Archivo de la etiqueta: Helloween

Sexo en el rock (13): dominación, dolor y placer (BDSM songs)

Sexo en el rock: dominación, dolor y placer

El mundo sadomasoquista habita entre nuestros roqueros. La mezcla de dolor y placer, de dominación y sexo, se ha convertido en un clásico de la censura, la oscuridad de nuestros deseos y por culpa de la ola neo-masoquista de novelas y taquillazos de pantalla en una perversión de moda. Pero esto de la dominación no es tema para flojos ni peleles. Si lo tuyo es el bondage o cualquier variante que practiques aquí tienes tu banda sonora. Y si no, bueno, también resulta interesante conocer los flirteos con el dolor y la humillación de nuestras estrellas.

Guns N’Roses – Pretty tide up

En su aclamado Use your illusion de 1991 la banda más gamberra colocó este pequeño cuento sobre una señorita de Melrose que “no se satisfacía sin un poco de dolor”. Una historia real de Izzy Stradlin.

Pearl Jam – Satan’s bed

Para el imprescindible Vitalogy (1994) el guitarrista Stone Gossard escribió esta copla junto a Eddie Vedder sobre el dolor y el placer y el uso de agujas.

Parálisis Permanente – Vamos a jugar

Su imagen bondage y las letras de sus canciones los convierten en adalides del sadomaso patrio. En Vamos a jugar cantan “es tan fácil convencerte (…) Siento mucho hacerte daño, solo así aprenderás”. Del debut de 1982 El acto.

Gabinete Caligari – Golpes

En su primera versión, este tema formó parte de un single con los anteriores sujetos de esta lista, allá por 1982. En esta versión, regrabada once años más tarde para el recopilatorio Grandes éxitos, Urrutia sigue preguntando “dónde están tus golpes, o sí, corazón, dónde está mi dolor”

Green Day – Dominated love slave

Cuando aún eran unos completos desconocidos, en el álbum Kerplunk (1991) introdujeron este tema con letra de Tré Cool, batería, quien además canta y toca la guitarra, donde pide “puedes azotarme si no me porto bien”.

Reincidentes – Sadomasoquista

En el álbum de 1991 Ni un paso atrás encontramos otra historia en la que el protagonista reconoce “cuánto disfruto haciendo el animal y escuchando tus gemidos”. Aunque originalmente no tenía una lectura sexual resulta bastante explícito y adecuado. Si Tré era el pasivo, Fernando se hará cargo…

Helloween – Mr Torture

En su tono jocoso habitual, la banda de la calabaza propone una letra sobre el “Señor Tortura” dando placer violento a una amiga. Lo curioso es que la compuso también el batería del grupo. ¿Irá con el gremio? Del álbum The dark ride (2000)

Iron Maiden – Hooks in you

¿Qué clase de mujer puede estar esperando tras la puerta verde?, se pregunta Bruce Dickinson al principio de esta canción. Pues una que pondrá “ganchos en ti, ganchos en mi, ganchos en el techo”. Directo, al grano, formó parte de No prayer for the dying (1990).

Rammstein – Ich tu dir weh

Los maestros alemanes de la provocación sexual (vaya, de la provocación) también acompañaron esta canción (literalmente significa “te hiero”) con un vídeo explícito. Del álbum Lieber ist für alle da (2009)

The Stooges – I wanna be your dog

Pocas canciones tan sumisas: “me tumbaré en mi sitio favorito, quiero ser tu perro”. Del álbum debut de la banda allá por 1969.

Joan Jett & the Blackherats – Fetish

Y aquí tiene Iggy Pop a su dominatix: Joan quiere dominarte, hacerte su esclavo… latigazos incluidos. Del álbum Sinner del 2006.

The Rolling Stones – Under my thumb

Y si aún quieres un poco más de dominación, Mike Jagger te propone ser su “gato siamés (…) es la mascota más dulce del mundo” siempre bajo su pulgar. Un clásico de 1966 para el álbum Aftermath basado en hechos reales. Si lo que no hayan probado estos…

KISS – Sweet pain

No podía faltar el vicioso más avaricioso del rock. En Destroyer (1976) Gene Simmons canta “te enseñaré a amar de modo diferente, te enseñaré a amar mi dulce dolor, me amarás de cualquier forma que yo diga”.

 

 

 

 

 

Anuncios

Versioneando: las mejores versiones de Helloween

 

helloween-clasico

Versioneando: las mejores versiones de Helloween.

Además de un álbum de versiones (Metal Jukebox), la banda alemana Helloween ha repartido numerosas versiones a lo largo de su larga carrera, principalmente como regalo en singles y re-ediciones. Aquí va nuestra pequeña selección, las canciones que, a nuestro gusto, mejor les quedaron.

 

Blue suede shoes – 1991

En el primer álbum sin Kay Hansen, en el primer single, metieron esta tonadilla que Carl Perkins compusiera y grabara en 1955. La hizo tremendamente famosa el mismísimo Elvis Presley.

 

He’s a woman, she’s a man – 1999

De su álbum de versiones Metal Jukebox rescatamos esta cover de Scorpions. La original aparece en el álbum Taken by force de 1977, una de las pocas que el batería Herman Rarebell compuso. No en vano, habla de una noche en la que ligó con una mujer que era un hombre… o al revés.

 

Fast as a shark – 2003

Como acompañamiento de la edición japonesa del álbum Rabbit don’t come easy entregaron esta bestial adaptación de un clásico de Accept, quienes por 1982 la grabaron en uno de sus clásicos, Restless and wild.

 

Cold sweat – 1994

De una de mis bandas favoritas, Thin Lizzy, hacen una recreación muy buena de la época con John Sykes a las guitarras, aquel Thunder and Lightning de 1983. Helloween la editó con el single Perfect gentleman.

 

 

Rain – 1996

Curioso el resultado de escuchar a Andi Deris y Michael Weikath interpretando una canción de Status Quo. Los germanos la editaron en el single de Power; la original fue single del Blue for you de 1977.

 

I stole your love – 1999

Se marcaron una buena versión de KISS para la re-edición del Master of the rings de 1999. Los “carapintadas” la pusieron en su álbum de 1977 Love gun.