Archivo de la etiqueta: Blue Murder

Canciones sobre el Antiguo Egipto

La magia y el misterio que aún hoy en día emanan las historias, las leyendas, los mitos del Antiguo Egipto resulta asombroso. Quizá sea la civilización cuya imagen más se ha difundido en el mundo occidental, con sus pirámides, sus faraones, sus dioses, sus jeroglíficos.

Esta magia, este misterio, ha inspirado a multitud de artistas a lo largo de los siglos. Y nuestros músicos no iban a ser menos, claro. En esta selección que aquí traemos aparece el faraón, el esclavo, la misma maldición personificada, el renacido, el condenado, el que huye.

Una maravillosa colección de canciones sobre el Antiguo Egipto y sus mitos.

Gamma Ray – Valley of the Kings

El dios que resurge de su tumba en el Valle de los Reyes para conquistar el mundo. Aparece en el EP de 1997 del mismo título.

Iceberg – Himno al sol

Los barceloneses Iceberg debutaron en 1975 con un álbum conceptual sobre el Antiguo Egipto con el nombre del faraón Tutankhamon. La obra utiliza las vivencias y miserias históricas para asociarlas a las vivencias de la suya, y aunque podríamos destacar cualquier tema, nos quedamos con este Himno al sol.

Nightwish – Sahara

La ira del faraón y una huída a través del desierto. Del álbum de 2007 Dark passion play.

Tierra Santa – La momia

En su Tierra de leyenda (2000) incluyeron la historia del faraón muerto que, convertido en momia, no se pudo salvar y está condenado a permanecer en su tumba para siempre.

Mercyful Fate – Curse of the pharaohs

King Diamond advirtiendo: «no rompas los sellos ni disturbes su paz» o te caerá la maldición de los faraones. La escuchamos en el álbum Melissa de 1983.

Zar – Cry of the Nile

En esta aventura que John Lawton se marcó en 1990 bajo el nombre de Zar y titulada Live your life, incluyeron un homenaje a los esclavos que levantaron las pirámides: «Ten thousand gave their blood/to realize a dream/enslaved with a broken will/to build the palace of the king». Una joyita.

Metallica – Creeping death

La décima plaga de Egipto hecha música. James Hetfield es la muerte que se arrastra para acabar con los primogénitos del faraón. Single editado en 1984 que forma parte del álbum Ride the lightning.

Therion – In the deser of Set

Un canto al dios del desierto, del caos, de la sequía: «in the deser of Set/the seeds of Pandemonium lie/the darkened paradise/under the sand/await to rise». Parte del discazo Theli de 1996. El propio Seth aparece en la portada (fea) del disco.

Iron Maiden – Powerslave

El tema que da título al disco de 1984 nos cuenta en primera persona la impotencia y el lamento del faraón en el momento de su muerte, cómo se resiste a ser un esclavo del poder de la muerte y amenaza con esperar el paso de los siglos para emerger de nuevo de su tumba.

Dio – Egypt (the chains are on)

Del mismo año, 1984, también otro lamento, pero esta vez del esclavo que vive con las cadenas puestas y solo desea que su día se acabe. Pertenece al álbum The last in line.

Nile – Those whom the gods detest

Una banda de death metal que dedica toda su música a narrar historias ambientadas en el Antiguo Egipto. Y con asombrosos resultados. Este tema que traemos, del álbum de igual título, editado en 2009, pone voz al impenitente, al blasfemo, al que ofende a los dioses.

Perseveranth – Pirámide

Una canción de 2017 por una banda de Álava en su disco debut Creador. El nacimiento de un nuevo dios, inmortal, que resucita de su pirámide para combatir a sus enemigos.

Barclays James Harvest – Ra

En el álbum de 1976 titulado Octoberon escuchamos esta oda al nacimiento del dios Ra: «God of old now broken and defaced/punish all who’ve fallen from your grace».

Blue Murder – Valley of the Kings

«In a distant place in time a pharaoh wandered/In his mind he could see a kingdom with this king». En su debut, los muchachos de John Sykes nos cuentan cómo fue construido el Valle de los Reyes con el esfuerzo y la sangre de los esclavos: «It was built with flesh and blood/It wasn’t built by any God/Feel the kiss on the wind/And the blood on the sand». Se editó como single del álbum homónimo de 1989.

Anuncio publicitario

Lo mejor de Carmine Appice

Carmine1

Lo mejor de Carmine Appice

Carmine Appice presume ser el batería más influyente de la historia del rock. Quizá exagere, la verdad, pero no cabe duda que a lo largo de su dilatada historia musical ha marcado una forma de tocar la batería genuina y transgresora. Más de cuarenta años de carrera musical le contemplan y el tipo sigue dando caña como el primer día.

Nacido en 1946, su primera banda profesional fueron los Vanilla Fudge, tremendo combo que debutó en 1967 con un disco de título homónimo. Mezcla de rock progresivo y psicodelia, la banda continuó hasta 1970 publicando cuatro álbumes más, entre ellos los geniales Renaissance y Near the beginning. La banda se hizo muy popular haciendo versiones extensas y con numerosos cambios de clásicos de la época entre los que mezclaban sus composiciones. Volvieron a mitad de los ochenta con poco éxito y en una gira de reunión hace unos años; todavía tocan ocasionalmente juntos.

Vanilla Fudge – Some velvet morning – 1969

Carmine y su compañero de grupo Tim Bogert decidieron formar una superbanda de hard rock a la que llamaron Cactus, junto al cantante Rusty Day y el guitarrista Jim McCarty. Dejaron de lado la psicodelia y el progresivo y se sacaron de la manga trallazos de hard rock, boogie y blues que incluía temazos como Patchman farm, Restrictions, Bad stuff, Evil o Long tall sally. Tras tres álbumes (el homónimo, un segundo titulado One way… or another y un tercero fabuloso Restrictions) la banda sustituyó al cantante y al guitarrista fichando a Pete French a la voz. El final Ot’n’sweaty dejó el listón bien alto y puso a Carmine otra vez a buscarse las lentejas. Cactus se reunió en 2006 para grabar un nuevo disco, sin demasiada fortuna, la verdad.

Cactus – No need to worry/Patchman farm 1970

Tras desbaratar la banda, Carmine y Bogert se unen a Jeff Beck durante un par de años en el proyecto BBA (Beck, Bogert & Appice). En 1973 editaron su único álbum en estudio y un directo. Después de un par de discos en la banda KGB, se unió en el año 1977 a la banda de Rod Stewart, con quien compartió sus años de mayor popularidad. Es responsable de componer el éxito más vendido del cantante, el pérfido Da ya think I’m sexy.

Beck, Bogert & Appice – Superstition

En 1982, después de un disco en solitario bastante insulso, se unió a la banda de Ted Nugent para grabar «Nugent». Duró poco y pasó otros seis meses girando con Ozzy Osbourne en el toru del Bark at the moon; aunque él no participó en el disco, se le ve en el vídeo del tema título. La segunda mitad de los ochenta Carmine dio una muestra de grandioso hard rock (lleno de la moda glam) con su proyecto King Kobra. Con los guitarras David Michael-Phillips y Mick Sweda y Mark Free a la voz publicaron dos pelotazos: Ready to strike (85) y Thrill of a lifetime (86). Aunque la historia continuó con cambio de miembros incluido, un par de años después todo se vino abajo y, de nuevo, este trotamundos del rock emigró a otro proyecto. Carmine reunió a King Kobra dos veces más, a principios de siglo y hace dos años, editando un más que aceptable álbum. No te pierdas el vídeo de la banda sonora Águilas de acero.

King Kobra – Hunger

El final de los ochenta y el cambio de década le pilló con John Sykes y Tony Franklin en Blue Murder, otra muestra de cómo hacer un gigatrón del hard rock. La historia se torció debido al poco éxito del proyecto y a mitad de los noventa nuestro protagonista se encontró sin banda que le quisiera. Se lio la manta a la cabeza e inventó Guitar Zeus, un proyecto mastodóntico donde comparte protagonismo con los mejores guitarristas. Hasta hoy ha publicado cinco volúmenes. El resto de la década de los noventa lo repartió entre colaboraciones, sobre todo con Mother Army y Pearl. El siglo XXI le tiene de revival en revival (Cactus, Vanilla Fudge, King Kobra) y en medio le gusta girar o grabar con su amigo Pat Travers. Por aquí le tuvimos colaborando con Javier Vargas. 

Disfruta de este tipo, único, icónico, un incansable trotamundos con un discografía al alcance de muy pocos.

Vargas, Bogert & Appice – Black night

BlueMurder – Valley of the kings

Guitar Zeus – Code 19 (con Zakk Wylde)

Rod Stewart – Da you thing I’m sexy?