Archivo de la etiqueta: Eldorado

Algunos discos que sigo escuchando (11): rock con Ñ

Hoy traigo en la sección Algunos discos que sigo escuchando cuatro discos muy diferentes en estilo, cuatro propuestas que me han acompañado en diferentes momentos de mi vida, cuatro artistas con el común de haber sido descubiertos por casualidad en garitos. Uzzhuaïa me parece una de las mejores bandas de rock de los últimos años, una pena que el mercado y el dinero apunten en otra dirección y hayan acabado separados; los escuché por primera vez un fin de semana con amigos en Valencia. A Al otro lado los encontré tocando en mi barrio, por lo que hay cierta unión tabernaria. A Eldorado y Gritando en Silencio los descubrí en garitos infames pero conciertos inolvidables. Aquí están las cuatro propuestas. Disfrutadlas.

portadauzz Uzzhuaïa – Uzzhuaïa (2006)

Podría haber escogido cualquiera de los valencianos, pero este fue mi primer contacto con ellos y vuelvo repetidas veces a él (aunque prefiero otros). Pau Monteagudo me parece una de las mejores voces de los últimos años y las guitarra de Alex e Israel Ferrer lo bordan en todo el álbum. La producción y la mezcla de Gonzalo Parreño merece un aplauso también, aunque imagino que la masterización de Mika Jussila algo tendrá que ver. Canciones hard rock con toques diversos marcadas por riffs sangrantes y estribillos redondos. No dejes de escuchar Más allá, Perdido en el huracán, La cuenta atrás, No intentes volver atrás o la versión musculada de La chispa adecuada. Cualquiera de sus discos posteriores merece también la pena.

Al otro lado – Al otro lado (2004) Al Otro Lado

Antes de fichar por Mago de Öz, Javier Domínguez “Zeta” cantaba en el grupo madrileño Al otro lado (antes Jake Mate). Grandes desconocidos, debutaron con un disco repleto de heavy metal melódico de aroma clásico. Merece una escucha completa, aunque una producción bastante floja afea su excelente trabajo. Salvo por el sonido final, buenas guitarras, gran voz, letras que mezclan historias de la vida cotidiana con otras de espadas y héroes y algunas canciones a rescatar. Entre mis favoritas: Misteriosa melodía, Aún no llegó mi final, Que caiga el telón, Siempre en mi puesto (con protagonismo del teclado), Vuelve la bestia o Mi eterna soledad.

 Eldorado – Paranormal radio (2012)

EldoradoOtra de mis bandas favoritas de estos últimos años, este su tercer disco sea, tal vez, el más completo. Mantienen un excelente equilibrio entre las guitarras aguerridas con líneas vocales melódicas y buena base rítmica (imprescindible Javi Planelles a la batería). Hard rock lleno de influencias de los setenta. La producción y la mezcla de Richard Chycki (Aerosmith, Rush, Dream Theater) engrandece las canciones, les dota de profundidad. Quizá sería injusto destacar unas canciones sobre otras porque lo bueno de Paranormal radio es el conjunto, pero me encantan Reactor, Un adiós a noviembre, Hey Saturno, Domingo extraño, la inicial El mundo dentro o la final Mujer de otoño. Ver a esta gente en concierto es inolvidable.

Gritando en Silencio – Contratiempo (2009) GeS

Otro de los que van construyendo una discografía envidiable. Su debut me alcanzó después de verles en un concierto en una minúscula sala dándolo todo. La energía que desprenden se aprecia muy bien en este trabajo, sin artificios ni florituras, pero con la rabia, la magia y la osadía de la juventud llena de ganas y arte. Marcos Molina comanda la nave en la voz, la guitarra y la composición. Muchos invitados (Fernando Madina de Reincidentes, Juan Carlos Cifuentes “Iratxo” o Albertucho entre otros). Me parecen imprescindibles Mírame desnudo, Dos copas de más, A la luz de una sonrisa, los casi nueve minutos de Mereció la pena, Hijos de la madrugada, Gritando en Silencio o las dos partes de Rutina en las venas.

 

Sexo en el rock (14): porno y cintas de música

Sexo en el rock: la pornografía en la música rock.

No podía faltar un poco de pornografía en una sección musical dedicada al sexo explícito. Y vaya por delante que no hacemos un alegato de ello, cada cual, como siempre, que haga lo que quiera con su tiempo y con su cuerpo. Pero nuestros artistas se han decantado más de una vez por el género épico del sexo a raudales. La verdad, no imagináis cuántas canciones hay dedicadas al tema de manera directa o indirecta. Aquí seleccionamos unas cuantas de lo más variadito. Pero hay más… ¿Cuál nos falta?

Dale al play…

Van Halen – Dirty movies

Una verdadera canción rock porno y la inspiradora de esta compilación. La guitarra de Eddie Van Halen y la voz de David Lee Roth contando las aventuras de una actriz porno. De su álbum de 1981 Fair warning.

Eldorado – Porno Star

Con una estupenda producción de Richard Chycki la banda Eldorado se marcó un impresionante trabajo en 2009 donde incluían esta fantástica canción “te mueves en reclamo animal/te elevas dentro de un nuevo disfraz/anestesiado caigo en tu red/no puedo parar no puedo apagar mi sed”.

U2 – Babyface

Las canciones quedan (casi) siempre abiertas a la interpretación y para mí es clara la lectura de este tema de U2: “Vuelvo a casa por las noches para encenderte (…) tengo el slow motion de mi parte”. Una sesión de porno en toda regla. El segundo corte de Zooropa.

System of a down – Violent pornography

De su impresionante Mesmerize de 2005: “It’s a violent pornography!/Choking chicks and sodomy!/The kinda shit you get on your TV!”. La imitación salvaje del sexo moderno tal y como lo aprendes en la televisión.

La Polla Records – Porno en acción

Eran unos primates en esto de la música cuando grabaron para Oihuka este corte de poco más de un minuto allá por 1984. “La estrella del porno/bella mujer a su disposición/en números excitantes”. Un clásico de por aquí.

NOFX – Vanilla Sex

En su disco S&M airlines proponen un alegato a favor de la pornografía: “no me quitéis la pornografía (…) tengo el derecho a decidir qué ver y leer”. Yo con mi tiempo y mi sexo hago lo que quiero (solo, solito, solo).

Buda – Porno

Los argentinos Buda grabaron en 2004 un álbum muy explícito de título Porno dedicado por entero a los hábitos sexuales de sus protagonistas. Una delicatessen para paladares… intrépidos.

The Cure – Pornography

Directa y sin tapujos la letra de Robert Smith para su álbum de 1982 del mismo título, un disco de letras impactantes sobre la soledad, la inmoralidad y la violencia fácil. “In books And films/And in life And in heaven/The sound of slaughter/As your body turns”.

Lujuria – Estrella del porno

No podían faltar Lujuria. En su debut nos regalan esta canción sobre la vocación de un niño que quiere ser estrella del porno en su vida adulta. Quizá sea la solución a la crisis económica… o sexual. De su debut allá por 1995.

Ozzy Osbourne – No bone movies

Aunque abierta a interpretaciones, si entiendes la letra literalmente Mr. Osbourne se hace una homenaje a las películas de carne y sudor con las que “el demonio que vive en mi cabeza” gusta disfrutar: “can’t kick the habit, obsession of smut/Voyeur straining, in love with his hand/A poison passion, a pulsating gland”.

 

 

Eldorado – Karma generator – 2015

Eldorado Karma generator

Eldorado – Karma generator – 2015

El nuevo trabajo de Eldorado significa otro paso adelante, uno enorme, me atrevería a decir, tanto por la propuesta musical y estilística como por la calidad de la obra, un compendio de canciones muy elaboradas, con cambios frecuentes de ritmo, arreglos en ocasiones complejos y capas de música bien equilibrada. Un discazo, vaya, de rock atemporal, que suena estupendo, lleno de influencias añejas pero anclado en la producción y las sonoridades de hoy en día. Eso que llaman retro-rock en su máxima expresión, pasar por la turmix a los viejos dinosaurios, toques de aquí (indudable influencia por momentos del rock andaluz de finales de los setenta) y cada vez más personalidad propia.

Para los que no conozcáis a la banda: Jesús Trujillo a la voz, César Sánchez al bajo, Andrés Duende a la guitarra y Christian Giardino a la batería.

Comenzar con Hipernova es dar un puñetazo en toda la cara, con un riff brutal y un ritmo rápido, su capacidad adictiva, gancho directo alEldorado banda estilo de Reactor. Del mismo palo suena No me encontrarán, con más protagonismo de las teclas pero con otro excelente trabajo de guitarra y bajo, de lo que más me ha gustado de Jesús; ese momento voz/batería va a ser especial en los directos. Caña buena también en Quiero verte libre, con un engañoso inicio voz/teclado que da paso a otro riff puro Iommi, una cabalgada hasta el reiterativo estribillo, con un acertado adorno vocal. Alucino con Puedes decir adiós: gran tema para el directo, guitarra aguerrida, teclado que clava la canción en su punto y un estribillo para gritar, cambio de tono en la parte central, un nuevo impulso de Andrés y a por un final diez, con toda la banda en plan jam. Gente diablo cambia de ritmo, mezcla momentos de fuerza con otros más melódicos, y el trabajo de armonías y guitarras está muy logrado.

Tocan con intimismo en Luciérnagas, uno de los mejores momentos de Jesús además; acertados arreglos de cuerda y excelente final. Más proximidad, algo oscura, en la final Mutaciones (“por ti sangré y atravesé universos de hormigón, no quiero aceptar ni un paso atrás”), con un toque The Who. Y otro excelente momento de mecheros al aire titulado Resurrección ahora, buena letra, bien cantada, bien arreglada (“el karma que creé a mi alrededor ya era el dueño (…) y este licor no va a fingir, terminó, resurrección”).

Pero lo mejor, para mi, de este Karma generator lo escuchamos en los dos temas más largos. La flor de la envidia, desde su intro espectacular, sus influencias que enganchan en Triana y similares, el desarrollo de las armonías, los cambios de ritmo, la interpretación de cada uno de los músicos, hacen de esta canción algo especial, único casi diría. Y en la titulada Karma generator cabe de todo, casi doce minutos de estratosfera rock donde incluso la psicodelia se rebela, Jon Lord redivivo nos saluda y alcanzamos a respirar un aire pantanoso, canción que justifica y explica toda la obra que Eldorado ha repartido a lo largo de los diez cortes del álbum (“fingir ser ciego no te impide ver, amar y odiar un ritual, un círculo sin fin”).

Gran disco. Ahora, no queda más que esperar a sus directos, gira que empiezan en breve. Ánimo y a patearnos los culos.

Algunos discos que sigo escuchando (1)

Tocata

Algunos discos que sigo escuchando (1)

Hoy día la música se consume deprisa, los grupos no perduran, buscamos la inmediatez. Eso nos obliga a estar constantemente escuchando el nuevo disco de una nueva banda y, sí, efectivamente, hay más música accesible que nunca antes en la historia del rock, pero ¿cuántos de todos esos grupos perduran en vuestros equipos? ¿Qué obras de hace un año o dos de bandas más o menos nuevas seguís pinchando con asiduidad? A veces la vorágine de “lo nuevo” se come algunos álbumes que no lo merecen.

Con estas reflexiones, he ido a mi discoteca particular y he elegido algunas cosas para recordarlas, música que por diferentes razones no aparecieron en su momento en este blog pero, sin duda, debieron. Algunos discos que sigo escuchando pasado el tiempo, perdurables. Hay cinco pero habrá más.

Dobe Esfera

Doble Esfera – Mi Universo (2012)

Un trabajazo de primer nivel, donde tienes que estar atento a la buena composición y a los arreglos de los temas. Eladio Ruipérez a la voz y la guitarra y Antonio Elzaurdia con sus mágicas guitarras componen once temas muy bien producidos, sin sobrecargas ni alardes, pero donde todo suena fenomenal. Canciones como Perdido en el tiempo, Dulce perdición, Mi universo o Doble o nada, por ejemplo, sirven de buen ejemplo. Al bajo Pedro “Loko” Martínez y a la batería Willy Medina, junto con la colaboración al piano de Gallego Rivas. Se grabó en unos días del mes de abril con la producción de la propia banda y la ayuda de Manuel Torroglosa. Heavy de hoy en día.

Gritando en silencio – Maldito (2011)

Gritando en silencio

Espero con ansiedad el nuevo trabajo de estos tipos. Marcos Molina es un cantante espectacular, tanto por sus interpretaciones precisas como por el feeling con que nos regala en sus discos. En Maldito la banda intentó dar un paso adelante respecto a su anterior Contratiempo y rebuscaron en sus manos, en sus corazones, en sus experiencias para componer algunos cortes con presente y futuro. Luz que entras, Nota de un suicida, Allí estaremos, Actitud o Miedo, junto con las imprescindibles ¿Dónde te has quedado? y Dos semanas y unos domingos. Junto a Marcos (voz pero también guitarra) dan caña Miguel Ángel Santos a las seis cuerdas, Aldo Jaenes a las cuatro y Jorge Correa a la batería. Les metió las teclas Álvaro Gandul, también productor de Maldito. Por cierto, el diseño, precioso. En directo, además, saben llevar los temas un poquito más allá y demuestran cuánto pueden crecer en el futuro.

MERCURY-REX-PORTADA

Mercury Rex – Instinto animal (2012)

Extraordinaria y curiosa experiencia musical ejecutada a pachas por Iñaky “Averno” Salas y Pedro J. Monge. Iñaky pone la voz y el genio compositivo y Pedro lo demás: produce, compone y mete guitarras, bajos y teclados. Colabora en la composición de un tema Juan Luis Serrano (Obús), canta un dueto con Leire Tejada (Niña Vudú) y toca la guitarra en otro corte Manuel Seoane (Burning Kingdom). Si no lo has oído nunca, heavy y hard rock de fiesta con unas piceladas de power metal en el bar de Rob Halford. Aunque se pasea por diferentes registos, destacaría Como una llama, Luna de hiel, Siempre libre y Ave fénix. Buenas guitarras, algunos solos bestiales. Con este decubrí a Monge y sus Vhäldemar.

Eldorado – Paranormal radio/Antigravity sound machine (2012) Paranormal300

Editado en castellano (Paranormal radio) y en inglés (Antigravity sound machine), esta doble obra de Eldorado no hizo más que reafirmar lo evidente: una de las mejores bandas de rock and roll de este país. Desde luego, el nivel de los cuatro músicos es de chapó, pero me encanta la voz de Jesús Trujillo y la guitarra de Andrés Duende. Junto a ellos César Sánchez al bajo y Javi Planelles a la batería (actualmente la batería la ocupa Christian Giardino). Resulta difícil elegir unos pocos temas y en qué idioma, pero Un adiós a Noviembre, Space mambo, Hey Saturno, Like a lost child, Lady of the mountain o Reactor te pueden volar la cabeza una detrás de otra. Estos tipos tienen sentimiento, técnica y ganas de comerse el mundo, sin fronteras, que lo mismo tocan en el garito de mi barrio que en escenarios al otro lado del charco. Por cierto, comienzan gira en breve.

69 revoluciones – Nº 4 (2012)

PORTADA N.4_p

Empezamos bien desde el título. Por que este es el tercer álbum de la banda. Y seguimos bien cuando lo escuchamos: estos tipos cantan en español pero suenan a una mezcla entre The Faces, Humble Pie y un cacho del Clapton roquero. Si con esto aún no te haces una idea, pinchamos Intactas las ganas, Malditos, La chica del jefe, Algo de rnr o Siete días. Lo grabaron en Asturias con Tino DiGeraldo y suena muy bien. Aunque debo advertiros: en directo suenan mejor, se dan diez vueltas a sí mismo, ganan la interpretación y la intensidad de los temas. Teo Fernández, aun con parecidos modos a otros vocalistas más conocidos, va labrando su estilo un poco ronco un poco melódico.  A las guitarras curran Santi y Gabi, Edu al bajo, Jota a la batería y Kike al piano (a todo lo que tenga teclas, menudo monstruo). Y un original diseño artístico.