Archivo de la categoría: Lugares míticos

Lo más visto en 2015

descarga (1)

 

Ya van cuatro añazos desde que rockologia.com se puso en marcha. Entonces nos leían cuatro gatos al mes, poco después cuatro gatos a la semana y, por fin, nos leéis cuatro gatos al día… Avanzando en esto del multiverso roquero. Para los aficionados a pasearse por aquí y para todos aquellos y aquellas que sentís curiosidad, sin más, por saber de qué vamos por este espacio, un resumen de lo más visitado del año 2015.

Los viejos roqueros nunca mueren (aunque lo parezca).

Hay artículos alzados en el top gracias a la constante consulta, textos que aguantan temporada tras temporada en el top.

  1. Las mejores canciones de Testament
  2. Las portadas de Judas Priest
  3. Eric Clapton: sus mejores composiciones
  4. Las bandas de Steve Vai
  5. Bandas tributo femeninas

 

Las historias más (o menos) interesantes de (nuestra personal) Historia del Rock.

Tal como nosotros lo vemos, lo interpretamos o nos lo creemos. Algunas curiosidades llenas de rocanrol.

  1. Suicidas del rock: músicos que se quitaron la vida
  2. Rock y poesía. Diez poemas pasados por la guitarra
  3. Canciones sobre mujeres gordas (en el rock)
  4. Las mejores colaboraciones de Aurora Beltrán
  5. ¿Y si… Eddie Van Halen se hubiera unido a KISS?

 

Las novedades del año (discos nuevos y buenos).

Esto es lo más visitado de las novedades de este año pasado (y un poco del anterior). Rock de por aquí, ya sabes…

  1. Eldorado – Karma generator
  2. Gritando en Silencio – La Edad de Mierda
  3. Los Brazos – Más gas
  4. Algunos discos que sigo escuchando (4)
  5. Algunos discos que sigo escuchando (6)

 

Y, claro, nuestra sección dedicada al sexo en la música.

Una de las categorías más vistas en rockologia.com es la dedicada a la música comprometida… con el sexo en cualquiera de sus variedades.

  1. Sexo en el rock (1): esto está chupado (sexo oral y rock)
  2. Sexo en el rock (8): la primera vez (first cut is the deepest)
  3. Sexo en el rock (4): por detrás me gusta más (sexo anal y rock)
  4. Sexo en el rock (7): quedarse a medias (finish what ya started)
  5. Sexo en el rock (2): donde comen dos comen tres (tríos y rock)

 

Para acabar, aquellos artículos poco visitados pero muy queridos por nosotros (no pasa nada, ahora puedes leerlos).

  1. Phil Lynnot meets Gary Moore: sus mejores canciones
  2. Blues para novatos (1): Elmore James
  3. Lo mejor de Carmine Appice
  4. Written by Jack Ponti
  5. ¿Y si… David Coverdale se hubiera unido a Michael Schenker?

 

images

 

Los estudios Ridge Farm

home-page-main-image2

Los Ridge Farm Studios

En una zona perdida de la campiña inglesa, allá por Rusper, a un habilidoso hombre de negocios llamado Frank Andrews se le ocurrió alquilar una vieja villa del siglo XVII a amigos del negocio musical. La idea inicial para hacer dinero era atraer a grupos que necesitaran espacio y tiempo para componer o ensayar. Se habilitó un ala del palacete para poder acoger a un grupo de rock. Algunas bandas comenzaron a llevar unidades móviles para recoger su trabajo, que muchas veces fue editado tal cual.

El abispado Andrews se puso de acuerdo con un ingeniero de sonido, Keith Slaughter, para insonorizar un salón grande y equiparlo con lo mejorcito en sistemas de grabación. Así, a partir de 1978 nacieron los Ridge Farm Studios y perduraron, con diferentes actualizaciones, hasta el año 2002. Hoy en día puedes celebrar una boda o un evento de empresa, pero siguen conservando parte de las instalaciones de audio: además de disfrutar con una visita temática puedes escuchar la música que allí se grabó en uno de los equipos originales.

Muchos grupos han dejado su buen hacer entre estas paredes, atraídos por el silencio y la vida de lujo (incluida en el precio). Quizá el que más fama le dio fue Ozzy Osbourne, quien grabó sus tres primeros largos a las órdenes de Max Norman. Los increíbles Blizzard of Ozz, Diary of a Madman y Bark at the moon.

Ozzy Osbourne – Diary of a Madman

Muchos otros locos de nuestro rollo se lanzaron a usar este paraíso: David Coverdale con sus Whitesnake grabó Ready’n’Willing, Michael Schenker su Built to destroy, Y&T el fenomenal Black Tiger… Y una lista tan larga que no nos cabe en esta entrada (pero puedes consultarla en este enlace).

Yo, como recuerdo, dejo algunos temas que me encantan y que disfruto gracias al señor Andrews y su amor a la música… y al dinero.

Michael Schenker Group – Captain Nemo

Whitesnake – Fool for your lovin’

Pearl Jam – Alive

Y&T – Forever

El castillo de Clearwell

Clearwell-Castle

El castillo de Clearwell en Gloucestershire

¿Un castillo en medio de una campiña inglesa entre bosques? ¿Qué tiene que ve esto con los lugares míticos del rock? Pues tiene que ver con la historia de esta mole de piedra en los años setenta.

La vivienda, tal como la vemos hoy, se construyó a principios del siglo XX y permaneció abandonada hasta que la familia Yates la reformó después de la Segunda Guerra Mundial. A principios de los setenta, los propietarios, necesitados de dinero, construyeron un estudio de grabación y una sala de ensayos en los sótanos, junto a las mazmorras, y comenzaron a alquilarlo a las bandas de rock. Y es que en esa época todos los grupos huían de sus ambientes habituales, los estudios o las salas de ensayo urbanas, buscando la inspiración… bueno, y tratando de minimizar su acceso a sustancias ilegales.

Black Sabbath – Sabbath bloody sabbath

Los primeros clientes fueron Black Sabbath. El propio Geezer recuerda los ensayos en las mazmorras y los fantasmas que habitaban el castillo, aunque quizá los treinta gramos de cocaína que el grupo consumía a diario tuvieran algo que ver. En cualquier caso, en esas mazmorras surgió el famoso riff de Sabbath bloody sabbath y la composición del álbum del mismo título.

Unos meses después, unos remozados Deep Purple (con Coverdale y Hughes) ocuparon el mismo espacio y crearon la música de Burn. Sí, efectivamente, Mistreated creció entre estos muros. La banda grabó después el álbum en Montreaux, con la Rolling Stones Mobile Studio.

Deep`Purple – Mistreated

Peter Frampton compuso en 1975 su álbum Frampton y los propios Led Zeppelin se retiraron en una época de excesos por parte de Page con la heroína y Bonzo con el alcohol para componer buena parte de su In through the out door antes de viajar a Suecia  para su grabación. Fue base habitual de Whitesnake en los primeros ochentea y Bad Company o Mott the Hople también pasaron sus buenos ratos entre estos muros.

La moda decayó a mitad de los ochenta y el negocio de los estudios en las campiñas se echó a perder. Actualmente, el castillo de Clearwell es un hermoso enclave donde celebrar un boda por todo lo alto. Si alguna vez os apetece visitar el sitio, nada mejor para dormir que el The Rock B&B en Coleford.

The Rolling Stones Mobile Studios

Rollin Stones Mobile Studio

The Rolling Stones Mobile Studios

Parece increíble la cantidad de fabulosos álbumes que se han grabado gracias al estudio móvil que los Rolling Stones se fabricaron a finales de los sesenta. Hartos de depender de un horario de trabajo fijo (madrugar, pasar el día grabando, ¡uff!), deciden montar una mesa de grabación en una furgoneta y aparcarla en la casa de Mick. La cosa les gustó y decidieron encargar a la puntera empresa Helios Electronics la primera versión móvil de un estudio de grabación.

Rolling Stones – Brown sugar

 

Aunque originariamente iba a ser utilizada por la propia banda, pronto se corrió la voz y cualquiera que pasara por los mismos problemas que los Stones (¡esos horarios de oficina!) se la alquilaba. Además, se popularizó para la grabación de eventos en vivo, como conciertos o documentales, gracias a su flexibilidad y a la calidad del resultado final.

Agárrate: Led Zeppelin (III, IV), Santana (Moonflower), Deep Purple (Machine head, Burn), Dire Straits (Alchemy live), Fleetwood Mac (Penguin), Iron Maiden (No prayer for the dying), Status Quo (Live!) y los propios Rolling Stones (Sticky fingers, Exile on Mane St.)

Led Zeppelin – Rock n roll

 

Deep Purple – Space truckin’

 

En pocos años se convirtió en uno de los cacharros más modernos, el primer dieciséis pistas, después veinticuatro… Durante los setenta fue un referente. Con los ochenta, la unidad perdió credibilidad comercial (o algo así); ya no hacía falta grabar en primeras tomas, los productores preferían re-elaborar el producto, aparecieron los ingenieros para hacer los remixes necesarios, las mesas de grabación ganaban en calidad y perdían en tamaño… El mercado ya no necesitaba un estudio móvil y comenzó a utilizarse como un lujo o una extravagancia.

Status Quo – Roll over, lay down

 

Iron Maiden – Bring your daughter… to the slaughter

 

Tras pasar de mano en mano, acabó en el año 2000 en el National Music Centre de Calgary, Alberta, Canadá.

Rolling Stones MobileNow