Archivo de la etiqueta: Carmine Appice

Cactus – Restrictions – 1971

Cactus portada

Cactus – Restrictions – 1971

Para quienes no conozcáis a Cactus, una breve introducción a su breve historia. Originarios de Estados Unidos, se formaron de la escisión de Vanilla Fudge en 1969. El batería Carmine Appice (cuya carrera revisamos en el blog) y el bajista Tim Bogert (vaya dos monsturos) se juntaron con un increíblemente desconocido guitarrista llamado Jim McCarty y el cantante Rusty Day. Editaron juntos tres discos en dos años, siendo este Restriction el tercero. Para la ocasión reclutaron al teclista Duane Hitchings y buscaron algún colaborador externo, como Albhy Galuten al piano o Ron LeeJack en la slide. El álbum lo produjo Geoffrey Haslam con la colaboración del mismísimo Eddie Kramer en los Electic Lady Studios de Nueva York. Después de este disco, Jim y Rusty se largaron, Cactus editó un lamentable disco y la banda se disgregó. Carmine y Tim se juntaron con un tal Jeff Beck para formar Beck, Bogert & Appice.

Cactus – Bag drag

El álbum se abre con un hard rock brutal de título Restrictions donde todos los músicos se lucen pero qué pedazo de riff y solo de McCarty. El aire sureño (slide incluida) se cuela en Token Chokin’ para pasar a un tema de corte progresivo y ambiental titulado Guiltless Glider: excelente solo de batería de Appice y una interpretación fenomenal de Bogert, la pareja mágica, los dioses detrás de esta música alucinante. Cactus banda

Hasta aquí el grupo ha repasado lo mejor que sabe hacer: roquear, crear majestuosos riffs y tener de soporte una base rítmica de lo mejor de la época. Pero lo que continúa está al mismo nivel.

Viene uno de los mejores temas, la versión de Evil, puro hard rock bruto, impresionante. En directo lo alargan sin piedad incluyendo un majestuoso solo de Appice.

Alaska da un pequeño respiro con su aroma blues, esa armónica sucia y el delicado talento de la guitarra y el bajo jugueteando con una escala tan manida como adorable. El riff de Sweet sixteen vuelve a zambullirnos en el southern para girar en Bag Drag al hard rock grueso de la época, tema que os sonará a lo que Deep Purple fabricaba por entonces. El cierre con Mean night in Cleveland, acústica en mano, broche perfecto.

A partir de aquí la banda se acabó, pero merece la pena revisar cualquier de sus álbumes.

Cactus – Evil

 

Lo mejor de Carmine Appice

Carmine1

Lo mejor de Carmine Appice

Carmine Appice presume ser el batería más influyente de la historia del rock. Quizá exagere, la verdad, pero no cabe duda que a lo largo de su dilatada historia musical ha marcado una forma de tocar la batería genuina y transgresora. Más de cuarenta años de carrera musical le contemplan y el tipo sigue dando caña como el primer día.

Nacido en 1946, su primera banda profesional fueron los Vanilla Fudge, tremendo combo que debutó en 1967 con un disco de título homónimo. Mezcla de rock progresivo y psicodelia, la banda continuó hasta 1970 publicando cuatro álbumes más, entre ellos los geniales Renaissance y Near the beginning. La banda se hizo muy popular haciendo versiones extensas y con numerosos cambios de clásicos de la época entre los que mezclaban sus composiciones. Volvieron a mitad de los ochenta con poco éxito y en una gira de reunión hace unos años; todavía tocan ocasionalmente juntos.

Vanilla Fudge – Some velvet morning – 1969

Carmine y su compañero de grupo Tim Bogert decidieron formar una superbanda de hard rock a la que llamaron Cactus, junto al cantante Rusty Day y el guitarrista Jim McCarty. Dejaron de lado la psicodelia y el progresivo y se sacaron de la manga trallazos de hard rock, boogie y blues que incluía temazos como Patchman farm, Restrictions, Bad stuff, Evil o Long tall sally. Tras tres álbumes (el homónimo, un segundo titulado One way… or another y un tercero fabuloso Restrictions) la banda sustituyó al cantante y al guitarrista fichando a Pete French a la voz. El final Ot’n’sweaty dejó el listón bien alto y puso a Carmine otra vez a buscarse las lentejas. Cactus se reunió en 2006 para grabar un nuevo disco, sin demasiada fortuna, la verdad.

Cactus – No need to worry/Patchman farm 1970

Tras desbaratar la banda, Carmine y Bogert se unen a Jeff Beck durante un par de años en el proyecto BBA (Beck, Bogert & Appice). En 1973 editaron su único álbum en estudio y un directo. Después de un par de discos en la banda KGB, se unió en el año 1977 a la banda de Rod Stewart, con quien compartió sus años de mayor popularidad. Es responsable de componer el éxito más vendido del cantante, el pérfido Da ya think I’m sexy.

Beck, Bogert & Appice – Superstition

En 1982, después de un disco en solitario bastante insulso, se unió a la banda de Ted Nugent para grabar «Nugent». Duró poco y pasó otros seis meses girando con Ozzy Osbourne en el toru del Bark at the moon; aunque él no participó en el disco, se le ve en el vídeo del tema título. La segunda mitad de los ochenta Carmine dio una muestra de grandioso hard rock (lleno de la moda glam) con su proyecto King Kobra. Con los guitarras David Michael-Phillips y Mick Sweda y Mark Free a la voz publicaron dos pelotazos: Ready to strike (85) y Thrill of a lifetime (86). Aunque la historia continuó con cambio de miembros incluido, un par de años después todo se vino abajo y, de nuevo, este trotamundos del rock emigró a otro proyecto. Carmine reunió a King Kobra dos veces más, a principios de siglo y hace dos años, editando un más que aceptable álbum. No te pierdas el vídeo de la banda sonora Águilas de acero.

King Kobra – Hunger

El final de los ochenta y el cambio de década le pilló con John Sykes y Tony Franklin en Blue Murder, otra muestra de cómo hacer un gigatrón del hard rock. La historia se torció debido al poco éxito del proyecto y a mitad de los noventa nuestro protagonista se encontró sin banda que le quisiera. Se lio la manta a la cabeza e inventó Guitar Zeus, un proyecto mastodóntico donde comparte protagonismo con los mejores guitarristas. Hasta hoy ha publicado cinco volúmenes. El resto de la década de los noventa lo repartió entre colaboraciones, sobre todo con Mother Army y Pearl. El siglo XXI le tiene de revival en revival (Cactus, Vanilla Fudge, King Kobra) y en medio le gusta girar o grabar con su amigo Pat Travers. Por aquí le tuvimos colaborando con Javier Vargas. 

Disfruta de este tipo, único, icónico, un incansable trotamundos con un discografía al alcance de muy pocos.

Vargas, Bogert & Appice – Black night

BlueMurder – Valley of the kings

Guitar Zeus – Code 19 (con Zakk Wylde)

Rod Stewart – Da you thing I’m sexy?