Archivo de la etiqueta: Megadeth

De músico a músico: recuerdos, homenajes y caricaturas.

Los músicos de los que hablamos hoy cantan a sus amigos músicos, a sus amigos fallecidos, a los compañeros huidos, a los colegas a los que admiran. Es digno reconocer la labor de un maestro también, aquel que inspiró o que, simplemente, estuvo ahí cuando hacía falta. Y recordar al músico casi anónimo que acompañó en algún momento. En fin, personajes del recuerdo, homenajes y hasta alguna caricatura hemos seleccionado. De músico a músico.

Barón Rojo – Concierto para ellos

Tenía que ser la primera. Homenaje a los caídos en el camino. Porque “en cada concierto de rock and roll las campanas doblan por Bon Scott, por Janis, Lennon, Allman, Hendrix, Bolan, Bonham, Brian y Moon”. Uno de los cortes más famosos de Volumen Brutal (1982).

Elton John – Empty garden (Hey Hey Johnny)

Tras la muerte de John Lennon la tristeza se apoderó de Elton John; quería dedicarle una canción, pero no acertaba con el tono. Bernie Taupin recordó que una de las últimas apariciones de Lennon fue en el Madison Square Garden con Elton, y de ahí surgió la canción: “Oh, hey hey Johnny/Can’t you come out, can’t you come out to playJohnny/can’t you come out to play in your empty garden”

Roger Daltrey – Under a raging Moon

Homenaje a otro amigo caído. En esta ocasión, Roger Daltrey en su disco en solitario Under a raging moon (1985) canta al desaparecido batería de The Who, Keith Moon. Nada menos que siete baterías participan en el tema, incluyendo a Cozy Powell, Carl Palmer o Zak Starkey, siguiente en ocupar el puesto de The Who.

Los Suaves – ¿Sabes? ¡Phil Lynott murió!

El título lo dice todo: las impresiones de Yosi (cantante y compositor) tras la muerte de Phil Lynott (Thin Lizzy), del que era fan confeso y al que el grupo rinde inspiración en muchas ocasiones. “Y es que hoy en la madrugada se paró su reloj/se durmió, sueña para siempre sueños de algodón”. Aparece en el imprrescindible Ese día piensa en mí de 1989.

Syd Barret – Bob Dylan blues

En 1970 dedicó Barret un simpático homenaje a Dylan jugando con la imagen, las canciones y la situación del entonces joven músico: “Cause I’m a poet, don’t ya know it/And the wind, you can blow it/Cause I’m Mr. Dylan, the king/And I’m free as a bird on the wing”

Los Enemigos – An-Tonio

No solo merecen recuerdo y homenaje los músicos famosos. Josele Santiago en su álbum Nada (1999) dedica este corte a un amigo personal suyo, cantante con un único álbum en el mercado (An-tonio, 1997) que dedicó su vida a cantar por las calles de Sevilla, Londres o su Algeciras natal. Canta Josele: “Me ha dicho el Antonio que hoy no va a cantar/se le habrán quitao las ganas, que no va a cantar más ná/Si hoy no canta el Antonio, ¿quién nos va a cantar?”. Pues eso.

Anthony Gomes – Come Down

Lo tiene claro Anthony Gomes: “Come from heaven B. B. King/’cause this kingdom has no King/there’s no one here”. Reclama a ángeles y santos que liberen al maestro para que rehaga este mundo perdido. Abre magistralmente su gran álbum de 2018 Peace, love & loud guitars.

Uriah Heep – Between two worlds

El tema de la pérdida de los compañeros de armas siempre acaba apareciendo. En Sonic origami (1998) hacen los británicos un doble homenaje al ex-cantante David Byron y al bajista Gary Thain, ambos fallecidos a consecuencia del abuso de sustancias, uno en 1975 y el otro diez años más tarde.

Sonic Youth – Tunic (Song for Karen)

En el álbum Goo (1990) pusieron voz a Karen Carpenter: “Hello Janis, Hello Dennis/Elvis and all my brand new friends/I’m so glad you’re all here with me, until the very end”. Enfoca los problemas alimenticios de la cantante como anticipo de su fallecimiento.

Sínkope – Agradecidos a ti

Dedicadas a Rosendo hay varias canciones entre las que hemos seleccionado esta de Sínkope. “Con un colega de Iruña” escuchando en un casé a Leño comenzó el amor de Vito por Rosendo Mercado y, a la vez, por el rock. Una sincera historia de amor musical que, desde ese casé, acabó compartiendo escenario: “mil gracias, maestro Rosendo Mercado/mil gracias, mil gracias por tu legado” y una ristra de canciones imprescindibles de la música popular en español. De su Museo de rejas limadas (2015).

Tesla – Song & emotion

Tesla rindió homenaje a Steve Clark, guitarrista de Def Leppard. Las dos bandas habían girado juntas meses antes y el fallecimiento les pilló en plena grabación de Psychottic supper: “Song and emotion/You can hear him play/You can still hear him say/Better run for cover, ‘cause it looks like rain again!”

Drive-By Truckers – Carl Perkins’ Cadillac

En 2004, dentro del álbum The dirty south, las huestes de Patterson Hood y Mike Cooley cantan al Cadillac que Carl Perkins le “robó” a Elvis: “Carl drove his brand new Cadillac to Nashville and he went downtown”. Un repaso a las relaciones y las promesas de Nashville “the money came in sacks/New contracts and Carl Perkins’ Cadillac”.

Megadeth – In my darkest hour

Tras la muerte de su amigo y ex-compañero de Metallica, Cliff Burton, el bueno de Dave Mustaine compuso esta canción aparecida en So far, so good… So what! (1988): “Alone, I call to ease the pain/Yearning to be held by you/Alone, so alone, I’m lost/Consumed by the pain”.

Black Hat – Soñar

En otras ocasiones el homenaje se hace de manera global, a los ídolos que marcaron el camino. Black Hat, en su álbum de 2003 Eclipse (producido por Jorge Salán), sueñan con la magia del heavy metal y poder cantar “al lado de Gary o Dio/y soñar, y soñar/que los Maiden tocan conmigo”.

Bruce Springsteen – Johnny Bye-Bye

“With a whole lotta trouble running through his veins/Bye bye johnny, Johnny bye bye/You didn’t have to die”. Homenaje de The Boss a Elvis Presley recordando el día que escuchó en la radio la noticia de su muerte. Grabado en las sesiones de Born in the USA (1985).

Gabinete Caligari – Tócala, Uli

Cuarto corte de uno de los mejores discos de pop-rock de los ochenta, Camino Soria (1987), compuesto en homenaje a Ulises Montero, saxofonista de la banda, fallecido por sobredosis de heroína unos meses antes: “Con salero y sin papeles/te paseabas por el foro/una caña de Mahou/y una de rabo de toro, con decoro”.

Y si comenzábamos este post con una canción a los héroes muertos, de regalo este corte que Kreator grabaron en su Gods of violence (2017) en recuerdo a los “hermanos caídos” en las mil batallas del rock y el metal…

Música y Alzheimer: canciones contra el olvido.

Hoy se celebra (por decirlo de algún modo) el Día Mundial del Alzheimer bajo el lema “Sigo siendo yo”. El homenaje y el eslogan me llamaron poderosamente la atención, por lo que decidí unirme de la mejor manera que sé. Con música. Con rock, con country, con blues.

Así que, después de repasar mi discoteca particular, preguntarle a los buscadores habituales y a los colegas de costumbre, me decanté por esta pequeña muestra de canciones alrededor del Alzheimer, del enfermo, la enfermedad y los cuidadores. Canciones que retratan el olvido, la metamorfosis de ese “sigo siendo yo” y las consecuencias de la desmemoria.

La primera es una hermosa composición de una persona afectada por la enfermedad. Glen Campbell, músico de larga carrera, exitosa especialmente en los años 60 y 70, único tipo, si no me equivoco, en ganar el Grammy en las categorías country y pop, compartió su diagnóstico en 2011 (falleció hace poco más de un año). En 2014 compuso este I’m not gonna miss you de preciosa letra sobre cómo se sentía y qué estaba pasando: “You’re the last person I will love/You’re the last face I will recall/And best of all, I’m not gonna miss you”.

Glen Campbell – I’m not gonna miss you

Otro hermoso ejemplo lo compuso Kenny Chesney, una balada del hijo al padre, del que está fuera al que lo lleva dentro con una letra intensa: “This time I’m gonna kiss him/Instead of just shaking hands/Gonna tell him that I love him/While he still knows Who I am”

Kenny Chesney – While he still knows who I am

Y cantando un poco desde fuera y desde dentro, al padre o a la madre, a la abuela o al abuelo, incluso a la suegra (Dave Mustaine es así), un buen puñado de artistas han compartido sus emociones con todos nosotros. La pérdida, la esperanza, la espera, el dolor, el miedo. Aquí os dejamos esa pequeña selección.

Como siempre, dale al play…

El Drogas – Cordones de mimbre

Megadeth – Forgot to remember

Dry River – Frascos vacíos

El número de Shanon – Ladrón de recuerdos

Elvis Costello – Veronica

Rulo y la Contrabanda – La reina del barrio

David Gilmour – Faces Of Stone

Mago de Oz – Sueños dormidos

Calexico – The vanixing mind

Marcelo Calabria “Valdés” – Recuerdos olvidados

Ed Repka: el rey de las portadas del thrash metal.

ed-repka2

Ed Repka: el rey artista del thrash metal.

Un ilustrador inusual que se hizo un hueco entre los músicos de thrash metal de la Bay Area de San Francisco y los barrios de Nueva York en los años ochenta, en especial entre las bandas más radicales, aquellas que buscaron su estilo lleno de coloridos, esbozos del Apocalipsis y una macabra ironía de la imagen. De todas sus creaciones, la más conocida para el público lleva por nombre Vic Rattlehead: la famosa mascota de Megadeth salió de su cabeza y de sus pinceles.

Él mismo se define como el rey del arte en el mundo thrash. Pocos artistas han firmado tantas portadas en el género, desde luego. Grupos tan dispares como los propios Megadeth, Toxik, Massacre, Death, los punkpop No FX, Misfits, Venom o los zombies violadores de Merciless Death.

ed-repka

En España también ha hecho sus pinitos con la portada del Calles de fuego de Wild. Actualmente, dirige su propia empresa de diseño muy enfocada a la creación de juguetes diabólicos y criaturas abyectas. Sigue haciendo portadas sin perder su estilo dismórfico y agresivo. Ed Repka, un loco del color y el thrash metal.

ed-repka3

Nativity in Black: a tribute to Black Sabbath – 1994

nib1coversm

Nativity in Black: a tribute to Black Sabbath (1994)

La mayoría de las veces una recopilación no pasa de ser un artefacto para sacar el dinero a los fans o a quienes jamás se han acercado a una banda, pero, en ciertas ocasiones, como esta, adquiere una entidad propia, un valor especial como álbum independiente más allá de la mera mezcla de éxitos.

Porque Nativity in Black nació de la pasión de Bob Chiappardi por Black Sabbath y en una época en la que el grupo no pasaba por su mejor momento. Bob dedicó dos años de su vida a juntar todos los temas, a perseguir a sus protagonistas, a meterles en un estudio o a “robarles” los derechos de las versiones. Los que participan también se dedican con pasión: confesos seguidores de los cuatro monstruos británicos, adolescentes escuchando en diferentes habitaciones del planeta en distintas épocas las mismas canciones: Iommi, Butler, War y Osborne retumbando el vecindario.

Megadeth – Paranoid

Así, en lo musical, nos encontramos trece cortes de dispar estilo. Por un lado, bandas conformadas en la época que aporta sus particulares estilos: Megadeth (Paranoid), Sepultura (Sympton of the universe), Corrosion  of Conformity (Lord of this world), Faith No More (War pigs) o White Zombie (Children of the grave).

Sepultura – Sympton of the universe

Pero, por otro lado, escuchamos grupos que se juntaron para la ocasión o que estaban en desarrollo, mezcla de estilos curiosa. Así están Bullring Brummies (haciendo The Wizard), nombre que esconde, ni más ni menos, que a Geezer Butler al bajo, Bill Ward a la batería y Rob Halford a la voz, casi nada. También Ozzy pone su guinda junto con Therapy? (haciendo Iron Man). Y Bruce Dickinson se junta con Godspeed para una interesante revisiónde Sabbath bloody Sabbath.

Bullring Brummies – The Wizard

En el resto encontramos grupos que vivían sus mejores años, como Cathedral (Solitude), Type O Negative (Black Sabbath) o Biohazard (After Forever).

El artwork también es una pasada. Diseñado por Joel Zimmerman (Pearl Jam, Aerosmith) con dibujos de Michael Kaluta, cada canción se asocia a una imagen y se acompaña de un pequeño texto a cargo de alguno de los protagonistas de la cover. Una pasada.

White Zombie – Children of the grave

Versioneando: las mejores versiones de Megadeth

megadeth+dave+mustaine++vic+rattlehead

Las mejores versiones de Megadeth

Dave Mustaine, cerebro, voz y guitarra de la banda Megadeth, se aficionó a incluir versiones en sus primeros álbumes. Después las fue regateando como bonus o para ediciones especiales. A lo largo de estos años nos han dado algunas muy buenas y aquí está mi pequeña selección.

These boots (1985)

Apareció en el debut de la banda. La original llegó al número 1 en 1966 en la voz de Nancy Sinatra.

I ain’t superstititious (1986)

La canción original fue compuesta por Willie Dixon y se editó como single en 1961 en la voz de Howlin’ Wolf. La versión más conocida la hizo Jeff Beck en el álbum Truth (68). Mustaine cambió la letra en su propia cover que escuchamos en Peace sells… but who’s bying

 

Paranoid (1994)

Versión de los icónicos Black Sabbath, apareció en el álbum tributo Nativity in Black y un año después en el EP Hidden Treausers. La original, por supuesto, en el disco homónimo de los Sabbath.

 

Duke Nuken Theme (1999)

Curiosa versión de un tema compuesto por Lee Jackson para el videojuego Duke Nuken. Se editó como extra para Japón del álbum Risk.

 

Out on the tiles (2007)

Otro tema que regalaron en el mercado japonés completando United abominations. Versión del tema de Led Zeppelin, original que se puede encontrar en Led Zeppelin III

 

Cold Sweat (2013)

La última que nos han regalado en Super Collider nos recuerda qué grandes fueron Thin Lizzy. Si quieres compararla con la de los irlandeses escucha su álbum Thunder and lightning de 1983.

 

No more Mr Niceguy (1989)

Quizá la más popular, formó parte de la banda sonora de la película Shocker y se editó como single. Por supuesto, Alice Cooper nos la regaló en 1973 como parte del Billion dollar babies.