Archivo de la etiqueta: Santa

Algunos discos de AQUÍ que cumplen 30 años (1)

descarga2

Algunos discos en español que cumplen 30 años (1)

Hubo una época en que el heavy en español mandaba en las listas de ventas, llenaba campos de fútbol y, a la vez, se enfrentaba a los estamentos legislativos, ejecutivos y judiciales. Bandas hoy míticas, algunas desaparecidas, otras devueltas por la moda de los años a los escenarios. Una pequeña selección, con aroma de homenaje, a algunos de nuestros discos preferidos, aquellos que cumplen nada menos que 30 años.

PortadaÁngeles del Infierno – Diabolicca

Todo un tratado de cómo hacer un gran disco de heavy metal. Portada, letras, guitarras, voces, baterías. Su segundo disco y, quizá, el mejor.  Sin pirotecnia innecesaria, sin falsas poses, sin traicionar su propio espíritu rebelde. Aquí hay canciones de auto-afirmación metalera como Fuera de la ley o Con las botas puestas, canciones de meter como Dame amor o de corazones rotos como Prisionero. Su gran balada también está aquí: Al otro lado del silencio, con todos los elementos de un tema imposible de igualar. Grandes riffs, buenas composiciones, un cantante especial y, lo que ya es raro, buen sonido, gracias al genial Dennis Herman y los Estudios Mediterráneo de Ibiza. Curiosamente entraron a grabar detrás de los mismos Judas Priest. Algo se les pegó. Sin despreciar al resto, Juan Gallardo (voz) y Robert Álvarez (guitarra solista) son, sin duda, los grandes triunfadores. Junto a ellos, Manu García a la segunda guitarra, Santi Rubio al bajo y Iñaki Munita a la batería.

Rosa Negra – El beso de JudaPortadas

Siguiendo la estela de los grandes del género, con mucho deje Judas y un poco de UFO más el toque patrio, Rosa Negra se curraron un veloz y desgarrante álbum de heavy rock.  A bordo de la ruina (buena letra) o Condenado a vivir, con un gran teclado a cargo de Miguel Ángel Collado (Santa), marcan el ritmo del álbum. No puede faltar la épica balada, en este caso de título El beso de Judas y un aire Barón Rojo que tira de espaldas. De lo mejor del disco, un arrebato antidroga con un gran solo.  Contiene otra lenta titulada Rojo cielo de atardecer, algo más floja, con recuerdos a Asfalto y un saxo sobresaliendo.  Otro buen teclado en Vuelo sin motor y un riff de escuela speed en Carne de escenario. Aunque el sonido flojea y la mezcla final oscurece las canciones, el álbum se merece estar entre los mejores del género editados aquel año. Tony León a la voz y la guitarra, con Daniel Henestrosa en la segunda guitarra, Nico Martín al bajo y Jorge León a la batería.

Portada

Santa – No hay piedad para los condenados

En Santa se juntaron dos monstruos en lo suyo: Miguel Ángel Collado a las teclas y Jero Ramiro a la guitarra. Si le sumamos la voz atemporal, genuina de Azucena y un puñado de buenas canciones, solo podemos estar ante un discazo. Cierto es que abandonaron el sonido más rudo de su debut para introducir melodías, arreglos y composiciones más elaboradas, pero con éxito. La inicial Todo mi honor, con ese doble solo guitarra-teclado, y la melódica No eres suficiente bastarían para recomendar y recordar este álbum. Pero ahí están la propia No hay piedad para los condenados, con su rollo Purple, y Sin compasión, con esa intro que recuerda a los mismos Maiden. Espectacular cierre con Huérfanos de la tormenta, sobre los héroes caídos del rock. Mezcla de talento y entrega, un álbum que, curiosamente, fue mal recibido por «flojo». Un clásico visto con la perspectiva del tiempo. Por cierto, fue producido por Carlos de Castro, de Barón Rojo.

Barón Rojo – En un lugar de la marchBaron Rojo - En un lugar de la marcha - Pa

Y qué decir del álbum que contiene himnos que todos hemos cantado: Breakthoven, Cuerdas de acero o El baile de los malditos (vaya intro, gente). Y al final del disco, una de las mejores canciones del rock: Hijos de Caín. Los hermanos de Castro y Sherpa fabricaron otra obra de letras monumentales, con el equilibrio metal desgarrado versus melodía pegadiza bien conseguido. Quizá en esta ocasión se les fue la mano con los efectos en la producción, pero se perdona. Más cuidados y complejos los arreglos, los cambios y algunos pasajes melódicos.  A partir de aquí no fue lo mismo, si no parecido, pero en 1985 nos dejaron su (pen)última obra maestra. Por si hace falta, los hermanos de Castro, Armando (guitarra)  y Carlos (guitarra y voz), Sherpa al bajo y la voz y Hermes Calabria a la batería. Grandes siempre, Barón Rojo.

Anuncio publicitario

Lo mejor de Jero Ramiro

JeroRamiro2

Lo mejor de Jero Ramiro

Jero Ramiro es un fantástico guitarrista de heavy metal que ha vivido de este rollo durante los últimos casi cuarenta años. Luchador, gran compositor y fabuloso en directo, recogemos algunos de nuestros temas favoritos con tres bandas históricas: Ñu, Santa y Saratoga. Si quieres ampliar el catálogo y enterarte de ciertas curiosidades de su vida (¿sabías que comenzó con Ramoncín formando parte de W.C.?) o conocer sus otros proyectos (como Santelmo, por ejemplo), pincha en este enlace y visita su página web. Allá vamos.

Con Jose Carlos Molina trabajó en dos épocas bien diferentes de su vida, pero justo antes de fundar sus bandas emblemáticas Santa y Saratoga. Grabó uno de los mejores álbumes de Ñu, el titulado Fuego (1983), junto a otros grandes como Chiqui Mariscal (bajo) o Miguel Ángel Collado (teclista). Siete años después volvió a la banda de la mano de Niko del Hierro (bajo) para la grabación de Dos años de destierro (1990).

Ñu – Más duro que nunca – 1983

Ñu – La espada – 1990

La primera banda histórica creada por Jero llevó el nombre de Santa y tuvo a la genial Azucena a la voz en sus dos primeros álbumes (Reencarnación, 84, No hay piedad para los condenados, 85) y a Leonor Marchesi en el tercero y último (Templario, 86).

Santa – Fuera en la calle – 1984

Santa – Templario – 1986

Jero se dio una segunda oportunidad junto a Niko del Hierro en los años 90 al fundar Saratoga, completando una discografía extraordinaria a lo largo de más de diez años, con álbumes como Mi ciudad (97), Agotaras (02), El clan de la lucha (04) o su debut de 1995 con Fortu (Obús) a la voz.

Saratoga – Si amaneciera – 2004

Saratoga – Perro traidor -1997

 

Hasta aquí nuestro pequeño recuerdo a Jero Ramiro. ¿Qué canciones pondrías tú?