Archivo de la etiqueta: Glenn Hughes

Versioneando: Thin Lizzy en diez versiones

Thin Lizzy es una de las bandas habituales de este blog. Nos encanta su música y hasta hemos alabada la biografía que de su alma y principal compositor, Phil Lynott, hizo Graeme Thomson. Así que, al final, teníamos que rendir un homenaje en nuestra sección de versiones. Y, ¿qué manera mejor que recrear su música en la voz y la creatividad de otros músicos favoritos? Fans, al fin y al cabo, de Thin Lizzy. La selección no ha sido nada fácil, por cierto.

Dale al play y disfruta…

Iron Maiden – Massacre

Esta canción tiene todos los ingredientes que hicieron grandes a Thin Lizzy: dobles guitarras armonizadas, una línea melódica pegadiza, un buen solo y una letra con gancho. Iron Maiden, hijos bastardos suyos, no se lo pensaron en 1988 como cara B del single Can I play with madness?. La original en Johnny the Fox (1976).

Anthrax – Cowboy song

El álbum Jailbreak de 1976 fue el momento de mayor popularidad y éxito del grupo. De ese disco encontramos varias covers aquí. Esta, con un tinte de far west, la clavaron a su estilo Anthrax como parte del single Black lodge de 1993.

Bon Jovi – The boys are back in town

Precisamente el single más popular de ese Jailbreak (1976) fue este tema, llevado al terreno eighties por Bon Jovi para el recopilatorio Starway to heaven/Highway to hell de 1989. Pierde parte del rollo roquero pero gana en la interpretación vocal.

Raven – The rocker

Sin duda la banda de Dublín supo llegar a los corazones y las orejas de artistas variopintos. Los británicos Raven se marcan su particular viaje en el tiempo marcándose The rocker en su álbum Glow de 1994. La original fue single y apareció en el álbum Vagabounds of the western world de 1973.

Sodom – Cold sweat

Hasta una banda en apariencia tan alejada del Universo de Phil Lynott y sus secuaces como los alemanes Sodom se dejaron engañar para hacer esta versión incluida en su cuarto largo Better off dead (1990). La original podemos escucharla en el último largo de la banda, Thunder and lightning (1983).

John Norum & Glenn Hughes – Opium trail

La pareja formada por el guitarrista sueco John Norum y el hiperactivo Glenn Hughes se marcaron un extraordinario trabajo titulado Face the truth en 1992. Incluye esa joya, tema emblemático y polémico sobre drogas que aparece en el imprescindible Bad reputation de 1977.

Tesla – Bad reputation

De ese mismo álbum se marcaron Tesla un homenaje, exactamente del tema título, para su primer álbum de versiones titulado Real to real del 2007. Tan buena que da miedo. Menudo riff. Y ojito al solo.

Def Leppard – Don’t believe a word

Y solo un año antes los británicos Def Leppard editaron su álbum de versiones titulado Yeah! en la que también se permitieron el lujo de redondear su propia visión de una canción emblemática de Thin Lizzy. En esta ocasión, famosa también en la voz y la guitarra de Gary Moore, la original se escucha en Johnny the Fox (1976).

Ace Frehley y Slash – Emerald

No podía faltar una de mis favoritas de Thin Lizzy, también del álbum Jailbreak de 1976, en las guitarras de dos cracks como Slash y Ace Frehley. La grabaron para el disco de versiones de este último, titulado Origins, vol.1 y publicado en 2016.

Gamma Ray – Angel of death

Curiosa elección la de los germanos Gamma Ray para acompañar el single del tema Heaven or hell de 2001. Tema de un disco menor del grupo, Renegade (1981), cobra una nueva vida en las manos y la voz de Kai Hansen.

Y con esto completamos las diez canciones de una difícil selección. Para redondear nuestro trabajo, os dejamos la inevitable y archifamosa versión del Whiskey in the jar de Metallica. Aunque los arreglos y la cover de Phil se ha convertido en el estándar del que todos tiran, no es suya, si no una canción tradicional irlandeses. En este enlace os lo contamos.

Metallica – Whiskey in the jar

 

Discos que cumplen 40 años (2)

40 h

Discos que cumplen 40 años (2)

Ya por aquella época decían que el rock estaba muerto y el punk y la música disco por poco lo consiguen unos años después. Sin embargo, hace 40 años se editaron algunos clásicos que no pueden faltar en tu discografía. En Rockologia.com hacemos una nueva selección muy nuestra de esta cosecha que alcanza la crisis de los cuarenta.

 

Scorpions-Fly_To_The_RainbowScorpions – Fly to the rainbow

El disco que comenzó el camino del éxito, el que dejó de lado la psicodelia y les introdujo en el camino del hard rock. Primero en el que Uli Jon Roth aparece. Junto con Rudolf Schenker y Klaus Meine fabrican un puñado de canciones con tintes prog como Speedy’s coming o Fly to the rainbow y un tufazo a Hendrix que tira para atrás sobre todo en Drifting sun. Un álbum algo irregular, sin embargo, con cierta falta de coherencia. Pero a partir de estas bases, los Scorpions de los setenta se hicieron cada vez más grandes, cuadrando sus estribillos, jugando con los riffs y las intros y dejando unas cuantas gemas inolvidables para la discografía de cualquier fan del género. En este enlace le dedicamos un artículo a la etapa setentera de la banda.

 David Bowie – Diamond DogsBowie 

¿Quién puede resistirse a la atracción de esta portada? Ziggy convertido en perro callejero y cantando sobre el futuro apocalíptico de George Orwell… El primer álbum sin Mick Robson, un álbum, en cierto modo, de transición, con reminiscencias glam y toques roqueros, con aromas jazz y mucho teatro. Canciones estupendas como Rebel, rebel, Rock’n’Roll with me o la propia Diamond Dogs. Además, Tony Visconti y el Camaleón se reencontraron y mezclaron juntos el álbum. Comenzaba así una unión que perduraría varios años y varios discos. El resultado, aunque no tan redondo como Aladdin Sane, merece la pena; algunas de las interpretaciones vocales más logradas de Bowie se escuchan aquí.

Supertramp

 Supertramp – Crime of the century

 Por fin, a la tercera, Supertramp consiguió el éxito comercial a ambos lados del Atlántico (aún modesto, lo mejor estaba por venir). Las canciones de Rick Davis y Roger Hodgson se intercalan en una continua mezcla de influencias, estilos y arreglos. Singles de éxito como Dreamer (con su pegajoso estribillo) y Bloody well right se mezclan con una preciosa Hide in your shell o la retumbante Crime of the century. El primero en el que aparece colaborando en la producción Ken Scott.

Deep Purple – Burn Burn

Deep Purple estaban en lo más alto del mainstream rockero cuando perdieron (más bien echaron) a Ian Gillan y Roger Glover. En su lugar entraron David Coverdale y Glenn Hughes, y la máquina Purple se puso a trabajar de nuevo para crear uno de sus mejores discos. La mezcla del estilo hard rock de Ritchie Blackmore con las nuevas voces, la más blues de Coverdale y la más soul de Hughes, no fue fácil, y, aunque pasaron por momentos duros, acabaron las ocho canciones que finalmente se editaron en Burn. Inolvidable riff en la canción que da título al álbum, junto con clásicos del repertorio purpeliano como Mistreated o Might just take your life. La posterior por Estados Unidos en limusina y avión privado les mantuvo en la cumbre un año más y después todo se acabó. Blackmore huyó con sus Rainbow y la banda se disolvió tras el siguiente Stormbringer (que también cumple 40 años) hasta bien entrados los ochenta. Otro que no puede faltar en tu discoteca.

Invitando a Glenn Hughes: sus mejores colaboraciones

GlennHughes

Invitando a Glenn Hughes: sus mejores colaboraciones

Desde que debutara en 1968 con un single (Finders Keepers se llamaba la banda) y comenzara su carrera grande un año más tarde con Trapeze, Glenn Hughes ha atravesado toda la historia del hard rock: formando parte de grandes bandas, como Deep Purple o Black Sabbath, y poniendo en marcha sus propios combos, como los recientes Black Country Communion o la fenomenal experiencia del Hughes Turner Project.

Pero si algo destaca en la carrera de Glenn es su facilidad para participar en todo tipo de historias musicales, a veces por convicción otras por necesidad (aquellos años de dependencia). Ahí están esperando un centenar de canciones para ser escuchadas, de las que seleccionamos un buen puñado.

Espero que os gusten.

Joe Bonamassa – Heartbreaker – 2011

 

Stuart Smith’s Heaven and Earth – See that my grave keep clean – 1998

 

Phenomena – Still the night – 1985

 

Vargas Blues Band – Sad eyes – 2005

 

George Lynch – Cry of the brave – 1993

 

Gary Moore – All messed up – 1982

 

Brazen Abbot – Live and learn – 1995

 

Gov’t Mule – No reward – 2013

John Norum – Face the truth – 1992

John Norum - Face the truth

Cuando John Norum decidió abandonar Europe para comenzar una carrera en solitario tenía en la cabeza un álbum como este, sin duda alguna. Guitarras de contundentes riffs y ritmos machacones, buenos solos y una producción de lujo sin sobrecargar, donde los coros, los arreglos y toda la instrumentación encajan perfectamente. Un aire de hard rock americano atemporal.

El sueco supo acompañarse muy bien a las voces con Glen Hughes cantando en siete de los once temas del disco. Su colega de Europe Joey Tempest canta en otro y el propio Norum en otros dos. La banda la componen el bajista Peter Baltes (Accept), los baterías Henrik Hempo Hilden y Mikkey Dee (Motorhead) y el teclista John Schreiner.

El álbum está lleno de temas hard donde destacan a la par la guitarra de John y la voz impresionante de Glenn. Cómo no alucinar con Time will find the answer, por ejemplo, con su desarrollo in crescendo hasta un puente/estribillo demoledor y uno de los mejores solos del disco. Face the truth abre el álbum demostrando lo que vas a encontrar más adelante: riff soberbio, combo rítmico a tope, letra sencilla y una ejecución made in Hughes que te pone en pie.

John Norum – Face the truth

Glenn, además, compone en los siete temas que canta, principalmente letras y armonías, incluyendo Still the night (que rescata de Phenomena), la preciosa balada In your eyes o la casiperfecta Good man shinning: qué trabajazo de guitarra, qué cantante tan bien puesto, qué tema tan bien acabado. Y la final Distant voices te deja con ganas de volver a escuchar el trabajo de principio a fin.

John Norum – Good man shinning

El resto del disco no desmerece para nada. Joey Tempest compone y canta a dúo con Norum el single We will be strong, con claras reminiscencias a Europe. Y Norum se desenvuelve con las voces en el resto, sobre todo en Opium trail, la versión de Thin Lizzy incluida.

John Norum – We will be strong

En mi opinión, esta es la cumbre artística de Norum, comparable a sus mejores trabajos con Europe, y por encima de lo que más adelante grabaría. Un clásico del hard rock guitarrero con dos genios en un gran momento.