Algunos discos que sigo escuchando (5)

untitled-8

Algunos discos que sigo escuchando (5)

Desempolvamos, de vez en cuando, la discoteca física y virtual para compartir esos álbumes que se nos quedan enganchados con el paso del tiempo. Música más o menos famosa donde recrearnos con la variedad del rock en español. Esta vez, traemos cuatro propuestas heterogéneas, para todo tipo de paladares.

 

tako-lcv-portadaTako – Las campanas de la vergüenza

Da gusto pinchar siempre un disco de Tako, uno de los grupos a los que más cariño profeso. En Las campanas de la vergüenza entregaron una colección de canciones de lo mejorcito de su discografía, lo que tras veintitantos años en los escenarios resultan palabras mayores. La producción de Daniel Alcover, excelente. Canciones como 2007, El alma atada, La tienda o Palomas de cartón mezclan esas melodías pegajosas, esos ritmos rocanroleros, esa forma de conseguir una buena mezcla entre armonías de guitarras y voz.  Estructura clásica, con puentes y estribillos pensados y algunos pasajes de guitarra geniales. Letras para escuchar con tranquilidad en Llueve en el sur, Palomas de cartón o El tío Tufo. Registraron las diez canciones Mariano Gil “Rones” a la voz y la guitarra, Íñigo Zubizarreta a la guitarra solista, Teto Viejo en la batería, Nacho Jiménez con las teclas y Fernando Mainer al bajo. Imprescindible en cualquier discografía roquera que se precie.

Miss Octubre – Día 1 Miss Octubre

Tengo debilidad por la voz de Lilith (Agnes Castaño), su forma de frasear, de rasgar las melodías, la intensidad con que interpreta manteniendo el control del tema. Si, además, ponemos a componer y a meter guitarras a un monstruo como Alfredo Piedrafita, la mezcla solo puede ser rocanrol sucio y ruidoso. Porque de eso se nutren las canciones de Día 1. La comercialidad bien entendida de 15, tensa balada, o Prisionero se mezcla con el rock compacto de Miss Octubre, Rojo oscuro o Mundo enfermo, rebeliones sonoras que por sí mismas ya justifican tener este álbum. Iker Piedrafita, en las guitarras y la producción, le da un toque moderno al sonido, esta vez bien conseguido. Juegan en varias ligas al meter temas diferentes, cambiando el registro anterior. Así Fuego frío o Tú siempre ganas (balada cantada por Alfredo) al final del álbum sientan muy bien, desahogan el conjunto. La batería  de Sergio Izquierdo y el bajo de Rafa Martínez. Si te lo saltaste en su día, buen momento para darle un par de vueltas.

 

 

Cronometrobudu - amagiCronómetrobudú – Ama-Gi

Lo que más me gusta de este disco es la mezcla algo excéntrica de sonoridades, los saltos de estilo en un mismo tema, pero todo queda, curioso, bien ensamblado: base rítmica, guitarras y violín todos a una, todos buscando su hueco. Un estilo peculiar, para bien y para mal, donde las buenas letras y las melodías de los estribillos ganan con las escuchas. De cero, Soy yo, David (brutal guitarreo) o Ama-Gi son ejemplos estupendos de Cronómetrobudú, creando temazos sobre una base rock-metal que aliñan con otros estilos en total libertad. La guitarra de Codo a codo se ensambla muy bien con la melodía del violín y de diez en Mi vida sin mí, de lo mejor del disco, con toque flamenco. Como curiosidad, meten un tema en japonés, ahí es nada. Grabaron Ama-Gi: a la batería, Roberto de Vega, al bajo, Pablo González, a las guitarras, David Sendino, al violín eléctrico, Oscar Calvo, a la voz, Javier Castro. Un grupo de burgos que tienen más éxito fuera que dentro de nuestras fronteras. Eso hay que remediarlo.


Dirección Prohibida

Dirección Prohibida – Cimientos de hueso y barro 

Nunca acabo de sorprenderme de la calidad que últimamente atesora el rock en español. Todos los años me recreo con gran cantidad de discos, y es un placer venir a esta sección y re-escuchar trabajos como este de Dirección Prohibida, grupo alicantino (casi) desconocido. Debo recomendar este Cimientos de hueso y barro por calidad, composición y entrega. Las guitarras de Cuentas mis sentidos y Como el trigo, rock directo sin renunciar a la melodía. Buen fraseo en Una historia en vuestras manos. Una balada lograda con Kutxi Romero de título La de cerrar los bailes. El crescendo de No seré más me encanta. Buen conjunto, con algún punto flojo, pero que mantiene el tipo. La banda la componen Jero (Jesús Lorenzo) a la voz y la guitarra, Pablo Marcos como guitarra principal, Víctor Sala a la batería (ojito al trabajo de este tipo) y Joserra Mora al bajo. Sin sorpresas, pero adictivo. Bonita portada.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s