Y&T – Earthshaker – 1981

MI0001949559

Earthshaker es el tercer largo del grupo, primero en el que acortan su nombre (Yesterday And Today, Y&T), primero con la compañía A&M Records, primero de sus años dorados, de sus grandes clásicos (Black tiger, en 1982, Meanstrick, en 1983). Un disco imprescindible para cualquier amante del rock. Y si nunca has oído hablar de estos tipos, el mejor modo de entrar en su mundo sonoro.

La banda estaba formada por Dave Meniketti a la guitarra y la voz principal, Joey Alves como segundo guitarra, Phil Kennemore al bajo y las voces (canta como solista en un corte) y Leonard Haze a la batería. Entre los cuatro firman la autoría de los diez temas del álbum, ayudados en ocasiones por la pareja de productores, Bob Shulman y David Sieff.

MI0001343798

Habían grabado dos álbumes para la compañía London (con el nombre de Yesterday And Today), Yesterday & Today (1976) y Stuck down (1978). La compañía decidió cambiar de rumbo y les dejó libres. Casi dos años les costó firmar con A&M. Meniketti contaba: «Yo contrataba nuestros conciertos, pero si me hablas de los sellos, ahí sí que no tenía medio de llegar». Un nuevo manager y una maqueta grabada como prueba acabaron con la firma del nuevo contrato. Cuando entraron en el estudio The Automatt algunas de las composiciones habían formado parte de su repertorio durante más de un año. A pesar de estar preparados, la grabación no fue cómoda. Por un lado, las imposición de los productores chocaron con sus propias pretensiones y, por otro, sufrieron un baile de ingenieros, también en continuas disputas con Shulman y Sieff. Lo mezclaron en Mediasound, (por entonces) el más moderno estudio de Nueva York, donde Harvey Goldberg hizo maravillas.

Otra curiosidad del álbum es el título: sonaba bien, sin más. Y coincide con una canción de su debut. No querían destacar ningún corte, darles a todos el mismo peso. La portada la diseñó Norman Moore, sin mucha relación con la banda o el título elegido.

Earthshaker triunfó en el Reino Unido, quizá por su similitud sonora a aquello que estaba explotando entonces, la NWOBHM. En el resto de Europa funcionó muy bien creando una base iniciática de fans para el futuro. En Estados Unidos, en cambio, no acabó de arrancar, salvo en algunas zonas del país, California principalmente.

Hay dos canciones que destacan un poco por encima de las demás, una cerrando la cara A y otra la cara B. Rescue me comienza con unas acústicas calmas, un punteo que anticipa la eléctrica, sigue la voz, un momento de silencio y estalla el grupo, manejando el tempo a la perfección; excelente balada donde la melodía vocal, el estribillo y la guitarra son de diez. Qué fuerza, qué energía. No menos emocionante, los siete minutazos de I believe in you nos desgarran con una de las mejores interpretaciones de la discografía de Y&T. Meneketti está metido en su papel cuando canta y presenta unos punteos extraordinarios; otro gran estribillo, sencillo pero con gancho, buenas armonías. Un tema atemporal: si no te emociona háztelo mirar (y qué final…).

A lo largo de los poco más de cuarenta minutos la banda se mueve entre el hard más rápido, ese rollo de heavy británico y ritmos (casi) bailables. Hurricane, podría ponerse de modelo de heavy rock «a la americana», tanto por esas rápidas y potentes guitarras como por lo acertado de la composición, un himno metálico de los primeros ochenta. En Squeeze, donde Kennemore hace la voz principal, las guitarras se vuelven locas, infernal, hermano loco de Knock you out, otro ejemplo de cómo hacer un rápido rocanrol sin perder un ápice de emotividad. Hungry for rock y Shake it loose (esa intro guapa) juegan más bien con un ritmo pegajoso, riffs de guitarra cortantes y estribillos comerciales, con una batería aplastante. Y un pequeño aparte para otro de mis temas favoritos, Dirty girl: Meniketti desnuda sus influencias bluseras en cinco minutos, tanto en las melodías, como en la interpretación a la guitarra: un metal del Delta, un cantante sufriente, una guitarra arrastrada, un punteo sentido, una genial canción.

Quizá sea el mejor, quizá no, de toda su discografía, pero, en cualquier caso, un álbum imprescindible en una época de grandes grupos y grandes discos. El primer ladrillo de una discografía imprescindible.

Anuncio publicitario

3 comentarios en “Y&T – Earthshaker – 1981”

  1. Recuerdo cuando hice mi lista de discos de este año y comentaste que ibas escribir algo sobre el. Un discazo aunque me quedo con Black Tiger y Meanstreak. Eso si, I belive in you un temazo y Meniketti un cantante guitarrista excepcional.
    Un saludo y aprovecho para recordarte si quieres participa con tus cinco canciones especiales en tu vida, esas que te cambiaron la vida.

  2. Meniketti es que tiene una voz flipante. Buena trilogía de discos de Yesterday and Today de principios de los ochenta. Ese Hard duro, casi Heavy en ocasiones con las guitarras, sinónimo de garantía y calidad.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s