Blues para novatos (4): Muddy Waters

Muddy Waters

Blues para novatos: Muddy Waters

Cuando McKinley Morganfield nació en 1913 en Mississippi no podían imaginar todos los que allí estaban que sería uno de los más grandes intérpretes de la música del siglo XX. A los tres años falleció su madre y viajó a los campos de un pequeño pueblo a vivir con su abuela, donde la vida rural de la recolección impregnó sus primeros años de vida. Su abuela le apodó Mud y sus amigos añadieron el Waters: nacía Muddy Waters soplando una armónica. Al poco comenzó a cantar y a tocar la guitarra como sus ídolos Robert Johnson y Son House, cobrando 50 céntimos por noche.

Hasta 1941 no hizo sus primeras grabaciones. Alan Lomax y Jon Work andaban buscando artistas locales que grabaran clásicos para los fondos de la Biblioteca del Congreso, y encontraron a Muddy en la plantación donde trabajaba. Sin embargo, no logró hasta después de la Segunda Guerra Mundial, y tras mudarse a Chicago, llamar la atención del público, sobre todo tras la transformación del sello Aristocrat, con el que grababa, en la mítica Chess. Con los hermanos Leonard y Phil Chess encontró la gloria. En los primeros cincuentas, con Wllie Dixon componiendo con él y tocando el bajo, Otis Spann al piano, Marion Jacobs en la armónica, Jimmy Rogers en la guitarra y Elgar Edmonds en la batería, la Muddy Waters’ Blues Band creó un repertorio imbatible que le granjeó la fama a ambos lados del Atlántico: Mannish boy, Gypsy woman, I’m your hoochie coochie man, Rollin’ and trumblin o Got my mojo working son algunos ejemplos.

En 1958 se convirtieron en el fogonazo que catapultó los siguientes años del blues británico, hasta el punto de dar nombre una canción suya a uno de los más famosos: The Rolling Stones. Gente como Eric Clapton, The Yardbirds, John Mayall, Greatful Dead, John Lennon o Led Zeppelin le tienen entre sus primeras influencias.

Tras unos años menos inspirados, volvió con fuerza a mitad de los setenta de la mano de Johnny Winter, llevándose halagos, ventas y premios por doquier. No en vano realizó algunos de sus mejores trabajos, increíble. Aguantó el tipo hasta un año antes de su muerte, 1983, de un ataque al corazón.

Genio transversal que arrastró al blues por los fangos de blancos y negros, de artistas eléctricos y acústicos, por lo rural y lo urbano, por ambas orillas del Atlántico, aquí nuestra pequeña selección . Disfrutadla.

 

Muddy Waters – Got my mojo working

 

Muddy Waters – Mannish boy

 

Muddy Waters –  I feel like going home

 

Muddy Waters – I’m your hoochie coochie man

 

Muddy Waters – Gypsy woman

Anuncios

4 pensamientos en “Blues para novatos (4): Muddy Waters”

  1. Un grande del blues Muddy Waters, genial selección la que has hecho de sus canciones más famosas. Tenía un sonido inconfundible y muy personal y eso era lo que lo hacía especial su música. Me ha gustado mucho esta entrada. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s