Archivo de la etiqueta: Jimmy Page

B. B. King en diez versiones

B. B. King tocó por primera vez una guitarra eléctrica en 1949, con  veinticuatro años, tras escuchar a uno de lo pioneros del blues eléctrico, T-Bone Walker. Desde ese momento, y a lo largo de la década de los cincuenta, se hizo imprescindible en radios y escenarios a lo ancho de Estados Unidos. Dicen que en 1956 actuó 342 noches. Nació, así, la leyenda que perpetuó su fuego a lo largo de las siguientes cinco décadas.

Seleccionamos aquí diez versiones de músicos variopintos en homenaje a uno de los más famosos e influyentes músicos de blues de todos los tiempos. Los elegidos también son buenas piezas, ya verás, ya.

Aquí vamos…

Jimmy Page & The Black Crowes – Woke up this morning

Parte del repertorio de la marciana y fabulosa gira que se marcaron estos tipos, lo escuchamos en Live on The Greek (2000). La original la grabó en 1953 BBK and his Orchestra.

Gary Moore – You upset me baby

Cómo iba a faltar Mr. Moore por aquí. En su Back to the blues (2001) se marca esta cover editada originalmente como single en 1954.

Ronnie Earl/Duke Robillard – I need you so bad

Tengo debilidad por Ronnie Earl y algún día tengo que enseñarla en el blog. Mientras tanto, rescato esta versión que se marcó junto a Duke Robillard en el 2005 para su trabajo The Duke meets the Earl. BBK and his orchestra  la grabaron en 1955.

Fleetwood Mac – Worried dream

La primera encarnación de Fleetwood Mac actualizó numerosos temas de blues. Este original de 1967 aparece en el recopilatorio The Original Fleetwood Mac de 1971.

Robben Ford – Help the poor

Otro tremendo guitarrista que en su (para mí) mejor álbum, Talk to your daughter, de 1988, se marca este temazo basado en un original que BBK grabara allá por 1964.

Albert King/Steve Ray Vaughan – Ask me no questions

Y si de magos de la guitarra hablamos, el otro «King» nos trae un regalo junto a Steve Ray Vaughan. El tema original fue cara B del single Hummingbird de 1970. A Albert King y Steve Ray Vaughan les escuchamos tocándola en su In Session, grabado para televisión en 1983 y editado oficialmente en 1999.

Joe Cocker – Hold on (I think our love is changing)

Una de las voces más particulares del rock se metió en el papel de BBK para su álbum de 1984 Civilized man. La original pertenece al Midnight believer de 1978.

Magic Slim – Paying the cost to be the boss

Otro musicazo por el que siento debilidad también. Magic Slim se merendó esta canción en su Lime’n’blue de 1980 que BBK sacara como single en 1968.

The Allman Brothers Band – Blind love

En su regreso de 1979 con el álbum Enlightened rogues, Dickey Betts y Greg Allman eligieron este fantástico corte que BBK grabó en 1953.

Johnny Winter – Be careful with a fool

Y, para terminar, otro genio del blues eléctrico, el gran Johnny Winter se metió en la piel de BBK para el álbum homónimo de 1969. La original, single editado en 1956.

Lo prometido. Una colección de grandes artistas llevando a su terreno diez grandes temas de B. B. King. Espero que lo hayáis disfrutado.

Anuncio publicitario

Coverdale & Page – 1993

Coverdale Page

Coverdale Page – 1993

En la cumbre de su éxito comercial con Whitesnake, David Coverdale se permitió el lujo de grabar con uno de los grandes guitarristas de la Historia del Hard Rock, Jimmy Page. Mano a mano, entre las playas de Barbados y los estudios de Vancouver, Londres, Miami y Nevada, con la ayuda técnica en la producción y las mezclas de Mike Fraser, nos reglaron once fabulosas canciones y una pequeña gira. Dos grandes en un momento de inspiración.

Coverdale Page – Waiting on you

Hay temas más rocosos, baladas, un montón de buen blues rock (escucha Absolution blues) y un estilo sonoro que funciona de principio a fin. El comienzo con dos pelotazos como Shake my tree (basado en un lick que Page guardaba desde los setenta) y Waiting on you lo deja muy, muy clarito: riffs, arreglos, línea melódica, estribillo, solo de guitarra, armonías, todo funciona, todo cuadra. Del mismo modo, Pride and joy nos trae al mejor Coverdale, con sus agudos pero sin perder el tufazo a blues de los primeros ochenta, y las manos de Page marcan otro fabuloso colchón de guitarras; tremenda batería de Denny Carmassi.

La temperatura sube al máximo en Feeling hot, donde los chicos se van de marcha en busca de dos o tres féminas que quieran satisfacer sus contoneos, puro Coverdale multiventas. Y el cierre con Whisper a prayer for the dying, tremendo.

Pero el álbum también nos regala varios temas tranquilos, baladas y tempos lentos. Over now tiene una clara inspiración Zeppelin tanto en la guitarra como en la línea vocal, igual que Easy does it, con esas acústicas bailando en las orejas. Una de mis favoritas, Take me for a little while, ahonda en el pasado blues de ambos, y bien podría haber formado parte de los Whitesnake de los primeros ochenta: sencilla, explota en el estribillo como una noche tranquila en unos fuegos artificiales. Otra ganadora en su sencillez melódica (pero qué interpretación, joder) se titula Take a look at yourself: preciosa y precisa letra, armonías bíblicas y un combo rítimico perfecto junto con Carmassi a la batería, Jorge Casas al bajo); súmale otro trabajo mágico de Page y disfruta.

Coverdale Page – Take a look at yourself

El álbum le dio a David otro millón de copias vendidas y le convenció para dejar de lado sus largos años al frente de Whitesnake y volar con su propio nombre (aunque casi siempre apareciera el nombre de su banda junto al suyo en las portadas de los discos). Un clásico, no lo dudes.

Coverdale Page 2

Los guitarristas de David Coverdale

DavidCoverdale

Los guitarristas de David Coverdale

La historia musical de David Coverdale se extiende a lo largo de cuarenta años. Ha tocado con infinidad de músicos, buenos, malos, buenísimos, olvidados. Por su forma de entender el rock y de componer, David siempre ha buscado la complicidad de un tipo que supiera manejar las seis cuerdas, y, vaya, revisando la lista de señores que han tocado con él, hay que quitarse el sombrero ante su buen gusto.

Blackmore

Aunque tuvo unas primeras bandas juveniles, nuestra historia de verdad comienza el día que David Coverdale se une a Deep Purple tras un anuncio en Melody Maker (revistilla de la época) y una audición. Su primer largo lo grabó junto a Ritchie Blackmore nada menos y se tituló Burn. Era el año 1974. Unos meses después editaron Stormbringer. La historia de Blackmore sobrepasa las pocas líneas de este artículo y ya hemos hablado de él mucho en este blog. Después de grabar con Coverdale se fugó con Ronnie James Dio a Rainbow y continuó su historia de hard rock hasta los albores del siglo XX. Nunca volvió a coincidir con Coverdale, pero algunas de sus mejores interpretaciones las compuso con Ritchie, tales como Soldier of fortune, Burn, Mistreated o Stormbringer.

Deep Purple – Burn LIVE 74

Con los Purple rotos, se decidió a tirar con un guitarrista fundamental en el sonido que desarrolló los siguientes años: Micky Moody. Juntos editaron dos discos bajo el nombre de David Coverdale, White Snake (77) y Northwinds (78). Ese mismo año se les une otro personaje singular: Bernie Marsden. La pareja Moody-Marsden (que aparece en la foto adjunta) conformó la banda que dio a MarsdenMoodyWhitesnake su empujón definitivo. Editaron seis álbumes de estudio y dos directos, incluyendo joyas como Ready & Willing (80), Live… in the heart of the city (80) o Saint & sinners (82). La impronta blues de Bernie se mezcló a la perfección con la más roquera de Moody. Si al lado le pones a Jon Lord y Neil Murray y a las baquetas a Ian Paice o Cozy Powell, ¿cómo puede no salir buena música? Parte de la leyenda de David Coverdale se debe a esta pareja. Ambos abandonaron poco después la banda, primero Marsden (sustituido por Mell Galley) y después Moody (sustituido por Jon Sykes). Siguieron con proyectos en solitario y de vez en cuando se juntaron para recordar glorias pasadas. El último proyecto en el que se ha visto involucrado Micky Moody fue Snakecharmer.

Whitesnake – Don´t break my heart again

Jon SykesLos siguientes años se produjeron varios cambios en el puesto. David estaba obsesionado con hacerse con el mercado americano. A mitad de los ochenta atravesó un divorcio y numerosos problemas personales. Esa crisis facilitó un carrusel de cambios en la banda. Jon Sykes apareció en 1984 para la gira de Slide it in y se mantuvo en la banda hasta 1987, cuando fue expulsado durante las sesiones de grabación del álbum del mismo título. Jon siempre tuvo una personalidad fuerte y su avaricia es bien conocida, quería ser el mejor del mundo. Coverdale se hartó de él tras unos meses de compartir estudios por medio mundo. En su defensa debo recordar que el resto de la banda acabó en la calle también e incluso despidió al productor antes de terminar el trabajo. Ya dedicamos un artículo a Jon Sykes, pero cabe recordar aquí que antes de Whitesnake formó parte de Tyger of Pan Tang y la última encarnación de Thin Lizzy con Phil Lynnot. Después de la experiencia en la serpiente blanca montó un muy recomendable grupo al que llamó Blue Murder y publicó, además, varios discos en solitario.

Whitesnake – Crying in the rain LIVE 1984

AdrianVandenbergReclutó a Adrian Vandenverg, un guitarrista que venía de grabar con la banda de su propio nombre, un grupo que hizo buenos álbumes, pero que de no haber girado y grabado con Coverdale quizá aparecería en la sección Casi Famosos. Lo curioso es que permaneció con el jefe diez años, pero que no grabó en ningún disco hasta el Restless heart (1997). La gira maratoniana en que se embarcó Whitesnake en 1988 también incluyó a Vivian Campbell (sí, el que nos hiciera flotar con Dio). Ambos formaron una pareja fiable para el directo. Adrian no puede presumir de haber dejado un buen legado en estudio pero sí de haber participado en las giras más importantes de la banda.

Whitesnake – Is this love? LIVE 88

Si no fueran suficientes cambios, para la grabación del Slip of the tongue de 1990 reclutó a Steve Vai y le dio el mando de todas las SteveVAiguitarras. Unos dicen que Vandenberg estaba lesionado, otros que Coverdale quería un guitarrista «más bueno» para el disco. En cualquier caso, la experiencia Vai se terminó tras la gira correspondiente. Ni Coverdale ni Vai tienden a hablar bien de su experiencia. Coverdale siempre achaca al genio de las seis cuerdas que sobrepasó su cometido y llenó el disco de capas y capas de sonido, despojándoles de su espíritu blues. Y Steve Vai se queja que el rubio cantante no le dejó suficiente espacio y que el resultado final no le convenció. En cualquier caso, Slip of the tongue vendió muy bien y nos regaló temas fantásticos como Now you’re gone, Judgement day o Sailing ships. El directo de Donington de 1990 es buen reflejo de la forma en que esta banda se desenvolvía en directo, con protagonismo absoluto para Mr. Vai.

Whitesnake – Judsment Day LIVE 90

No podía faltar en esta colección de genios uno de los más grandes: Jimmy Page. David siempre admiró su trabajo y cuando tuvo el JimmyPagedinero y el tiempo le engañó para pergeñar un álbum juntos y revueltos. Para mi gusto el mejor trabajo de Page desde que cerró Led Zeppelin (con todos mis respetos a The Firm). Compusieron y grabaron once canciones con la producción de Mike Fraser y la colaboración de diversos músicos de sesión. El primer single debutó en el número 1 y la historia se vendió bien. A punto estuvieron de sacar una secuela pero la cosa se dio al traste. Hay algunos buenos documentos de aquella gira. Canciones como Shake my tree, Pride and joy, Take me for a little while o Take a look at yourself son auténticas joyas. Os contamos la experiencia completa por aquí.

Coverdale & Page – Take me for a little while

BeachAldrigeLa última pareja de hachas que acompaña a David en Whitesnake siglo XXI la forman Reb Beach y Doug Aldrich. Reb formó parte de Winger y Dokken, amén de otras muchas colaboraciones. Doug participó en bandas menores durante los ochenta y los noventa (Lion, Bad Moon Rising) hasta que Dio le puso al mando del Killing the dragon (02); permaneció en la banda hasta el 2006, cuando se enroló en Whitesnake. La pareja ha grabado ya dos discos en estudio, Good to be bad (08) y Forevermore (11), y varios directos. Mantienen muy bien el tipo con la leyenda que llevan a sus espaldas y tanto los temas nuevos como los clásicos están en buenas manos.

Whitesnake – Still of the night LIVE 08