siniestro-total-2En los ochenta (y más allá) estos tipos marcaron un estilo de hacer música (todo lo que se pudiera mezclar: rock, swing, punk, balada melódica, folk local) inteligente, sencillo, divertido, juguetón, unas veces emblemático y otras algo casposo, pero, desde luego, construyeron un buen puñado de canciones fabulosas. Dos monstruos como Julián Hernández y Miguel Costas no pueden dejarte indiferente. Entre sus virtudes, regenerar temas de otros en clave Siniestro, dotarles de personalidad nueva con unas letras matadoras. Aquí nuestro pequeño homenaje. Aún hay más…

Corta o pelo, landrú (1987)

Genial versión del Sunshine of your love que hicieran popular Cream (1967). Acompañó al single Diga qué le debo, adelanto del álbum De hoy no pasa.

Hoy voy a asesinarte (1982)

Con Germán Coppini a la voz, marcan una irreverente (hoy probablemente censurada) versión de Life and soul of the party, que tanto Mally Page como Petula Clark grabaron como single en 1966.

Rock en Samil (1985)

Versión del Rockaway beach de The Ramones. En estudio aparece en Bailaré sobre tu tumba y una estupenda en directo en Ante todo mucha calma (1992). Los neoyorquinos la grabaron en su Rocket to Russia de 1977. “Olas en el mar y en el Sony radio popular”.

Miña terra galega (1984)

Si Lynnyrd Skynnyrd tienen Sweet home Alabama, los Siniestro Total tienen su tierra gallega. Aparece en Menos mal que nos queda Portugal. La original, de 1974, en el álbum Second coming.

Luna sobre Marín (Pontevedra) (1983)

Del tema Moon over Marin de Dead Kennedys (Plastic surgery disasters, 1982) se curran esta versión homenajeando la “otra” luna del “otro” Marin, el de Pontevedra, no el de California. Cara b del sencillo No somos de Monforte.

Somos Siniestro Total (1990)

Reivindicación o autoafirmación del grupo sobre la composición Highway to hell de AC/DC, aparecida la original en el disco homónimo en 1979 (último con Bon Scott a la voz) y la cover en el álbum En bpeneficio de todos. “Las mujeres y los músicos primero, y los niños al final con una piedra al cuello”

Emilio Cao (1982)

En este caso cogen un clásico, David Watts de The Kinks (1967), que tocaban en sus primeros días. La grabaron en las sesiones de ¿Cuándo se come aquí? (en cuya re-edición de 2002 la encontramos) y la recuperaron en directo formando parte de Bailaré sobre tu tumba.

Vamos muy bien (1992)

Del directo Ante todo mucha calma cogemos esta original de Obús apenas unos años antes, 1984, en el álbum El que más. La versión definitiva.