? ¿La amas? ¿La celebras? En realidad, sientas lo que sientas, hagas lo que hagas, es inevitable soportar su banda sonora de cancioncillas moñas y repetitivas. Para que disfrutes o molestes en las próximas celebraciones nosotros dejamos por aquí unos villancicos metaleros, unas rolas protestonas, unas coplillas de fiesta y algunas versiones de clásicos.

Y, de regalo, nuestra playlist navideña al completo. Que ya es el tercer año que nos curramos esta selección. Venga, dale al play, comparte el turrón y el espumoso y no olvides mandarnos un pellizco del décimo premiado, que nos gusta comer como al que más.

Lemmy, Dave Grohl y Billy Gibbon – Run Rudolph run

Queen – Thank God It’s Christmas

Ska-P – Villancico

The Darkness – Christmas time (don’t let the bells end)

Venom – Black Xmas

Los Planetas – El espíritu de la Navidad

Joe Lynn Turner – Rockin’ around the Xmas tree

Bruce Springsteen – Santa Claus is coming to town

Mamá Ladilla – Viene la Navidad

Chuck Billy y Scott Ian – Silent night

Chivi – Me cago en la puta Navidad

Además de esta selecta lista, os pegamos la playlist al completo de Rockologia en Spotify.

 

The Darkness – Hot Cakes

The Darkness – Hot Cakes

Fans sin escrúpulos de Queen, Def Leppard o Rundgren bienvenidos al nuevo disco de The Darkness. No vamos a encontrar nada novedoso ni se pretende, pero recrean con acierto algunos de los sonidos imperecederos de la historia del rock. ¿Quién se atreve hoy en día con ese falsetto? ¿Dónde mezclan esas guitarras acedecianas con esa voz cuasioperística? Canciones como Evey inch of you o Keep me hangin’on son buena muestra de ello. ¿Y cuándo va a componer de una vez Brian May un tema como Nothing’s gonna stop us?

The Darkness – Nothing’s gonna stop us

Tampoco va a ser el disco del año. En general, las canciones cortas y sencillas enganchan bien si uno se quita ese prejuicio que acompañó al grupo hace unos años, cuando los encumbraron erróneamente como la «salvación» del rock británico; sirva de ejemplo un tema deudor de los primeros Def Leppard como She just a girl o la resultona Forbidden love. Me encanta Concrete.

The Darkness – Evey inch of you

Un buen álbum, en el que la mano del mítico Bob Ezrin se deja sentir en el resultado final, para disfrutar con el playback a tope y la airguitar.

Producido por Bob Ezrin

Producido por Bob Ezrin

Bob Ezrin está considerado como uno de los productores con más éxito en los setenta gracias sobre todo a su trabajo con Alice Cooper, Kiss y Pink Floyd.

Su primera producción importante para la historia del rock fue el álbum Love it to death (1971) de Alice Cooper, donde se incluían el single I’m eighteen. Siguieron los, para mí, mejores tres trabajos del loco Cooper: Killer (1971), School’s Out (1972) y Billion dollar babies (1973). Ambos personajes siguieron colaborando durante toda la década, aunque sin el éxito anterior.

Alice Cooper – No more Mr. Nice Guy

Con Alice en lo más alto del panorama musical, Bob acudió a la llamada de otros artistas deseosos de adquirir su sonido limpio y demoledor, básicamente para vender más y mejor. Entre sus nuevos clientes unos jovenzuelos con ínfulas de estrellas llamadas Kiss compusieron y produjeron con él uno de sus discos más vendidos y el que, sin duda, los colocó definitivamente en lo más alto de popularidad: Destroyer (1976).

Ezrin ha sido un productor con una relación curiosa con la banda. A pesar del éxito de Destroyer, no quisieron volver a saber nada de él hasta 1981, cuando Gene Simmons y Paul Stanley se empeñaron en hacer un disco conceptual (al estilo de The Wall). El mal resultado comercial (ni siquiera hicieron gira) les volvió a separar hasta el año 1992 cuando les rescató con Revenge.

Kiss – Unholy

El tercer grande en discordia, Pink Floyd, le debe a este hombre uno de sus grandes trabajos: The Wall (1979). Enormes temas como Confortable numb, las diferentes partes de Another brick in the wall o este Run like hell.

Pink Floyd – Run like hell

David Gilmore volvió a contar con él en otras ocasiones, tanto en sus trabajos en solitario (About face, 1984) como para los propios Pink Floyd (A momentary lapse of reason, 1987; The division bell, 1994).

 A parte de estos tres enormes artistas, tiene una lista increíble a lo largo de cuarenta años de trabajo: Lou Reed, Peter Gabriel, Kansas, Jane’s Addiction, …

Para finalizar, os pego dos vídeos interesantes por diferentes razones: su fenomenal trabajo en Avalancha de Héroes de Silencio (¡qué lujazo se dieron!) y su última aportación al mundo del rock, con The Darkness y su Hot cakes.

The Darkness – Every inch of you

Héroes del silencio – Avalancha