Archivo de la etiqueta: Burning

Sexo en el Rock (17): caliente como un volcán

 En ocasiones nos sentimos excitados, nerviosos, inquietos, emocionados, insatisfechos. Nos sube la temperatura desde algún sitio interior ocupando todos los pensamientos. Lujuria, fuego, carne. Nos sentimos calientes. Muy calientes. Como un volcán a punto de estallar. Fiebre ardiente.

Y rebuscando canciones sobre el tema he descubierto que los años ochenta debieron ser muy “calurosos” y “febriles”. La selección de hoy se centra exclusivamente en el mal de amores de esa década. Así que acomódate en tu sitio y descubre qué artistas se ponen verriondos, tórridos, flamígeros.

Van Halen – Hot for teacher

El primero no podía ser otro que el más provocador y gigoló de toda la década de los ochenta. David Lee Roth se siente atraído por su nueva profesora, se pregunta porqué perdió tantas clases. Ahora quiere clases extras: “I brought my pencil/Gimme something to write on”. Está calentito y preparado para su lección… Del archifamoso 1984 del mismo año.

Burning – Una noche sin tí

Hasta los hombres más viriles tienen sus momentos de soledad y deseo.  “No puedo hablar con nadie y que se yo, si estoy tan solo, necesito tu amor”. Ni siquiera la música consigue traer el sueño. Del álbum Noches de rock&roll de 1984 (qué casualidad).

Bruce Springsteen – I’m on fire

Incluso el Boss sufre de calenturas hasta el punto de empapar sus sábanas blancas. “At night I wake up with the sheets soaking wet/(…)/only you can cool my desire/I’m on fire”. Corría el año 1984 (¿otra vez?) y el disco se titulaba Born in the U.S.A.

Foreigner – Urgent

Esta vez viajamos a 1981 (vaya con los ochenta) para escuchar del álbum 4 su primer single en estado emergencia: “I’m not looking for a love that will last/ I know what I need and I need it fast”. Si de calor y necesidad se trata, no hay nadie como Lou Gramm.

Sangre Azul – Sediento de sangre

Estos no se cortan. “Salvaje (salvaje) en la noche (en la noche)/Sediento (de sangre) Buscaré…/Mi víctima en la noche, un cuerpo de mujer”.  Si hay fiebre, hay que buscar la medicina. Parte de su debut, Obsesión, allá por 1987.

Judas Priest – Fever

Ni los más duros se escapan. El Metal God está solo en su cuarto, nervioso, porque siente un calor que no aplaca la noche. “Fever. You set my soul on fire/Fever. You fill me with desire”. Una fiebre llena de deseo y necesidad. Parte del álbum de 1982 Screaming for vengeance.

Mudhoney – Touch me I’m sick

La banda inspiradora de la generación grunge también pasó sus necesidades: “Wow! I won’t live long/And I’m full of rot/I’m gonna give you, girl/Everything I got”. Pasean con su calentura por el año 1988 en el primer single que grabaron para SubPop.

Twisted Sister – I’m so hot for you

No hace falta disimular, quererte igual no, pero te voy a dar todo lo que tengo: “Say I’m in love, babe, it’s much too soon/But you know I’d give you everything that I have”. Dee Snider no puede aguantar sus ganas, no te resistas, nena “I got to have you, girl, you know you’re driving me mad”. Del último coletazo de la banda, Love is for suckers, de 1987.

Barricada – Tan fácil

Abriendo su Pasión por el ruido de 1989, “El Drogas” confiesa su necesidad calenturienta tras una noche de consumos excesivos: “Echo en falta llegar detrás/agarrar tus tetas sin avisar/notar ese culo junto a mí/dejar caer mi lengua por tu espalda/¡Cómo me enseñaste a amar el vicio!”. A quién no le ha pasado.

Blue Oyster Cult – Burning for you

Aunque a veces las canciones admiten muchos significados, para mí es claro el de esta tonada del Fire of unknown origin de 1981, me quemo por tu culpa: “I’m burning for you(…)/Burn out the day/Burn out the night/I can’t see no reason to put up a fight/I’m living for giving the devil his due”.

 

Y aún hay más. De esta década y de cualquier época. Porque el rock es lo que tiene: a veces se gana, a veces se pierde. Pero siempre se cuenta (o se canta más bien). ¿Alguna sugerencia?

Por cierto, quizá estas fiebres se curen con estos doctores del amor y sus medicinas.

 

 

Algunos discos de AQUÍ que cumplen 30 años (2)

descarga

Algunos discos en español que cumplen 30 años (2)

Si en la anterior entrega de esta serie en la que recordamos algunos discos que llevan treinta años entre nosotros nos centrábamos en el heavy (pincha aquí para verla), hoy buscamos otra cara del dado roquero, la del rock más clásico, el rock urbano, el rock de influencias donde lo mismo escuchábamos un deje blues, que un toque cantautor, que una guitarra rolling, que un guitarrazo punkarra. De ese saco gigantesco, escogemos cuatro obras dispares pero con cierta relación entre sí. A disfrutar…

 

descarga

Barricada – Barrio conflictivo

Segundo álbum de los navarros, disco de gran cambio y clave en su trayectoria futura. La muerte de Mikel Astraín y la marcha de Sergio Osés dejó a Javier Hernández “Boni” (voz y guitarra) y a Enrique Villarreal “El Drogas” (voz y bajo) la tarea de tirar para adelante. Reclutaron a Alfredo Piedrafita (guitarra y voz) y a Fernando Coronado (batería) y grabaron Barrio conflictivo a las órdenes de Rosendo. Poco más de media hora y diez cortes completan un trabajo de tránsito donde destacan Callejón sin salida, clasicazo con enormes guitarras, la blusera Nacido en un tobogán o la imprescindible Pon esa música de nuevo, homenaje a su amigo caído. El tema del ama de casa decepcionada, a veces maltratada, reincidente en sus letras posteriores, aparece en Mañana será igual. La canción Lentejuelas (dicen las malas lenguas) está dedicada a Ramoncín. No de sus mejores obras pero un recuerdo interesante, un retazo de rock urbano de época.

 

 

Ramoncín – Como el fuego Ramoncín - Como el fuego

El álbum anterior al éxito masivo. Sexto disco en estudio de Ramoncín, grabado en los estudios británicos Ridge Farm, de los que hemos hablado aquí, con una producción bastante compacta que se aleja de la crudeza de los anteriores trabajos, buscando, quizá, un público más amplio. Contiene, sin embargo, temas roqueros como La cita, con un buen estribillo y un piano molón, o Tormenta en la carretera, sobre la constante rutina del artista (es curioso enfrentar la letra de esta canción a la (supuesta) dedicatoria de Barricada en Lentejuelas). Interesante historia de drogas titulada Polvo blanco. Junto con En el espejo o Ella es perversa, a rescatar de su discografía. Con Ramoncín sonaban Antonio Molina y Julio Strombaker a las guitarras, Cristóbal Delgado a los teclados, Miguel Sarrazín a la batería y Basilio Montes al bajo.


Burning - Hazme gritarBurning – Hazme gritar

La banda madrileña se despachó con un disco cargado de sus propios clichés, es decir, canciones de rock and roll con letras sobre chichas y fiesta mezcladas con baladas sobre desamor y abandono. No hay que despreciar el álbum, que, aunque flojo en su conjunto, en especial el sonido final, contiene joyas como No pares de gritar o Dieron las diez. Rock bailón en Déjate llevar o Entre tus brazos. Un poco de reflexión en Tiempo atrás (pocas bandas pueden presumir de hacer baladas tan sencillas y tan bien acabadas al mismo tiempo). Johnny Cifuentes, voz inconfundible, teclista, y el nunca suficientemente valorado Pepe Risi a las guitarras se lo montan junto a Miguel Slingluff al saxo, Esteban Cabezos al bajo y Arturo Terriza a la batería.

 

 

Rosendo – Loco por incordiar Rosendo loco por incordiar

El primero en solitario del maestro Rosendo, tal vez su mejor obra, quizá la más famosa. En cualquier caso, re-escribió las normas del rock urbano del que había sido adalid, tratándolo con mimo, introduciendo cuidados arreglos, jugando con el protagonismo de los teclados y currándose una elaborada producción en Alemania a cargo de Carlos Narcea. Curioso que no comandara su propio álbum mientras sí lo hizo con Barricada. Junto a Sergio Castillo a la batería, Tato Gómez al bajo y Andreas Schmidgen a los teclados, Rosendo graba algunos de sus imprescindibles, aún hoy, en directo, como Agradecido, Callejones, Loco por incordiar o Pan de higo. Me gustan, particularmente, ¡…y dale! o Corazón. Como anécdota, que une definitivamente a los protagonistas de hoy, Ramoncín colabora en la composición de dos temas. Todo queda en casa.

 

Sexo en el rock (4): por detrás te gusta más (sexo anal y rock)

Metal Ass

 

Sexo anal y rock: la otra vía del amor.

El lado oscuro del amor, el lado equivocado, fruto prohibido, prácticas de pervertidos, en fin, todo un mundo mítico alrededor de la penetración anal en el sexo. Nuestros muchachos de la música no le hacen ascos a nada y han dedicado muchas canciones al tema. Aquí seleccionamos unas cuantas. Pero hay muchas más… ¿de cuál te acuerdas?

Kiss – Nothing to lose

En su debut de 1974 intentaron perturbar las mentes con esta clara petición hacia su chica: prueba el otro camino, no tienes nada que perder. ¿Al final la chica se dejaría?

 

The Doors – Back door man

Qué directo comienza Jim Morrison: “soy el hombre de la puerta de atrás, los hombres no lo entienden pero las mujeres sí”.

 

Burning – No es extraño que estés loca por mí

La referencia es bastante explícita: “de rodillas ante mí, es como te gusta a ti; de rodillas por detrás es como te gusta más”.

 

Guns N’Roses – Anything goes 

Literalmente, el título se traduce como “todo vale”. Axl quiere probar: con los pantis por las rodillas, tu culo en ruinas, apretando y empujando. Un gran tema con una letra censurable…

 

Little Richards – Tutti Frutti

Increíble pero cierto. En 1955 Little Richards coló esta canción en todas las radios de los Estados Unidos con su extraña letra. Años después confesó que hablaba de sus relaciones con otros hombres y mujeres y su experiencia del sexo anal con ellos: retorció la letra para hacerla aceptable en la época. Un caso icónico.

 

Rolling Stones – Sparks will fly

En el álbum Voodoo Lounge colaron este tema en el que Mick afirma: “las chispas volarán cuando me ponga detrás de ti, te lo vas a encontrar, vas a gritar”.

 

El rock de la ciudad: 12 canciones sobre Madrid.

madrid-rock

El rock de la ciudad de Madrid.

Aprovechando que es feriado (o festivo, qué más da) en Madrid, celebrando el día de la Comunidad, le damos un repaso a algunas canciones sobre y alrededor de Madrid. Algunas las han compuesto ilustres habitantes de la misma, mientras otras reflejan la imagen que se llevan los visitantes, que vienen de paso, que prueban suerte, que se quedan durante tantos años y acaban absorbidos por la ciudad. Tenemos canciones que loan la urbe, que la aborrecen, que hablan de sus habitantes, de pérdidas y logros. Y, por supuesto, las canciones homenaje a los barrios más heavy de la city: Vallecas (Ramoncín, Topo), Hortaleza (Porretas), La Elipa (Burning) o Carabanchel (Rosendo, Leño).

Como siempre, dale al play y disfruta.

Leño – Este Madrid

Loquillo – En las calles de Madrid

Los Suaves – Mártires del rock and roll

La Fuga – Madrid

Sínkope – Y pare Madrid

Miguel Ríos – Madrid 1983

Quique González – Calles de Madrid

Burning – Jim Dinamita

Topo – Vallecas 1996

Porretas – Y aún arde Madrid

Barón Rojo – Pobre Madrid

Joaquín Sabina – Yo me bajo en Atocha

Burning – En directo – 1991

Burning

Burning – En directo – 1991

Yo estuve allí, en uno de los dos conciertos que en diciembre de 1990 fueron grabados para editar, meses después, este clásico del rock en español. Siempre se ha dicho que Burning fueron (son) una banda de directo, y cierto resulta al comparar el sonido de sus discos de estudio de los ochenta con los conciertos que se marcaban, tan bien reflejados en este En directo.

Como bien anticipa Johnny Cifuentes (piano y voz) al principio: bienvenidos a una larga noche de rock and roll. Junto al otro genio Pepe Risi (guitarra y voz), la banda se marca un extenso repertorio de veintinueve canciones que repasan lo mejor de su discografía (con atención a su reciente Regalos para mamá). En el escenario subían el volumen Jaime Asúa a la guitarra, Javier Mora a las teclas, Carlos Guardado al bajo, Nacho Blanco a la batera y Lorenzo Azcona al saxo.

Algunas de las versiones de este directo se han quedado como las definitivas, y, desde luego, muchas de ellas ganan a las versiones de estudio. Además, cuentan con invitados de lujo, como Loquillo cantando Jim Dinamita, Joaquín Sabina en Esto es un atraco (qué guapa) o Rosendo marcándose una guitarra genial en la recuperada Ginebra seca.

Incluye clásicos como ¿Qué hace una chica como tú en un sitio como este? (con Antonio Vega), No es extraño que tú estés loca por mí o Mueve tus caderas. También deja hueco a temas lentos, y ahí escuchamos Una noche sin ti o Como un huracán (con Los Secretos). Y no podía ser de otro modo: En directo cierra con la versión Burning de Johnny B. Goode.

Si lo conocías, vale la pena darle una nueva escucha. Si aún no habías llegado a Burning o a este directo, ya estás tardando: te hará feliz.

Burning – Una noche sin ti

Burning – Dieron las diez