Archivo de la etiqueta: Hendrix

Sexo en el rock (11): infidelidades y otras mentiras.

infidelidad.jpg

Sexo en el rock (11): infidelidades y otras mentiras.

La mentira del amor o el amor cambiante, una noche de sexo o una historia duradera, una nueva experiencia o un clásico de la noche después del concierto. Casi nadie reconoce sus infidelidades, las esconde en hoteles, asientos de coche y mensajes de móvil. Nuestros roqueros no son ajenos a todo esto, unas veces como víctimas engañadas o como consentidores, otras como jugadores en pareja ajena de la mentira del sexo a escondidas.

Nuestra pequeña selección de infidelidades y otras mentiras en pareja.

 

Led Zeppelin – Your time is gonna come

Además de su excepcional solo y ese inolvidable comienzo con órgano casi de iglesia, Led Zeppelin nos brindaron en su debut de 1969 esta queja de un marido acerca de una mujer que se acuesta con cualquiera que se le cruce… entre las piernas “Lying, cheating, hurting, that’s all you seem to do. Messing around with every guy in town”

 

Gov’t mule – Time to confess

Excelente canción sobre el hombre que decide contar la mentira, iluminar el oscuro secreto. Más de ocho minutos de sentimiento y fuego en esta versión en directo.

 

Warrant – I saw red

Y nos queda “la pillada”. Nuestro protagonista llega a casa, abre la puerta del dormitorio y… lo ve claro. Triste melodía y gran interpretación de un enamorado Lane. Melosa balada de guitarras suaves del multiplatino Cherry pie aparecido en 1990.

 

Supertramp – Another man’s woman

Otra historia de corazones divididos. Rick Davies clama a su amada que decida dónde está su verdadero amor. Porque ahora mismo es la mujer de otro y eso él no lo soporta. Del cuarto redondo de la banda, Crisis? What crisis? de 1978. Me encanta el piano.

 

Alanis Morisette – You oughta know

Si antes era la queja del que está fuera, del que espera, ahora es la historia cargada de rabia y celos de la amante despechada. Impresionante. Primer single y mega-éxito de su debut de 1994 Jagged little pill.

 

Eagles – Lying eyes

Dura historia de una infidelidad consentida. Ella se va a pasar la tarde con un hombre rico creyendo que su pareja no lo sabe. Él sufre en silencio porque sabe las razones por las que ella visita a este tipo. Tus ojos no pueden esconder la mentira… Apareció en el cuarto disco de la banda, One of these nights, de 1975 y alcanzó, como single, el número 2 en Estados Unidos.

 

Skunk Anansie – Infidelity (only you)

O cómo una infidelidad es una auténtica relación de amor. En el álbum Stoosh de 1996 Skin desata su amor hacia la persona que ama en secreto “Lost infidelity (…) only you can be the one”. Deliciosa.

 

WASP – Wild child

El salvaje Blacke Lawless no podía tener otro papel en una infidelidad: el chico malo y salvaje que tienta a la chica de otro “he’ll never ever touch you like I do, so look in my eyes and burn alive the truth”. Sin piedad, abrió el segundo largo de WASP, The last command, allá por 1985.

 

Theory of a Dead Man – Bad girlfriend

Quizá crees que acostarse por ahí con otras mujeres no le importa a tu novia… si no se entera. ¿Cómo te sentaría descubrir que ella hace lo mismo? Tyler Connolly (cantante) te lo cuenta en este tema que apareció en su Scars & souvenirs de 2008.

 

Jimi Hendrix – Hey Joe

Clásico eterno, una historia de rabia, de venganza: “woman has done undesirable things/ Woman must now die”. Un hombre que asesina a su mujer y huye. Fue el debut como single de Hendrix en 1966.

 

 

Eddie Kramer: 50 años de rock’n’roll

EddieKramer1

Eddie Kramer: 50 años de rocanrol

Hace cincuenta años, que se dice pronto y rápido, el señor Kramer se puso a trabajar de ingeniero (y lo que cayera) en Londres, sobre todo con Jimmy Miller, productor de los estudios Olympia. Fue testigo de las primeras grabaciones de The Beatles, los Rolling Stones o Traffic. Con este bagaje, se movió a Nueva York donde se cruzó con un tal Jimi Hendrix: trabajó con él desde Are you experienced? hasta Cry of love. Eddie y Jimi hicieron de su trabajo una experiencia sonora única en la historia de la música contemporánea.

Jimi Hendrix – Fire

En los Record Plant se encargó de colaborar codo con codo con otro Jimmy, un tal Page, en el segundo álbum de Led Zeppelin, así como con gemas de la época: Vanilla Fudge, Joe Cocker, Johnny Winter.

Led Zeppelin – Heartbreaker

Pero si esto no fuera suficiente, en 1969 se encargó de grabar y mezclar enterito uno de los conciertos más famosos de la Historia: Woodstock. Tal fue el éxito de este evento que Kramer se convirtió en el preferido de toda la camarilla rock para recoger y ensalzar sus directos. Hablamos de, por ejemplo,  Alive! de Kiss, The song remains the same de Led Zeppelin o Comes Alive de Peter Frampton. Casi nada el tipo.

Peter Frampton – Show me the way

A partir de 1970 y hasta 1974 dirigió su propio estudio: Electric Lady Studios. Para empezar le dio forma al fabuloso Electric Ladyland de Hendrix. Pero su reconocimiento como productor no sucedió hasta 1971, cuando apareció acreditado en el primer disco de Carly Simon. Durante estos años mezcló, produjo e hizo de todo, incluyendo clásicos como Physical Graffiti (Led  Zeppelin) o Young Americans (David Bowie).

Eddie Kramer tuvo un papel muy importante en la historia de Kiss. Produjo su primera maqueta, los que les facilitó su primer contrato discográfico con Casablanca Records, y volvió años más tarde para producir su directo Alive!, que lleva 9 millones de copias despachadas ya. La banda recurrió a él varias veces, tanto para sus directos (Alive II, Alive III) como para el estudio (Rock and roll over, Love gun).

Kiss – Love gun

Por si este historial fuera pequeño, en los ochenta se dedicó a producir a bandas  de todo tipo, pero en especial a grupos “desconocidos” que le buscaban como fans de sus trabajos de los setenta. Hablamos de los iniciales Anthrax (Among the living), Twisted Sister (Under the blade) o Fastway (Fastway). También curró con Loudness, Alcatrazz, Ace Frehley o Icon.

Anthrax – Among the living

Aunque desde mitad de los noventa ha seguido produciendo, generalmente a viejas glorias y muy de cuando en cuando a algún pipiolo, su principal dedicación ha sido recuperar el legado de Jimi Hendrix: remasterizó todos los álbumes, entresacó las canciones inacabadas para editarlas, mezcló los conciertos aún inéditos…

Un genio que ayudó a definir el sonido de dos de los más grandes grupos de rock. ¡Que dure!