Scorpions – Love at first sting – 1984

Scorpions – Love at first sting – 1984

Tras el éxito de Blackout y su posterior gira, Scorpions se metió de lleno en el proceso de composición y grabación de un nuevo álbum. La presión de la compañía de discos y de la propia banda iba en aumento. Necesitaban el salto definitivo, el pelotazo que conquistara el trono yanqui. Así que ocuparon buena parte de 1983 y parte de 1984 a componer Love at fist sting, su álbum más vendido, el cancionero que les aupó a lo más alto de las listas de todo el mundo.

Scorpions lo conformaban Klaus Maine a la voz, Rudolf Schenker y Matthias Jabb a las guitarras, Herman Rarebell a la batería y Francis Buchholz al bajo. Con la producción del eterno Dieter Dierks.

El sonido general se vuelve más simple y directo, muy limpio, con presencia de riffs geniales de guitarra, estribillos simples pero pegajosos y arreglos pensados para las radiofórmulas y la MTV. Todo, con un dominio y una genialidad sin par. En fin, uno de sus mejores trabajos y de lo mejorcito de aquel año. Una canción como Rock you like a hurricane resume esta idea. Comienzo con la guitarra enseñando la melodía principal, doble guitarra, batería y a reventar; buenas armonías, voces precisas y una letra simple, fácil de recordar, pero con una construcción fabulosa.

Scorpions – Rock you like a hurricane 

En Bad boys running wild tenemos un ejemplo del heavy rock de la primera mitad de los ochenta. Guitarra cortante, voz melódica, letra oscura y buen solo y ¡qué estribillo! En la misma línea, Big city nights pasa por ser el single perfecto: Klaus, perfecto, la sección rítmica, perfecta, las líneas de guitarra, perfectas, y el solo, puro Van Halen. Otros temas que te hacen roquear son I’m leaving you (de línea similar a lo que hicieron en Blackout) y The same thrill (la más rápida del álbum).

Scorpions – Big city nights

Hay hueco para intentar otras cosas. El caso de Crossfire en el que la batería redobla a ritmo militar y la guitarra, distorsionada, planea en segundo plano, dejando el resto del protagonismo a una letra repetitiva con la que Klaus canta un alegato en contra de la guerra; la parte del solo con las voces en primer plano, impresionante. Otra curiosidad es Coming home: comienzo con acústicas y un sintetizador, crece como una balada hasta que rompen las eléctricas y la batería para recrear la canción de nuevo, acelerándonos.

Pero sin duda, la estrella del álbum, el tema eterno que lo hace único, se titula Still loving you. ¿Qué decir a estas alturas de esta genialidad? Cierto que utilizan recursos de baladas anteriores (Holiday, por ejemplo) pero los perfecciona y engrandece. El tema bandera, el más conocido de Scorpions. Estructura compleja, tema que crece poco a poco hasta el Apocalipsis final, con uno de los solos geniales de Rudolf.

Scorpions – Still loving you

Su publicación en mayo de 1984 fue todo un acontecimiento. En apenas seis meses despachó dos millones de copias en Estados Unidos y alguna más en el resto del planeta. La gira siguiente duró casi dos años e incluyó la publicación de su segundo directo World Wide Live (ya hablaremos de él otro día). Llenaron tres noches seguidas el Madison Square Garden y sus teloneros os sonarán: Bon Jovi, Metallica, Def Leppard. Casi nada.

Anuncios

Un pensamiento en “Scorpions – Love at first sting – 1984”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s